sábado, 14 de julio de 2012

"SIN ESPERANZA", DE LA PINTORA COMUNISTA FRIDA KHALO


Frida Kahlo
Sin Esperanza
1945
Óleo sobre tela montada sobre HDF
28cm x 36cm
Museo Dolores Olmedo Patiño, Ciudad de México, México

La obra Sin Esperanza muestra a Frida presa a la una cama, en un paisaje absolutamente rudo y estéril, con una terrible cornucopia de carne y varios peces en un cono carnoso suspenso encima de la boca de la artista representada en el cuadro. Aunque sea pequeña, la pintura es considerada una de las más perturbadoras y poderosas pinturas de Frida.

En la época en que pintó el cuadro, la falta de apetito de la pintora la llevó a una tamaña pérdida de peso que necesitaba ser alimentada a través de un embudo. En la pintura el embudo ganó nuevas dimensiones -tan grande que necesita ser apoyado en una estructura de madera- y no está lleno de comida triturada, pero sí de pilas de carne cruda.

En el reverso del cuadro Frida colocó una inscripción que da nombre al cuadro: "No resta ni la menor esperanza en mí... Todo se mueve en sintonía con lo que el estómago contiene".

Destacan 4 detalles de Sin Esperanza:

1. Expresión de dolor:

Frida lanza al espectador una mirada suplicante, al mismo tiempo en que las lágrimas escurren de su rostro. Sólo la cabeza y los hombros están por fuera de las sábanas, lo que ayuda a transmitir la sensación de constricción. En esa época Frida era, realmente, forzada a pasar gran parte de su tiempo en la cama, con un chaleco ortopédico. La artista sufrió más de 30 operaciones al largo de la vida.

2. Fiesta de los muertos:

El enorme embudo usado para alimentar a la pintora rebosa con una mezcla nauseabunda de carne, peces y aves. La idea del embudo como un instrumento de tortura (cómo aparece representado en la pintura) probablemente fue tomada de un libro sobre la Inquisición Española. Sobre el monte de comida cruda se encuentra una calavera mexicana de azúcar con el nombre de la artista. Esas calaveras eran comunes en el día de los muertos y su papel en la pintura es hacer una alusión a la muerte, mientras el azúcar representa la dulzura de la vida.

3. Fondo estéril:

El escenario del paisaje representado en el cuadro es un desierto reseco y ha sido interpretado como una referencia a la esterilidad de la artista. Las heridas que tuvo a los 18 años la imposibilitaron de tener hijos.

4. La Luna y el Sol:

En los laterales del cuadro se encuentran imágenes de la luna y del sol. Una de las interpretaciones para la presencia de esos símbolos es el dolor implacable de la pintora, que persistía día y noche.

Fuente: Universia

No hay comentarios: