jueves, 28 de julio de 2016

"¿QUÉ INVADIMOS AHORA?", DE MICHAEL MOORE

Título: ¿QUÉ INVADIMOS AHORA?
Título original: Where to Invade Next?
País, año: Estados Unidos, 2015
Duración: 119 min.
Director: Michael Moore
Guión: Michael Moore
Fotografía: Jayme Roy, Richard Rowley
Género: Documental
Productora: Dog Eat Dog Films / IMG
Estreno en España: 27 mayo 2016.


TOMAR BUEN EJEMPLO

Moore quiere hablar de EE.UU y lo hace poniendo ante su país el espejo de algunos países europeos, sus mejores virtudes... una comparación parcial que resulta demoledora


Alguna gente le reprocha su divismo, su egocentrismo. Molestos incluso con su oronda figura, hasta no soportan que ocupe tanta porción de pantalla y que aparezca tanto tiempo en ella. Censuran su populismo, la simplicidad de las ideas políticas que defiende, la manipulación de los datos. Dicen que se trata de un izquierdista de salón. Pero nadie puede honestamente negarle a Michael Moore la pasmosa habilidad que tiene para conducir de la mano al espectador desde su punto de partida hasta la conclusión final con una eficacia a prueba de bombas, con un sentido del ritmo en el montaje tan ágil y dinámico que puede parecerte un torbellino, pero en realidad nunca pierdes el hilo del discurso (más o menos complejo según los casos, naturalmente). Ni su sentido del humor. Michael Moore es un tipo, en el bien entendido del término, “cachondo”, divertido. Y comprometido con un concepto de sociedad antitético del capitalismo. Y sus películas respiran aire con una alta concentración de oxígeno ideológico.

Prueba de esto último es el arranque de Si Estados Unidos renunciara a su inveterada manía de imponer sus pezuñas allá donde le interesara, ¿por qué no “invadir” pacíficamente los países amigos, sin disparar un solo tiro, sin llevarse el petróleo y tomando sólo cosas útiles, para copiar de ellos las buenas ideas? Con tan disparatada –o más bien, genial- idea Moore lleva a cabo una gira por Europa y se asombra (y uno juraría que literalmente, a juzgar por sus gestos) de algunas de las cosas que son impensables hoy en día en su país y a nosotros nos parecen más o menos elementales. Algunas de las cuestiones, como el disponer de sanidad universal, o de vacaciones pagadas (siempre y cuando no se haya perdido un trabajo mínimamente decente), por ejemplo, quizás entran todavía en esa categoría en España. Otras, en cambio, no tanto, y ojalá que también pudiéramos seguir las recomendaciones de la película y las copiáramos.

Moore quiere hablar de Estados Unidos y lo hace poniendo ante su país el espejo de algunos países europeos, sus mejores virtudes (que obviamente no están generalizadas) como la despenalización del consumo de drogas, el trato digno a la población reclusa, una educación gratuita y avanzada, la equiparación entre hombres y mujeres, la eliminación de la pena de muerte… en fin, una comparación parcial que resulta demoledora y pone de manifiesto cuánto le falta al país más poderoso del mundo para ser considerado protector de los derechos de sus ciudadanos.

Pese al esquematismo que pueda achacársele, cuando no directamente la manipulación de la realidad para adecuarla a sus pretensiones ejemplificadoras, Moore cuenta con varias coartadas legítimas, entre ellas, la necesidad de simplificar al máximo para resultar accesible al gran público. El lenguaje de Michael Moore es directo, su diana es el hombre de la calle y sus objetivos son claros: alimentado por un saludable optimismo y una envidiable fuerza de voluntad, Moore predica contra el enemigo, las grandes corporaciones que vampirizan a los ciudadanos corrientes, a los obreros y a la gente humilde y les dice: otra sociedad es posible y en sus películas resulta creíble. Tan sólo hay que empezar por abrir los ojos.

Juan Carlos Rivas Fraile

Fuente: Mundo Obrero

VER TRAILER:


miércoles, 27 de julio de 2016

LA "LLAMA ETERNA" DE SARAJEVO DEDICADA A LOS PARTISANOS QUE EXPULSARON A LOS NAZIS DE YUGOSLAVIA



La llama eterna (bosnio, croata y serbio: Vječna vatra / Вјечна ватра) es un monumento a las víctimas militares y civiles de la Segunda Guerra Mundial en Sarajevo (Bosnia y Herzegovina).

El monumento fue dedicado a los partisanos que, al mando del mariscal Tito, liberaron Sarajevo el 6 de abril de 1945, después de cuatro años de ocupación por la Alemania nazi y fascista del Estado Independiente de Croacia.

El monumento, inaugurado en el primer aniversario de la liberación, está situado en el centro de Sarajevo en la esquina de la calle Mariscal Tito y la calle principal peatonal de Sarajevo, Ferhadija.

En la inscripción existente tras la llama se puede leer:

Con valor y Conjuntamente derramada
La sangre de los luchadores de la de Bosnia-Herzegovina,
Croacia, Montenegro, Serbia y Brigadas
del Glorioso Ejército Nacional de Yugoslavia; con
la unión de esfuerzos y sacrificios de los patriotas de Sarajevo
Serbios, musulmanes y croatas el 6 de abril 1945
Sarajevo, la capital de la República Popular
de Bosnia y Herzegovina, fue liberado.
Gloria eterna y Gratitud a los Héroes Caídos
en la liberación de Sarajevo y la Patria,
En el primer aniversario de su Liberación,
un agradecido Sarajevo 

martes, 26 de julio de 2016

EDITORIAL HIRU PUBLICA "CUBA, ¡PALABRA A LA DEFENSA!"

Título: Cuba ¡Palabra a la defensa!.
Autor: Salim Lamrani.
Prólogo: Pascual Serrano.
Editorial: Hiru.
Año: 2016

Conversaciones sobre Cuba

El doctor por la Universidad París Sorbonne-París IV, Profesor de la Universidad de La Reunión y periodista Salim Lamrani nos hace entrega de un libro de entrevistas sobre Cuba, un libro frente al que toda la propaganda de los medios del gran capital, periódicos, televisiones, radios, se tienen que medir.

La fuerza del descubrimiento es mayor que la de la mentira por más que nos la repitan, y en el caso del libro titulado Cuba ¡palabra a la defensa! – con prólogo del periodista español Pascual Serrano-, una vez que usted lo lea descubrirá que la letra y la voz de los enemigos de Cuba es la mayor muestra de falta de libertad periodística, y por ende que sus emisores son poseedores de un gran miedo, el miedo a que se conozca la verdad.

El 26 de Julio, 1953, es una fecha emblemática para el pueblo cubano: en ese día un grupo de revolucionarios encabezados por Fidel Castro asaltaron el cuartel Moncada (Santiago de Cuba). Fue el punto de inflexión a partir del cual se cuenta el trayecto último que recorrió hasta su triunfo la revolución social, un proyecto de cambio llevado a la práctica en continua elaboración. El libro apenas se va a referir a ello, pero las personas entrevistadas tienen presente esa fecha que en el calendario nos alcanza estos días.

Pascual Serrano indica la dificultad de conocer Cuba desde los medios periodísticos que nos rodean en Europa, pues siempre se dirigen al lado más parcial, mentiroso y desequilibrado sobre el socialismo, y advierte de algo que debe tenerse como ejemplo de ética política: las personas entrevistadas vivirían con más dinero y comodidades si criticasen a la Cuba revolucionaria que si la defendiesen, con lo que hay un margen que los mercenarios del capital no pueden recorrer. Las personas entrevistadas “prefieren vivir en su isla y al lado de la dignidad y la coherencia. Y ni todo el dinero del mundo ni los cantos de sirena de quienes quieren acabar con la soberanía de ese pueblo van a hacerles mella en sus principios”.

El Doctor Salim Lamrani entrevista a Mariela Castro (Directora del Centro Nacional de Educación Sexual-CENESEX-); Ricardo Alarcón (fue Presidente del Parlamento Cubano y profesor de filosofía); Max Lesnik (periodista que participó en la Revolución pero terminó exiliándose para luego restablecer relaciones con ella); Miguel Barnet (escritor, etnógrafo, antropólogo, ensayista, poeta, fundador de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC); Eusebio Leal (Historiador, Doctor en Ciencias Históricas de la Universidad de La Habana); Abel Prieto (fue ministro de Cultura y es asesor del Presidente Raul Castro); Alfredo Guevara (Doctor en Filosofía y Letras de la Universidad de La Habana); Wayne S. Smith (fue Embajador de EEUU en Cuba); Jean-Pierre Bel (fue Presidente del Senado de Francia); y, Álvaro Colom (fue Presidente de Guatemala).

En estos 10 diálogos encontramos interrogantes sobre los temas más diversos y comprometidos a los que las personas entrevistadas dan respuestas precisas que ponen luz sobre ellos.

Comienza presentándose las causas y el proceso de cambio de la sociedad homofóbica a la del reconocimiento de los derechos y la defensa de homosexuales y transexuales, incluyendo los errores políticos y sociales, los cambios que se fueron dando y la lucha para vencer las resistencias institucionales, creciendo en todo ello el programa de educación y despenalización de la homosexualidad, hasta plasmarse legalmente en 1979. Se exponen los organismos dedicados a ello y su trabajo en centros educativos, prensa, cine, literatura…; la transexualidad y la lucha contra la discriminación, la prostitución antes y después del “período especial”.
Siguen los interrogantes sobre la organización política, el colectivo como centro de toma de decisiones, la consulta popular y los debates públicos en todos los niveles de la sociedad, la lucha contra la burocracia y el dogmatismo. Los “lineamientos”-propuestas-innovaciones en el socialismo, la crítica y los nuevos factores nacionales e internacionales. Apertura laboral, socialización de medios de producción y cooperativas, obligaciones del Estado socialista, garantías de derechos en un socialismo a la cubana, la diversidad de socialismos bajo cada pueblo y el proyecto de autenticidad. La mujer en Cuba. La vivienda. La emigración y la Ley de Ajuste cubano. Los cambios en la comunidad cubana del exterior. Las relaciones con EEUU. Las diferencias entre Bush y Obama. Los Derechos Humanos y las elecciones. La persecución de EEUU a Europa con respecto a Cuba. La Posición Común, bloqueo, estado de excepción, sanciones económicas, Guantánamo. Alan Gross y el caso de “Los Cinco”, fiscalía, jueces y prensa estadounidense. El terrorismo anticubano, presos políticos en Cuba. La Iglesia Católica. América Latina.

Artistas, intelectuales, reflexión y debate crítico. La población negra, mulata y blanca y la Revolución de los humildes. La disidencia y la financiación de EEUU, Ley Torricelli (1992), Ley Helms -Burton (1996), Comisión de Asistencia para una Cuba Libre 2004 y 2006.

El compromiso con los pueblos hizo a Cuba independiente, además de una fortaleza moral y ética que hoy la muestran como la principal plaza antiimperialista. Es preciso destacar a este respecto que en los momentos más difíciles, como fueron los del “Período Especial”, se puso en primer término la declaración de Fidel Castro “La primera cosa que hay que salvar es la cultura”, lo que resulta una clave esencial para conseguir la soberanía, la independencia y sostener y hacer avanzar el socialismo.
Algo muy distinto a lo que los propagandistas del capital difunden en todos sus medios, en la difusión de la mentira está contenida su lucha contra la libertad. En el libro encontramos que el futuro de Cuba y su dirección los llevan las manos de las últimas generaciones nacidas ya en la Revolución, efectivamente, con una formación como no ha tenido ningún pueblo.

Reseña de Ramón Pedregal Casanova (Fuente: kaos en la red)

lunes, 25 de julio de 2016

37 ANIVERSARIO DEL TRIUNFO DE LA REVOLUCIÓN POPULAR SANDINISTA



Himno del Frente Sandinista de Liberación Nacional

HIMNO DE LA UNIDAD SANDINISTA
(música y letra: Carlos Mejía Godoy)

El coro:
Adelante marchemos compañeros
avancemos a la revolución
nuestro pueblo es el dueño de su historia
arquitecto de su liberación.

Combatientes del Frente Sandinista
adelante que es nuestro el porvenir
rojinegra bandera nos cobija
¡Patria libre vencer o morir!

Verso 1:
Los hijos de Sandino
ni se venden ni se rinden
luchamos contra el yankee
enemigo de la humanidad.

(El coro)

Verso 2:
Hoy el amanecer dejó de ser una tentación
mañana algún día surgirá un nuevo sol
que habrá de iluminar toda la tierra
que nos legaron los mártires y héroes
con caudalosos ríos de leche y miel.

(El coro)

domingo, 24 de julio de 2016

"MONUMENTO AL MARISCAL ZHUKOV", EN MONGOLIA


Monumento al Mariscal Zhukov
Autor desconocido
1979
Ulan Bator (Mongolia)

Para celebrar el 40 aniversario de la Batalla de Jaljin Gol, en la que tropas de Mongolia y la URSS se enfrentaron al imperio japonés, se construyó un monumento y un museo dedicados a la memoria del Mariscal Zhukov, uno de los mayores héroes de la historia militar rusa y el hombre que había liderado al Ejército Rojo en la citada batalla.

El monumento fue situado en un parque y un complejo de viviendas para trabajadores junto al Museo Zhukov, en una de las principales calles de la capital de Mongolia,.

Un busto de grandes dimensiones muestra el rostro de Zhukov vestido de gala con todas sus condecoraciones, mientras que a su espalda se alza un muro de granito rojo decorado con una estrella que hace recordar la bandera soviética.

La leyenda del Mariscal Zhukov, el militar más condecorado de la historia rusa, se empezó a forjar en el lejano Rio Jalja, en la frontera de Mongolia con China. Fue ahí donde un incidente territorial entre unidades de caballería mongolas y japonesas acabaría provocando una batalla en la que se vieron implicados cerca de 100.000 hombres y 700 tanques, en un antecedente de lo que tendría que venir durante la II Guerra Mundial.

Stalin mandó a Zhukov liderar el Ejército Rojo para proteger Mongolia de los ataques japoneses. Se trataba de una zona fronteriza que no solo afectaba a un fiel aliado soviético, si no que además colindaba con la propia Rusia. Lo que empezó como un rifirrafe terminó en toda una batalla que los soviéticos acabarían ganando gracias a la superioridad material.

Zhukov se convirtió en un héroe en Mongolia, un papel que repitió contra los nazis en Moscú, Kursk, Stalingrado o Berlín.

Fuente: Leninland

sábado, 23 de julio de 2016

"JOHNNY COGIÓ SU FUSIL", PELÍCULA ANTIBELICISTA DEL COMUNISTA DALTON TRUMBO

Título original: Dalton Trumbo's Johnny Got His Gun
Año: 1971
Duración: 111 min.
País: Estados Unidos
Director: Dalton Trumbo
Guión: Dalton Trumbo (Novela: Dalton Trumbo)
Música: Jerry Fielding
Fotografía: Jules Brennen
Reparto: Timothy Bottoms, Jason Robards, Donald Sutherland, Marsha Hunt, Diane Varsi, Kathy Fields, Charles McGraw
Sinopsis: Un joven combatiente de la Primera Guerra Mundial se encuentra en un hospital, confinado de por vida, ciego, sordomudo y con las piernas y los brazos amputados a causa de una explosión sucedida durante un bombardeo. Más que una brutal y desasosegante película antibelicista, se trata de una contundente apologia de la eutanasia. El propio Trumbo adapta su novela y nos empuja hasta el borde del precipicio de la vida, nos agota la mente hasta la extenuación, nos exprime los afectos ante la visión de una simple tela blanca. No es atrevido afirmar que "Johnny cogió su fusil" es la novela más representativa del antibelicismo del siglo XX. La postura asumida por su autor frente a los movimientos violentistas y la "caza de brujas" del tiempo de macarthismo en Estados Unidos, le valió el respeto de todas las corrientes progresistas del mundo. Se produjo con gran éxito la versión cinematográfica de Johnny, a pesar de que las actividades políticas de Trumbo le incluyeran en las listas negras de la industria del cine, obligándole finalmente a trabajar bajo seudónimo durante varios años.


Como amante del cine bélico era inevitable haber oído hablar de esta película en ciertos círculos, al igual que ha sido inevitable terminar viéndola. Antes de nada, quiero dejar claro que ésta no es una película bélica. Y no hablo en términos metafóricos, de verdad, no lo es. Solo lo es si tenemos en cuenta que es una película con un clarísimo mensaje anti-belicista y cuyo contexto transcurre durante la primera Guerra Mundial. Pero no vamos a asistir a grandes (ni pequeñas) batallas, al día a día de la contienda ni a personajes de trinchera. Esto es un drama existencialista puro y duro. ¿Y por qué lo digo? Porque si uno se acerca “virgen” a esta película, con el belicismo como única referencia (como fue mi caso), es más que probable que se lleve una amarga sorpresa.

“Johnny cogió su fusil” (Johnny got his gun, 1971) es ciertamente una película única (con todo lo bueno y lo malo que pueda comportar eso), a medio paso entre el drama y el surrealismo (sus pasajes oníricos y recuerdos pueblan casi la mitad del metraje) y nos habla de Joe, un joven soldado herido en la guerra por una bomba que le ha dejado absolutamente mutilado, es decir, sin brazos ni piernas, sin la capacidad de ver, oir o hablar. Es importante saber eso antes de acercarse a esta película para saber con qué estamos tratando.

Ciertamente es todo un ejercicio por parte del espectador, que si sabe mantener cierta predisposición, es más que probable que encuentre una experiencia pocas veces vistas en el cine. La única película dirigida por el escritor y reputado guionista Dalton Trumbo (Espartaco, Papillon) es una adaptación de su propia novela, de idéntico título, así pues estamos hablando de un proyecto tremendamente personal, y somos testigos de cómo el propio escritor dibuja las imágenes que tenia en la cabeza al escribir el libro, lo cual es muy de agradecer dada la complejidad (y posibles interpretaciones) de algunos pasajes del relato.

Trágica, densa, claustrofóbica, incómoda, aunque brillantemente realizada, remite directamente a películas como “El Hombre Elefante” o “Mar Adentro” a nivel temático, o “Buried” por su carácter ciertamente difícil (aunque muy alejado de su loable ritmo).

Una de las particularidades visuales de la película es su juego entre el blanco y negro y el color. Es muy efectivo el juego cromático con el que trabaja Trumbo, como una forma más de empatizar con el protagonista, donde los sueños y los recuerdos se nos muestran en color y adquieren una vivacidad, casi más real que el frío y distante presente del que Joe es apenas consciente, en blanco y negro. Los sueños y recuerdos pues, son realmente importantes en el desarrollo de la película, y estéticamente algunos me han remitido a Fellini, con una puesta en escena quizás demasiado elaborada o teatral, como subrayando el carácter surrealista de la escena, cosa que en cierta forma puede distanciar al espectador. He echado en falta que se jugara más con la sutilidad, con la fina línea entre el recuerdo y el sueño (más propio de directores como Buñuel o Lynch), algo que podría haber dado mucho más juego y misterio al relato.

La historia permite lucirse a nivel de guión y Trumbo no ha perdido el tiempo en ese sentido, exprimiendo sus posibilidades con el juego de la consciencia, la percepción, y tratando de refilón temas tan duros como la eutanasia. Aunque en ocasiones el avance de la película pueda hacerse ligeramente tedioso, dando vueltas sobre lo mismo, compensa con unos 20 minutos finales dignos del mejor cine y deja un peso tras de si muy a tener en cuenta.

Las actuaciones, en cambio, pueden ser el punto flojo de la película, sobretodo con el protagonista. El joven soldado Joe, interpretado por Timothy Bottoms, si que retrata esa figura inocente e ignorante del joven patriota, pero carece de registros. Se echa en falta una actuación un poco más desenvuelta, más sentida (hablamos de los pasajes en color puesto que en blanco y negro suele estar con la cara tapada) sobretodo en momentos donde el feedback con algunos secundarios de peso lo dejan en evidencia. Y aquí también cabe destacar la siempre inestimable ayuda de un secundario de lujo como es Jason Robards (que pudieramos ver protagonizando la muy peculiar “La Balada de Cable Hogue” y “Erase una vez en el Oeste”) como padre de Joe, y un pequeño papel, casi cameo, de Donald Sutherland como… Cristo (WTF), según la IMDB, cosa que sea dicha, ayuda a saberlo una vez vista jajaja.

Como espectador debo advertir que es una película muy dura, no por su ritmo remarcadamente lento, sino por el relato en si. Podemos estar ante uno de los ejercicios más duros de empatía que posiblemente nos encontremos, intentando comprender la rutina de un hombre incapaz de comunicarse o de ser consciente de la realidad en la que vive, condenado a vivir de sus recuerdos e ilusiones. Un caso médico demasiado extraordinario como para ser considerado humanamente consciente de su estado, relegado únicamente a la investigación médica, como un trozo de carne que responde a impulsos nerviosos.

En conclusión, una película solo apta para cinéfilos sin manías y para ciertos momentos. No se digiere fácilmente aunque a todos aquellos que os animéis verla, no os defraudará. Es una película muy valiente y eso para mi, ya es un punto añadido. Seguro que os dará que pensar durante y después de la película.

Fuente: Tierra de cinéfagos

VER PELICULA:


Johnny cogió su fusil (1971) from Morféo de Gea on Vimeo.

viernes, 22 de julio de 2016

EL PABELLÓN DE LA URSS EN LA EXPOSICIÓN UNIVERSAL DE MONTREAL DE 1967

En el pabellón nº 70 del VDNJ (del ruso ВДНХ, Выставка Достижений Народного Хозяйства, y que se traduce al castellano como Exposición de Logros de la Economía Nacional) se encuentra el Centro para la Aplicación de los Logros de la Ciencia y la Tecnología “Moscú”.

70

Este impresionante edificio de cristal, aluminio y hormigón fue el pabellón de la Unión Soviética en la Exposición Universal e Internacional celebrada en la ciudad canadiense de Montreal desde el 28 de abril al 21 de octubre de 1967.

843964_original

La Unión Soviética solicitó para Moscú la celebración de la Exposición Universal y conmemorar el 50 Aniversario de la Gran Revolución Socialista de Octubre, pero retiró su candidatura. Pero como si no quisiera olvidar aquella pretensión, muy próximo a la entrada del pabellón soviético se colocó un gran emblema de la hoz y el martillo metálico, con el escudo de la URSS, dando en ruso la bienvenida a los visitantes del pabellón soviético, y con el lema soviético para la Exposición en ruso, francés e inglés, “Todo por el Hombre, todo por el bien del Hombre” y que era acorde con el tema central elegido por la Exposición, y las fechas 1917 y 1967 como recuerdo a los 50 años de Octubre.

2287919903_697422f85d_o

bill_cotter_collection_158

2287919753_4b0ba6199c_o
Largas colas de personas para visitar el pabellón de la URSS, que fue el pabellón más visitado de todos con una cifra entorno a los 13 millones de personas.

No se han encontrado fuentes sobre el autor de la hoz y el martillo antesala del pabellón soviético, pero es un diseño muy parecido al que realizó en 1959 el pintor Anatoli Gorpenko en su dibujo ¡Gloria al buque insignia del Gran Octubre! que se muestra a continuación:

729825720

Fue también una hoz y martillo con el diseño usado mayoritariamente en reproducciones gráficas dedicadas al 50 Aniversario de la Gran Revolución Socialista de Octubre y que también lució en el desfile celebrado en la Plaza Roja moscovita conmemorativo de aquel aniversario y especialmente, y sin ser llegar a ser constituido como un “logo”, también en los sellos soviéticos del 67 dedicados a aquella Exposición Mundial.

PAR4054   25.01.1967

    s3

s1

s2

Las postales oficiales del pabellón de la URSS

Soviet_Union_Pavilion_Expo_67_Montreal_Caanada_EX207

Expo_67_Montreal_Canada_Soviet_Union_Pavilion_EX206

Soviet_Union_Pavilion_Expo_67_Montreal_Canada_EX203

Soviet_Union_Pavilion_Expo_67_Montreal_Canada_EX250

Soviet_Union_Pavilion_Expo_67_Montreal_Canada_EX204

Soviet_Union_Pavilion_Expo_67_Montreal_Canada_EX205

expo_67_Montreal_Canada_Pavillion_of_the_Soviet_Union_EX123

El pabellón soviético contaba con tres plantas, comunicadas con escaleras mecánicas. En la planta baja, en la parte central se colocó una imagen de Lenin.

urss_6

Fuente: Guía roja de Moscú

jueves, 21 de julio de 2016

ALBUM FOTOGRÁFICO "LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA VISTA POR ROBERT CAPA"


Sus más conocidas fotografías tomadas en los frentes de batalla durante la Guerra Civil

Endre Ernö Friedmann - Robert Capa - fue uno de los mejores fotógrafos documentalistas y corresponsales gráficos de guerra del siglo XX. Aunque de origen judío, nació en Budapest, Hungría, 22 de octubre. Justamente ahora se cumplió el primer centenario de su nacimiento

A los 18 años abandonó Hungría, entonces ya bajo un gobierno militar fascista. Tras su paso por Alemania, viaja a París, donde conoce al fotógrafo David Seymour quien le consigue un trabajo como reportero gráfico en la revista Regards para cubrir las movilizaciones del Frente Popular.

Entre 1932 y 1936, tratando de escapar del nazismo, Ernö Friedmann, establecido en Francia, conoce a la fotógrafa alemana Gerda Taro que acabaría siendo su compañera. Para tratar de aumentar la cotización de los trabajos de la pareja a menudo rechazados, se inventan el nombre de un supuesto fotógrafo norteamericano Robert Capa, utilizado ambos indistintamente dicho seudónimo. Este hecho constituye la base de la polémica sobre quién de los dos tomó en realidad algunas de sus fotografías más relevantes.

GUERRA CIVIL ESPAÑOLA

Al estallar la Guerra Civil Española en julio de 1936, Capa se traslada a España con su novia para cubrir los principales acontecimientos de la contienda española. Implicado en la lucha antifascista y con la causa de la República, estuvo presente, desde ese lado, en los principales frentes de combate, desde los inicios en el frente de Madrid hasta la retirada final en Cataluña.

Fuente: Canarias semanal




miércoles, 20 de julio de 2016

"LLAMADA URGENTE A LA UNIDAD" ENTRE EL SPD Y EL KPD (1932)


La apelación (Dringender Appell für die Einheit) fue redactada en junio de 1932 para pedir el apoyo a la cooperación del Partido Social Demócrata (SPD) y el Partido Comunista (KPD) en las elecciones del Reichstag de julio de 1932 con el fin de evitar que los nacionalsocialistas se hicieran con el control del gobierno. La apelación no tuvo éxito, y Adolf Hitler fue nombrado canciller más tarde, después de lo cual los nazis fueron capaces de consolidar el poder.

La apelación fue publicada en el periódico Der Funke, en respuesta a la creciente fuerza del partido nazi. Los carteles también se pusieron en todo Berlín.

La apelación fue firmada por importantes personalidades del mundo de la cultura y la ciencia, como Albert Einstein, Käthe Kollwitz, Heinrich Mann, Franz Oppenheimer, Ernst Toller o Arnold Zweig.

¡LLAMADA URGENTE!

La aniquilación de toda libertad personal y política

en Alemania es inminente, si es que en el último minuto no tiene éxito, sin perjuicio de los principios de los opositores, la confluencia de todas las fuerzas unidas en el rechazo del fascismo. La próxima oportunidad para que esto ocurra es el 31 de Julio. Es necesario usar esta oportunidad y dar finalmente ese paso adelante en la 

construcción de un frente obrero unido,

el cual es necesario, no sólo de cara al parlamento, sino también para una defensa adicional. Nos dirigimos a cualquiera que comparta estas convicciones para que colabore en esta llamada urgente para

unirse en torno al SPD y KPD en estas elecciones,

mejor aún si se materializa en listas conjuntas de candidatos, y si no al menos en forma de listas conjuntas de partidos. Y no hablamos sólo de los partidos políticos, sino también y sobre todo a nivel de los grandes organizaciones de trabajadores, ya que es esencial para ejercer toda la influencia posible. Asegurémonos de que la desidia o la cobardía de corazón no nos hundan en el barbarismo!

Chi-yin Chen / Willi Eichler / Albert Einstein / Karl Emonts / Anton Erkelenz / Hellmuth Falkenfeld / Kurt Großmann / Emil J. Gumbel / Walter Hammer / Theodor Hartwig / Vitus Heller / Kurt Hiller / Maria Hodann / Hanns-Erich Kaminski / Erich Kästner / Karl Kollwitz / Käthe Kollwitz / Arthur Kronfeld / E. Lauti / Otto Lehmann-Rußbüldt / Heinrich Mann / Pietro Nenni / Paul Oestreich / Franz Oppenheimer / Theodor Plivier / Freiherr von Schoenaich / August Siemsen / Minna Specht / Helene Stöcker / Ernst Toller / Graf Emil Wedel / Erich Zeigner / Arnold Zweig

Traducido del inglés por Alejandro Alvarez Pérez

martes, 19 de julio de 2016

EL "AURORA" VUELVE A SAN PETERSBURGO PARA EL CENTENARIO DE LA REVOLUCIÓN RUSA

Aurora
El legendario crucero "Aurora", cuyo cañonazo dio comienzo en 1917 a la Revolución Bolchevique, regresó al malecón de San Petersburgo para alegría de los turistas tras dos años de reparaciones.

El regreso del buque, botado en 1900, se convirtió en una gran fiesta en la antigua capital zarista, donde decenas de miles de personas no dudaron en trasnochar hasta altas horas de la madrugada para asistir a la histórica travesía.

El "Aurora" partió el viernes por la noche completamente iluminado y engalanado desde los astilleros de la Armada rusa en la isla de Kronstadt, en el Golfo de Finlandia, con rumbo a su hogar desde 1948, la isla de Petrogradski.

Acompañado por cuatro remolcadores surcó de manera parsimoniosa en unas cinco horas las 21 millas marinas que le llevaron al río Nevá, donde una multitud abarrotaba la ribera desde antes de la medianoche aprovechando las temperaturas estivales.

Su tripulación formó en la cubierta al paso por la ciudad, izó la bandera de San Andrés de la Armada rusa y encendió un gran proyector para alumbrar el canal, lo que añadió espectacularidad al acontecimiento.

Llegada del Aurora a San Petersburgo.Llegada del Aurora a San Petersburgo.

No todos los días se puede ver navegando al "Aurora", que abandonó en 2014 su lugar de atraque por vez primera en 30 años (1984), ya que el buque fue convertido en un museo flotante.

Por si fuera poco, a su paso se fueron levantando los tres principales puentes levadizos de la ciudad, una de las mayores atracciones de San Petersburgo, cuna del Imperio ruso y de la Revolución.

Los operarios necesitaron varias horas para amarrar el "Aurora"a puerto, tras lo que procedieron a conectarlo con la red general de suministro de agua y electricidad.

El barco abrirá sus puertas el 31 de julio, con ocasión del Día de la Armada rusa, aunque los turistas no podrán subir a bordo hasta el 3 de agosto.

El "Aurora", anclado los 365 días del año, sufrió un gran deterioro debido al paso del tiempo y a las duras condiciones climatológicas en la ciudad del Neva, por lo que algunos incluso plantearon su desguace, a lo que se opusieron los militares.

"Estamos hablando del símbolo de la flota rusa del siglo XX. Aún hoy en día, el crucero Aurora es más que un museo", dijo Antón Gubankov, jefe del departamento de Cultura del Ministerio de Defensa.

Finalmente, el buque fue trasladado en septiembre de 2014 a los astilleros de la Armada para su reparación, que supuso en coste de 840 millones de rublos (1,3 millones de dólares).

El "Aurora", escoltado por varios barcos, en el momento que salió de San Petersburgo para ser remodelado. 
El "Aurora", escoltado por varios barcos, en el momento que salió de San Petersburgo para ser remodelado.

El casco necesitó ser restaurado debido a las numerosas grietas, al igual que la cubierta, pisada diariamente por miles de visitantes, rusos y extranjeros.

También se remodeló su interior, que acogía numerosos objetos y maquetas de gran valor y que ha visto duplicado sus fondos durante estos dos años.

Se han habilitado nuevos compartimentos -para los oficiales, el capellán, la enfermería, entre otros- con interiores de principios del siglo XX y se ha restaurado su histórico mástil de madera, que tiene más de un siglo.

Además, se instalaron nuevos sistemas contra-incendios y de seguridad, con hasta 52 cámaras. El "Aurora", además, ha entrado de lleno en el siglo XXI ya que dispondrá de conexión inalámbrica a internet.

El histórico barco, que aún conserva sus vetustos cañones, es uno de los principales destinos turísticos de San Petersburgo desde finales de los años 50 del siglo XX.

Labró su fama al dar inicio el 25 de octubre de 1917 al asalto del Palacio de Invierno -residencia de los zares y que acoge actualmente el museo del Hermitage-; es decir, a la revolución que derrocó al zar Nicolás II y cuyo centenario se conmemorará dentro de un año.

El "Aurora" combatió en el conflicto bélico ruso-japonés (1904-1905), operó en el mar Báltico durante la I Guerra Mundial (1914-1918) y resultó gravemente dañado en la segunda contienda mundial (1939-1945), durante la defensa de Leningrado.

El buque, de 123,7 metros de eslora y 16,8 metros de manga, fue botado en 1900 y estuvo en servicio hasta 1948, para cuando ya había surcado más de 100.000 millas marinas.

Fuente: Rusia hoy

lunes, 18 de julio de 2016

80 AÑOS DEL GOLPE DE ESTADO CONTRA LA II REPÚBLICA


"1936", POEMA DE LUIS CERNUDA

Pocos años antes de morir, como refleja Antonio Rivero Taravillo en su muy documentada biografía en dos libros de Luis Cernuda (Años españoles, 1902-1938, y Años de exilio, 1938-1963, ed. Tusquets), visitó el poeta una universidad de los Estados Unidos con objeto de leer allí algunos de sus poemas. Fue en ese acto, al terminar su recital, cuando Cernuda se encontró con un ex soldado voluntario de la Brigada Lincoln que lo vino a saludar con la emoción reverdecida por la evocación que los versos habían sembrado en su memoria. El poema se titula 1936 y dice así:

1936

Recuérdalo tú y recuérdalo a otros,
cuando asqueados de la bajeza humana,
cuando iracundos de la dureza humana:
Este hombre solo, este acto solo, esta fe sola.
Recuérdalo tú y recuérdalo a otros.

En 1961 y en ciudad extraña,
más de un cuarto de siglo
después. Trivial la circunstancia,
forzado tú a pública lectura,
por ella con aquel hombre conversaste:
Un antiguo soldado
en la Brigada Lincoln.

Veinticinco años hace, este hombre,
sin conocer tu tierra, para él lejana
y extraña toda, escogió ir a ella
y en ella, si la ocasión llegaba, decidió apostar su vida,
juzgando que la causa allá puesta al tablero
entonces, digna era
de luchar por la fe que su vida llenaba.

Que aquella causa aparezca perdida,
nada importa;
Que tantos otros, pretendiendo fe en ella
sólo atendieran a ellos mismos,
importa menos.
Lo que importa y nos basta es la fe de uno.

Por eso otra vez hoy la causa te aparece
como en aquellos días:
noble y tan digna de luchar por ella.
Y su fe, la fe aquella, él la ha mantenido
a través de los años, la derrota,
cuando todo parece traicionarla.
Mas esa fe, te dices, es lo que sólo importa.

Gracias, compañero, gracias
por el ejemplo. Gracias por que me dices
que el hombre es noble.
Nada importa que tan pocos lo sean:
Uno, uno tan sólo basta
como testigo irrefutable
de toda la nobleza humana.

LUIS CERNUDA

domingo, 17 de julio de 2016

"NACIDO EN GAZA", DOCUMENTAL DE HERNÁN ZIN

Título: 2014. Nacido en Gaza
Año de producción: 2014
Estreno: 12 de diciembre de 2014
Director: Hernán Zin
Guión: Hernán Zin
Fotografía: Hernán Zin

Duración: 80 minutos

Sinopsis

Diez niños residentes en la franja de Gaza son testigos impotentes del ataque de Israel sobre la población en la llamada "operación margen defensivo", como respuesta a los misiles que la organización terrorista Hamas había lanzado sobre territorio hebreo. Algo más de un mes, entre julio y agosto de 2014, duraron los ataques que acabaron con la vida de 507 niños y dejaron heridas a más de 3.000 civiles. Éstos chicos son portavoces del horror, de un maldito conflicto que dura ya demasiado. Niños que dejan atrás su inocencia y sus juegos infantiles para entrar en el mundo de los adultos a través de la barbarie y el horror de la guerra. Diez chavales afortunados, dentro de la terrible cifra de 507 niños muertos, que lograron sobrevivir a las bombas que destrozaron las vidas de sus convecinos y que se enfrentan a un futuro incierto ante la situación política y bélica que parece interponerse en sus ánimos de estudiar y convertirse en hombres productivos en el mañana.

Nacido en Gaza es un arriesgado e interesante documental que pretende acercar a audiencias mayoritarias el gran trabajo periodístico del argentino Hernán Zin, antiguo colaborador del periodista Jon Sistiaga en la serie de magníficos reportajes que emitió Canal +, entre 2011 y 2013, y que tiene en su haber documentales como "Villas miserias" o "Quiero ser Messi". Desde hace 17 años, Zin se ha dedicado a recorrer todo el globo, buscando temas de impacto social. Además de su faceta cinematográfica, ha escrito libros y reportajes a lo largo de África, Asia y América Latina. Ha colaborado con medios como "20minutos" "El País", "Rolling Stone", "El Mundo", "La Voz de Galicia", "La Nación", "El Cronista", "Cadena Ser", "RNE". Su cuarto libro "Llueve sobre Gaza" (Ediciones B) es un magnífico soporte de apoyo complementario al documental Nacido en Gaza, que nos obligará a comprender más aún la situación sociopolítica que se vive en esa franja de terreno.

VER DOCUMENTAL:

sábado, 16 de julio de 2016

"LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO", SEGÚN GIULIO CARLO ARGAN


"Para Delacroix, reconocido maestro de la “escuela romántica”, la historia no es ejemplo ni guía del hacer humano, es un drama que comenzó con la humanidad y perdura en el presente. La historia contemporánea es lucha política por la libertad. “La libertad guía al pueblo” es el primer cuadro político en la historia de la pintura moderna: exalta la insurrección que, en julio de 1830, puso fin al terror blanco de la restaurada monarquía borbónica.

La política de Delacroix, y en general de los románticos, no es clara; combate el intento de restablecimiento de los privilegios feudales como si la revolución no hubiera ocurrido, pero comprende que nuevas formas revolucionarias están madurando en la sociedad y expresándose en la lucha de clases. Revolucionario en 1830, Delacroix se hace contrarrevolucionario en 1848, cuando la clase obrera se levanta contra la burguesía capitalista que la explota. Como todos los románticos, se declara antiburgués; de hecho, como ha sido justamente observado (Maltese), arremete sólo contra la pequeña burguesía por su cortedad de miras, su mediocre cultura, su mal gusto y su amor por la vida reposada; entretanto asiste a los salones y goza de los favores de las altas finanzas burguesas.

En el cuadro que exalta aquellos días de julio hay un entusiasmo sincero y un significado político ambiguo. Para Delacroix y, en general, para todos los románticos (no sólo los franceses) la libertad es la independencia nacional; así lo demuestra en otras obras, como por ejemplo “La matanza de Chíos” (1824) y “Grecia sobre las ruinas de Missolungi” (1827). En el amplio lienzo de 1830, la mujer que hace ondear la bandera tricolor sobre las barricadas es, a la vez, la Libertad y Francia. ¿Y quién combate por la libertad? Gente del pueblo e intelectuales burgueses; en nombre de la Libertad-Patria se sella la “unión sacrée” de los descamisados del pueblo con los señores del sombrero de copa.

No confundamos esa ambigüedad ideológica con algo distinto de lo que realmente es, un simple indicio; pero, siguiendo ese camino, se pasa de una ambigüedad a otra. No es un cuadro histórico, no representa un hecho ni una situación. No es un cuadro alegórico, de alegórico no tiene más que la figura de la Libertad Patria. Es un cuadro realista que culmina con un colofón retórico. Hasta la figura alegórica es una mezcla de realismo y retórica, una figura “ideal” que, para esa ocasión, se ha vestido con los andrajos de la gente del pueblo y que, en vez de la espada simbólica, empuña un fusil reglamentario”.

(Giulio Carlo Argan: “El arte moderno”, 1977)

Fuente: arte en clave de historia

viernes, 15 de julio de 2016

EL MUSEO MURAL RECUPERA LA HISTORIA DE DIEGO RIVERA Y SU OBRA EN ESTADOS UNIDOS

"DIEGO RIVERA: RE-VISIONES DE NORTEAMÉRICA"

Han pasado casi 130 años desde el nacimiento de Diego Rivera, una de las joyas del arte mexicano, cuyo legado ha trascendido las barreras del tiempo.

Recordar al muralista en su aniversario es regresar a una época donde se vivió la grandeza de su obra, es redescubrir la importancia que este artista mexicano ha tenido para el arte mundial. Con este propósito, el Museo Mural Diego Rivera presenta la muestra Diego Rivera: re-visiones de Norteamérica, que permanece hasta el 30 de octubre.

La muestra revisa el trabajo que Rivera hizo en Estados Unidos, en ciudades como San Francisco, Detroit y Nueva York en 1930, cuando Estados Unidos se veía sacudido por una recesión que influyó de manera esencial en el trabajo del artista.

11. Realización de un fresco

Con 193 piezas, entre ellas bocetos de murales, grabados, pinturas, fotografías y material documental, Diego Rivera: re-visiones de Norteamérica exhibe el papel tan importante que Diego tuvo al introducir el arte moderno en Norteamérica, pues en ese entonces tanto México como Europa ya habían progresado en ciertas vanguardias como el cubismo y el arte moderno en general.

A lo largo de la exposición se verán nueve obras que sobresalen, ya que forman parte del San Francisco Museum of Modern Art y será la primera vez que se expongan en un museo mexicano. Además se incluyen trabajos de otros artistas que tuvieron relación con Diego Rivera, como Pablo O´Higgins, William Spratling y Louis Nevelson, entre otros.

Entre las pinturas que conforman la exposición se encuentran varias obras pertenecientes al Museo Dolores Olmedo como Fondos Congelados, realizada por Diego entre 1931-1932 y que proyecta su visión penetrante de la gran ciudad de Nueva York, sus rascacielos y la desigualdad económica de la época.

Photo 7-7-16, 11 48 52 AM

Diego Rivera: re-visiones de Norteamérica expone también algunas fotografías tomadas por Diego y Frida en sus viajes, que fueron utilizadas para varios murales, dato que quizá muchas personas no conocen. El proceso creativo de Rivera queda de manifiesto por las salas del museo en libretas con apuntes y dibujos de todo aquello que el artista presenciaba; entre estos eventos, la labor de los obreros en el desarrollo de la revolución industrial en Detroit y su convivencia con estas máquinas masivas de la fabrica Ford.

Aunque el impacto de Diego Rivera en el arte norteamericano comenzó en 1916, año en el que participó en la Modern Gallery durante su etapa cubista junto a personajes como Pablo Picasso, Paul Cézanne y Vincent Van Gogh, casi 15 años después los murales en estas tres ciudades marcaron una etapa de suma importancia en la carrera del pintor y su legado que perdura, y que sigue siendo admirado por personas de todas partes del mundo

Photo 7-7-16, 12 04 28 PM

Sin duda alguna la aparición de Diego Rivera, un comunista mexicano en el país del capitalismo, en Estados Unidos, fue un acto de rebeldía que demostró aún a los empresarios más importantes de aquel entonces el poder del arte, como fue el caso del Rockefeller Center de Nueva York y la obra Hombre en el cruce de caminos, pieza que fue destruida al haber contener escenas comunistas que contradecían la ideología norteamericana.

Photo 7-7-16, 12 02 29 PM

Sin embargo, es importante reconocer que el mensaje que Diego quería dejarle al mundo era demasiado importante como para dejarlo en blanco, por lo tanto, en 1934 realizó una segunda versión que ahora permanece en el Palacio de Bellas Artes, con el titulo El hombre controlador del universo.

Diego Rivera: re-visiones de Norteamérica se complementará con una serie de conferencias, charlas, visitas guiadas, talleres y conciertos que giran entorno a la vida y obra de uno de los personajes más importantes del siglo XX.

Fuente: Arte y Cultura

jueves, 14 de julio de 2016

EMMA COHEN NO ES LA COLA DE UN COMETA

Emma Cohen con Paco Algora en la fiesta del PCE 2010, los dos participaron en el homenaje a Miguel Hérnández
Foto: Atrapasueños

Era una plenitud, la dignidad de una voz rebelde, el presente de una luz propia que no confundía modestia con entrega.

Ha muerto Emma Cohen. Quiero dedicarle un recuerdo. No desde un punto de vista biográfico, haciendo, como se suele, una especie de inventario. Sino desde el punto de vista de un cierto tiempo, no demasiado, que compartimos descatalogando a Hernández, Celaya, Alberti, María Teresa León… La voz de las mujeres suele tacharse en este país que apenas lee pero que tantas páginas pasa sin leerlas siquiera. Páginas, a veces, cargadas por la personalidad histórica y cultural de mujeres memorables, como Emma.

Durante un tiempo hemos coincidido en la militancia de una excomisión de cultura que trabajaba mucho más por producir una hegemonía antidominante que por dedicarse a poner en el escenario a expresiones más o menos altisonantes de ese famoseo que también abunda en el mundillo de la cultura. Emma participaba fundamentalmente a través de Atrapasueños y de su relación con Joaquín Recio, que le publicó textos y dibujos verdaderamente notables. En Twitter se la puede ver y oír recitando a Marcos Ana en el escenario central de la Fiesta anual del PCE.

Pero eran otros tiempos. Vivíamos un presente como descatalogando el espíritu de otros tiempos. Nosotros, los de entonces, ya no éramos los mismos. Aunque la comisión se dedicara, a lo largo y ancho del país, en más de 200 actos, a hablar de cultura, a explicar que la política sin cultura tiene mucho de subasta, a destacar que los actos culturales tienen mucho más de misión pedagógica que de escenario de fiestas locales en noches locas de espectáculo y ruido.

Solo quiero destacar eso: Emma, como María Teresa León, no era la cola de ningún cometa. Aparecía, si se quiere, como una voz tachada, como una persona “incompleta”, desde el punto de vista de la normalidad patriarcal. Realmente era una plenitud, la dignidad de una voz rebelde, el presente de una luz propia que no confundía modestia con entrega. Y así la vivíamos. Realmente estas cosas se dicen cuando alguien ha desaparecido, no para compensar, no para fingir un sentimiento, sino porque no es necesario decirlas en vida, porque basta una mirada, un tono de voz, coincidir leyendo en público a Hernández o a Marcos Ana, observar el cansancio de unos ojos tras un larguísimo viaje con el objeto cumplido de leer un poema de Celaya ante unas cuantas decenas de personas que aplauden conmocionadas de que aún exista Celaya y de que aún exista la voluntad en algunos/as de volverlo a leer en público; de que aún exista la voz de Emma y su voluntad rebelde, de que nadie pueda en ningún momento de la historia quemar todas las brujas.

Por eso nos dedicábamos a rescatar ese temple histórico de las misiones pedagógicas, sabiendo que no era una victoria puntual pero tampoco un trabajo inútil. Rescatar aquel tiempo anterior al capitalismo posmoderno, y rescatar a María Teresa León. Lo mismo que haremos ahora desde otras comisiones con Emma. Otros se dedican a rescatar bancos.

Felpe Alcaraz (Fuente: Mundo Obrero)

miércoles, 13 de julio de 2016

SE ABRE UNA NUEVA ETAPA DE "NUESTRA BANDERA", LA REVISTA TEÓRICA DEL PCE

Abrimos una nueva etapa de Nuestra Bandera, la revista Teórica del Partido

Secretaría General / 23 jun 16

Camaradas:

Tras la celebración de la primera fase del XX Congreso del Partido, abrimos una nueva etapa de Nuestra Bandera, la revista Teórica del Partido, con la publicación de un número en el que junto a los temas culturales, tratamos de forma específica la construcción de poder popular en el marco de la actual coyuntura de la izquierda española y europea.

Hemos debatido mucho en estos días sobre la necesidad de que el PCE pase a la ofensiva y de que nuestro Partido ocupe un espacio propio en la reconfiguración de la izquierda que se está produciendo en estos tiempos, pues bien, en esta ofensiva es imprescindible contar con un instrumento de propuesta política y de solvencia ideológica como debe ser Nuestra Bandera.

Al mismo tiempo tenemos que ser conscientes de la importancia que en este momento político, en el que afrontamos la definición de lo que debe ser el proyecto de Nuevo País, tiene que las propuestas que presentemos tengan solvencia ideológica, por lo que la recuperación de NB es toda una declaración de la intención de la dirección del Partido de aportar seriedad y profundidad teórica a los debates que se van a producir después de que el próximo 26 de junio se recomponga el mapa político en España.

Esta nueva etapa de NB está acompañada de un acuerdo de colaboración con la Revista Cuba Socialista, un referente en el ámbito de la izquierda mundial, lo que nos va a permitir ampliar la repercusión de nuestra revista y dar más profundidad a los temas que tratemos.

Por otra parte, a la recuperación de NB, acompañaran la puesta en marcha el primero de septiembre de la Escuela Permanente de Formación del Partido y a una nueva forma de afrontar los debate político de la próxima fiesta del Partido, de manera que a final de septiembre el Partido esté en condiciones de ser un elemento imprescindible en la confrontación política que se va a vivir en torno a la salida de la crisis de régimen en clave de Ruptura Democracia y Social.

Dicho esto lo importante es que el esfuerzo de poner en circulación este numero de NB, para que sea efectivo, debe tener una correspondencia en las distintas direcciones del Partido para organizar debates y encuentros abiertos, en los que no sólo presentemos la revista, sino que aprovechemos el acto para debatir sobre los temas que tratamos, en este caso algo tan fundamental para el Partido como la construcción de Poder Popular.

José L. Centella, Secretario General

INDICE

Retos de la izquierda ante la ofensiva global del capitalismo
Nº 233 | VOL.I - 2016
122 Páginas
Precio unidad: 6.00
€ (euros)


PRESENTACIÓN

- Nueva transición española (y europea?)
Pedro Marset

POLITICA

- La responsabilidad histórica de los Partidos Comunistas
José Luis Centella

- Análisis de la izquierda europea
Alberto Garzón

- España como periferia y el imposible modelo sueco. La estructura teórica centro/periferia y la división internacional del trabajo de la UE en el análisis del PCE
Eddy Sánchez Iglesias

- La guerra imperialista en los inicios del Siglo XXI. Apuntes para una comprensión marxista
C.Joel González García

- La ofensiva de las clases dominantes y los procesos de transformación en América Latina. Una visión desde la experiencia del ALBA
Eddy Sánchez Iglesias

CULTURA

- Renau: el discurso de "Nueva Cultura" (1935-1937)
Manuel García

- Imágenes para superar la modernidad. Arte y política y la obra de Josep Renau 1931-1939
Carl H. Henrik Bjerström

- El último mural de Renau, la última obra del exilio
Emili Payá

ENTREVISTA

José Daniel Lacalle: "Conflictividad y crisis. España 2008-2013"
Rodrigo Vázquez de Prada Grande

A VUELTAS CON LOS CLÁSICOS

- Materialismo Histórico y Teoría Crítica. Conferencia, Madrid 2002
Adolfo Sánchez Vázquez

- Adolfo Sánchez Vázquez (1915-2011). Filosofía de la práxis e ideal socialista
Francisco José Martínez

- Adolfo Sánchez Vázquez, a cien años de su nacimiento
Gabriel Vargas Lozano

LIBROS

- Somos Cocacola en lucha. Una autobiografía colectivo
Eva Fernández

- La guerra civil como moda literaria
Angela Martínez Fernández

- Los años de plomo. La reconstrucción del PCE bajo el primer franquismo (1939-1953)
Víctor Manuel Santidrián

- La dictadura del videoclip. Industria musical y sueños prefabricados
Daniel Bernabé Marchena

martes, 12 de julio de 2016

ANAGRAMA PUBLICA "LA NUEVA LUCHA DE CLASES", DE SLAVOJ ZIZEK

ZIZEK Y LA NUEVA LUCHA DE CLASES

En su última obra el esloveno Slavoj Zizek se aventura a analizar las distintas perspectivas, alcance y posibles soluciones de la conflictiva situación actual.


En plena crisis de legitimidad, las instituciones europeas han apostado recientemente por una serie de políticas encaminadas a satisfacer los intereses y demandas de los mercados. Los organismos financieros a su vez son cada día más conscientes de que los valores culturales basados en el igualitarismo y en la idea del Estado de Bienestar tienen cada vez menos cabida en el mundo actual, capitalista y globalizado.

La izquierda europea, condicionada por sus tabús y carente de un discurso coherente respecto al multiculturalismo, atraviesa serios problemas a la hora de generar una identidad transformadora y solidaria que plante cara a la otra gran amenaza: el ascenso de la extrema derecha xenófoba y el islamofascismo nihilista. Ambos peligros, por opuestos que parezcan, representan las dos caras de la misma moneda.

Tras constatar las afirmaciones anteriores, el filósofo esloveno Slavoj Zizek, en su libro La Nueva Lucha De Clases, se aventura a analizar las distintas perspectivas, alcance y posibles soluciones de esta conflictiva situación actual.

Toda crisis es una oportunidad. La “superación” del convulso periodo socioeconómico que atraviesa Europa desde 2008 ofrece dos alternativas: una de ellas supone la adecuación de la economía del viejo continente al nuevo orden global imperante, con el objetivo de competir con los mercados asiáticos mediante la asimilación de su cultura laboral. La otra opción pasa por repensar los principios de la Unión, reconocer sus fracasos y, con actitud crítica, intentar corregir la deriva que, a lo largo de las últimas décadas, ha situado a la población a merced de las grandes empresas y ha cosificado hasta la propia existencia.

El exilio, los desplazamientos migratorios y las guerras y situaciones de violencia extrema que se producen lejos de “la Cúpula” que protege a Occidente son la consecuencia y, en muchos casos, una mera teatralización de la pugna entre EEUU, China y Rusia por el control de la economía mundial. Estas naciones, junto con sus aliados y el beneplácito de la comunidad internacional, son los responsables directos del fracaso de multitud de proyectos estatales a lo largo de África, Asia y América Latina. Así, mientras las grandes potencias llevan a cabo un enfrentamiento encubierto lejos de sus fronteras, allí donde intervienen se propaga el caos, los conflictos étnicos se acrecientan y se desarrolla un clima que propicia el fanatismo.

La extrema derecha ha sabido servirse de estas convulsas circunstancias situando en el centro de la diana a los miles de desplazados que, como consecuencia de conflictos como las guerras de Iraq o Siria, solicitan asilo en Europa. Es por tanto tarea de la izquierda combatir el poderoso discurso xenófobo, defendiendo la integración y la tolerancia pero sin miedo a reconocer que la recepción de estas olas migratorias puede suponer un conflicto cultural. Si bien es fundamental denunciar las contradicciones de las dinámicas capitalistas y su relación con la aparición de enfrentamientos armados y el desplazamiento de refugiados, una crítica acérrima al eurocentrismo podría resultar contraproducente. No hay nada de malo en reconocer el valor de ciertas conquistas europeas (igualitarismo, derechos fundamentales, Estado de Bienestar…), que pese a ser insuficientes, bien podrían servir como base de un proyecto político emancipador.

Estas y otras muchas reflexiones a través de ejemplos, citas y múltiples referencias son abordadas por Zizek en su libro, donde también hay espacio para señalar la grave amenaza ecológica a la que se enfrenta nuestro planeta o para reflexionar en profundidad sobre la violencia fundamentalista. Este tipo de terrorismo es cruel, autodestructivo y carece de una meta concreta, pues no se centra en la consecución de un ideal, sino en la eliminación de todo aquello que se opone a dicho ideal.

Urge unificar las luchas y proponer un proyecto que ofrezca soluciones universales. Un movimiento que esté basado en una cultura dominante que no sólo respete sino que incluya y concilie las distintas reivindicaciones y civilizaciones en pos de la libertad y la coexistencia positiva. Zizek, quien no duda en reconocer la complejidad de sus aspiraciones, defiende el análisis marxista de “la lucha de clases” como herramienta de diagnóstico que permitiría llevar a cabo la utopía de aunar las batallas por la justicia social. Finalmente concluye que, si bien se trata de un objetivo casi inalcanzable, renunciar a luchar por un mundo solidario supondría asumir la propia derrota y nos convertiría en merecedores del fracaso.

Reseña de Roge Cañedo Liz (Fuente: Diagonal)

lunes, 11 de julio de 2016

159 ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE LA DIRIGENTE COMUNISTA CLARA ZETKIN


EL PRÓXIMO CONGRESO DE LA SOCIALDEMOCRACIA EN STUTTGART

Artículo de Clara Zetkin en «Die Gleichheit», periódico en defensa de los intereses de las trabajadoras, Stuttgart, 28 de setiembre de 1898

La atmósfera de las últimas elecciones al Reichstag repercute este año incluso en el Congreso de la socialdemocracia alemana, el cual deberá enfrentarse desde ahora mismo a una lucha más dura por parte del Estado capitalista contra cualquier movimiento de revuelta obrera. Es muy probable que estas dos circunstancias determinen las discusiones y las resoluciones de Stuttgart y caractericen su fisonomía. Estas resoluciones estarán influidas de forma determinante por el hecho de que nunca como ahora la socialdemocracia se ha presentado, tanto en sus concepciones como en sus decisiones, como un partido de lucha de clase del proletariado revolucionario, y no como un partido domesticado que ha mudado de piel, o como un partido de pequeñas reformas sociales; la socialdemocracia pone ahora más que nunca el acento en los objetivos finales: la conquista del poder político por parte de la clase obrera con el fin de «expropiar a los expropiadores», abatir el orden social capitalista, subrayando con ello su irreconciliable antagonismo con el Estado capitalista, y negando su disponibilidad a nivel de gobierno, a la práctica de compromisos con este Estado, como este orden social.

No resonarán en los debates las fanfarrias de júbilo por las importantes victorias conseguidas en las últimas elecciones por el partido socialdemócrata, por más que las mismas puedan justificarse. Resonará más bien la ponderada y desapasionada crítica a nuestro trabajo y a los resultados obtenidos; no la crítica que hunde sus raíces en la debilidad que, por amor a la sutileza sofística, disminuye los resultados conseguidos y resta valor a lo que se ha hecho, sino la crítica que nace de la fuerza de la plenitud vital, la crítica que con impulso creativo pondera y sopesa los resultados, examinando atentamente lo que ha tenido éxito para que a lo bueno suceda lo mejor. Por muchas que sean las razones de la socialdemocracia para mirar con satisfacción todo lo que ha hecho y alcanzado en la última batalla electoral, nuestro éxito en las elecciones no se ha adecuado del todo a las expectativas. Al decir esto no estamos pensando en absoluto en las exageradas esperanzas de algunos en cuanto al número de escaños que se deben conquistar. Más bien, y sobre todo, pensamos en el hecho de que la socialdemocracia no ha logrado despertar de su sopor a masas más amplias de electores y llevarlas a las urnas. La participación en las elecciones ha sido visiblemente inferior respecto a 1893, y el aumento de los votos socialdemócratas -por imponente que parezca comparado con los resultados de los partidos burgueses- es inferior al conseguido en las anteriores elecciones. La socialdemocracia no ha logrado ir más allá del terreno ya conquistado, y en algún escaño que desde el principio venía consiguiendo, el número de sus electores ha disminuido de forma importante. Si bien se ha combatido en toda la línea, con el mismo sentido del deber de siempre, ni en todas partes, ni por parte de todos, se ha hecho con el entusiasmo, la combatividad y la confianza de otras veces. No intentamos ocultar en absoluto las distintas razones que han influido en los fenómenos señalados y que se han aceptado como explicación de los mismos. Pero aun cuando se reconozca hasta el fondo su importancia, es evidente a nuestro parecer que, en muchos círculos electorales, la actuación propagandística de la socialdemocracia ha perdido algo de su vigor. Entender por qué sucedió, y sacar las conclusiones, debe ser una de las tareas más importantes del Congreso del partido de este año. Sin embargo, las conclusiones -a lo que nos parece- sólo podrán ser las siguientes: que la fuerza de propaganda y de movilización de la socialdemocracia entre las masas es tanto mayor y más irresistible cuanto más neta e inequívocamente sabe presentar, junto a los objetivos electorales del momento, los objetivos finales de la lucha de clase proletaria; cuanto más decididamente se presenta no sólo como el partido más enérgico y duro de oposición a la política reaccionaria del actual gobierno, sino también como el más inexorable adversario del sistema social existente y del Estado que es su expresión, como inflexible luchador por un mundo nuevo y no como partidario de la reforma del viejo orden de cosas. Allí donde la democracia desde hace tiempo podía contar entre las masas proletarias con un sólido grupo de seguidores y donde, precisamente por ello, el acento fundamental de la campaña de movilización, involuntaria e inconscientemente, no se ha puesto en los objetivos finales que se consideraban «viejas leyendas» sino en las tareas políticas inmediatas del partido que la situación del momento hacía imprescindibles, no se han incrementado en absoluto nuestros éxitos. Los progresos más brillantes se han conseguido en aquellos sitios donde nos hemos visto obligados, por decirlo de alguna manera, a presentarnos por primera vez, donde la clarificación sobre las concepciones de fondo de la socialdemocracia ha sido necesariamente el núcleo de la batalla. Un examen crítico de nuestra actividad en las últimas elecciones para el Reichstag descubre sin lugar a dudas un conflicto entre las diferencias de opinión que se han mantenido a flote en nuestro partido referentes a los principios de fondo y a la táctica. Las controversias teóricas y tácticas que Bernstein suscitó en vísperas de las elecciones -en particular su subvaloración del objetivo final de nuestro movimiento- la celebrada táctica del trueque: «cañones a cambio de derechos populares», el planteamiento del «Vorwärts!» sobre política colonial, el punto de vista de Schippel y Calwer en relación a la política de aduanas y comercial, etc. Todos estos enfoques «transformistas» en relación a nuestros principios de fondo y a nuestra táctica, han ejercido sin lugar a dudas su influencia en nuestra actividad durante la batalla electoral. Ya sea directa o indirectamente, han contribuido a que, entre nuestros camaradas de partido que se hallaban en primerísima línea, se insinuara aquel pesimismo y aquel escepticismo que han acabado engendrando, aquí y allá, en vez de una combatividad segura de la victoria, un cansancio, un sentido indiferente del deber; en lugar de una batalla por el gran, irreversible objetivo final, la búsqueda de pequeños éxitos cotidianas, la tendencia a sacrificar un manojo de reivindicaciones fundamentales por un pellizco de reivindicaciones concretas. En los debates del Congreso del partido, las diferencias de opinión deben desembocar en una toma inequívoca de posición: las controversias deben ser clarificadas hasta el fondo; es extremadamente importante que el partido asuma una postura unitaria. Cuanto más paralizantes y próximas a la escisión sean dichas controversias para el desarrollo del partido, después de que fuesen obligadas a permanecer dentro de las rígidas formas dogmáticas de una secta político-científica, más profunda puede ser, en las filas del partido, la multiplicidad de las opiniones y de los puntos de vista. A pesar de ello, la libertad de opinión en lo que respecta a nuestros principios fundamentales y a nuestra táctica debe mantenerse dentro de ciertos límites que están determinados por la naturaleza de la lucha de clases proletaria, y por las condiciones históricas en las que la misma se desarrolla en Alemania. La vida intelectual, el desarrollo interno, la actividad externa de la socialdemocracia, no deben estar dominados por la escuálida uniformidad típica de los rebaños; debe existir, por el contrario, aquella unidad y aquel acuerdo que, hundiendo sus raíces en la misma base cognoscitiva, constituyen los presupuestos imprescindibles para una batalla enérgica y victoriosa. En cuestiones de tanta importancia como son las que deben ser tratadas en el seno de la vida de partido, mantener dicha unidad y dicho acuerdo es una de las más nobles tareas que deberá asumir el Congreso del partido en Stuttgart. El orden del día provisional del Congreso no prevé, como punto concreto, el análisis de las cuestiones de las que hemos hablado, pero en el seno del Congreso subsiste ampliamente la posibilidad de un debate y una clarificación. El resumen operativo de la presidencia, pero sobre todo el panorama de la última batalla electoral, el informe sobre la actividad parlamentaria, la relación de Schippel sobre la política de aduanas y comercial, el tema anexo de la libertad de coalición, ofrecen suficientes oportunidades para amplios y radicales debates sobre las diferencias de opinión, tanto tácticas como de principio. Sin, embargo, nuestra opinión es que hubiera sido preferible proponer una auténtica y total discusión exhaustiva en torno a nuestra táctica, a algunos análisis parciales que nos veremos obligados a incluir en los distintos puntos del orden del día. De la otra forma se habrían evitado, por un lado, repeticiones y, por el otro, se hubiera conseguido una visión de conjunto más unitaria y completa de las opiniones del partido sobre las cuestiones discutidas; pero señalamos de nuevo que, sea cual sea la forma en que la discusión vea la luz, lo importante es que se llegue a una contraposición clarificadora y de fondo. Este enfrentamiento no deberá llevar a las filas del partido el bacilo de la escisión, ni señalarle el camino hacia la abyecta confusión de una «democracia social». Por fuerte que pueda ser el enfrentamiento, el grueso del partido se alineará, en las cuestiones principales, con aquella compacta solidez que no es el resultado de una disciplina política externa e impuesta por la fuerza, sino la expresión de una concordia operativa y deliberativa interior. Y aunque las opiniones sobre puntos de importancia secundaria pudieran ser muy divergentes, los debates demostrarán que el partido, hoy como ayer, se apoya sólidamente sobre el fuerte y seguro terreno de la lucha de clases, y que no se dejará desplazar hacia la derecha por algunos disconformes oportunistas sino que, por el contrario, caminará más decidido por la senda de la revolución. Se necesita una ingenuidad mucho mayor que la tolerada por la policía -en el peor sentido de la palabra- y una fantasía más brillante que la que se atribuye a los escritores, para suponer, como hacen nuestros adversarios, que en nuestros tiempos, en los círculos del proletariado consciente, puede subsistir una tendencia a transformar el fogoso corcel revolucionario que corre intrépido hacia una meta lejana, pero nada confusa, con un asno reformista devoto del capital que se deja atar dócilmente al carro tambaleante de la democracia burguesa y de los «amigos» de los obreros. La copiosa y burbujeante oratoria de Guillermo II ha destruido definitivamente las ilusiones de que la socialdemocracia pueda asegurar los intereses del proletariado alemán echando por el balcón sus principios fundamentales, o renunciando a su puesto de combate en la lucha contra el gobierno y el Estado. Los discursos del emperador, de hecho, son algo más que la fatua expresión de una opinión personal: son los signos del tiempo que señalan en qué dirección se mueve la política de las clases dominantes. La más abyecta represión policíaca y una ilimitada explotación de la clase obrera: estos son los objetivos profundamente anhelados por las clases dominantes, objetivos que intentarán imponer por todos los medios a su alcance. Las discusiones y deliberaciones del Congreso del partido de Stuttgart darán una respuesta clara y neta a las amenazas reaccionarias. Mostrarán que la socialdemocracia volverá al campo de batalla tan tranquila y valiente como siempre, en calidad de combatiente y no de posible pactante. En particular, sabrá responder adecuadamente al golpe inferido al derecho de coalición. El Congreso del partido tratará la libertad de coalición, no como una cuestión doctrinal o merecedora de vacías disertaciones: su toma de postura deberá, por el contrario, dar inicio a una enérgica acción para la ampliación y garantía del derecho de coalición, derecho vital para el proletariado. Una enérgica acción en el parlamento y en las dietas provinciales, pero sobre todo una enérgica acción entre las masas, ya que son las masas, y no los parlamentarios, los que dicen la última y definitiva palabra. El esperpento que substituyó la lex Recke (1), a fin de cuentas, no fue decapitado por la estentórea virtud política de los nacional-liberales, sino que sucumbió al exasperado ímpetu de las masas. La necesidad de proteger la amenazada libertad de coalición confiere a nuestra participación en las elecciones de Landtag de Prusia una importancia aún mayor si cabe. Es muy probable que la reacción intentará llevar a su puerto, con ayuda del Landtag de Prusia, la «ley sobre las causas de detención» que ahora pende sobre la cabeza del proletariado como una simple amenaza. La socialdemocracia debe movilizar más que nunca a las masas contra el más peligroso de todos los parlamentos plutócratas de Alemania. Esperemos que el Congreso del partido de Stuttgart, que tratará de nuestra participación en esas elecciones y adoptará una decisión acorde con el estado de cosas, suspenda la enmienda Mittag (2) y revalide la resolución de Bebel. Los representantes del partido enviados a Stuttgart saben que les aguarda un trabajo muy difícil, y lleno de responsabilidad; pero también están convencidos de que el cumplimiento fiel y ponderado de este trabajo representará un paso adelante hacia la victoria. Clarificación en el interior del partido, enérgica batalla en el exterior; ésta es la consigna con la que el Congreso del partido se reunirá en Stuttgart, y bajo la que desarrollará sus tareas, a pesar de los enemigos, por la defensa del proletariado.

Notas

(1) Lex Recke: proyecto de ley del gobierno prusiano para la limitación del derecho de asociación y reunión, promovido por el ministro del Interior, el barón Von der Recke. Estaba dirigido contra la socialdemocracia y especialmente contra la adhesión de los obreros jóvenes a las organizaciones de la clase obrera.

(2) Enmienda Mittag: en el Congreso del partido de Hamburgo, en 1897, August Bebel había presentado una resolución mediante la cual se pedía la supresión de la prohibición de participar en las elecciones al Landtag prusiano y la aprobación, en determinadas circunstancias y cuando no hubiera sido posible presentar candidatos propios, de acuerdos electorales con los partidos burgueses de oposición si estos últimos aceptaran las condiciones impuestas por la socialdemocracia: la lucha por el derecho de voto general, igual, directo y secreto, etc. Otto Mittag, con una propuesta de enmienda, defendía la prohibición de cualquier acuerdo electoral con los partidos burgueses. La enmienda Mittag fue aprobada por 145 votos a favor, 64 en contra y una abstención.

Fuente: Bolchetvo

domingo, 10 de julio de 2016

"RETRATO DE VSEVOLOD MEYERHOLD", DEL PINTOR SOVIÉTICO PIOTR KONCHALOVSKI


"Retrato de Vsevolod Meyerhold"
Piotr Konchalovski
1938
Oleo sobre tela
212 x 233 cm
Galería Tretyakov Moscú


Se trata de una de las obras maestras de Piotr Konchalovski. El retrato del director teatral, actor y productor es un homenaje pictórico a Matissse, un símbolo del esteticismo y la soledad humana. Se pintó en 1938 cuando el director de teatro comunista Vsevolod Meyerhold había caído en desgracia por no contar con el apoyo de Stalin. Poco después del retrato Meyerhold fue detenido y fusilado.

Vsevolod Emílievich Meyerhold
(Penza, 1874 - Moscú, 1942). Director y teórico teatral ruso, una de las figuras clave del teatro contemporáneo junto a Stanislavski, del que se separó buscando un camino propio que le llevó a establecer la teoría teatral de la convención consciente y el método interpretativo que bautizó como Biomecánica.

Su padre, Emil, era un rico fabricante de vodka, y Alvina, la madre, era de ascendencia báltica. El ambiente cerrado de la educación familiar motivó que Meyerhold se sintiera siempre más ruso que alemán y más ortodoxo que protestante. Al cumplir los veintiún años cambió su nombre original (Karl Theodor Kasimir) por el de Vsevolod, en homenaje a Vsevolod Garsin, joven escritor pesimista que se había suicidado.

Se trasladó a Moscú para cursar estudios de Derecho, y acabó por abandonarlos para estudiar en la Escuela Dramática de Nemirovich-Dantchenko en 1896. Inició su carrera como actor en 1898 al lado de Stanislavski en el recién creado Teatro de Arte de Moscú. Allí representó fundamentalmente obras de Chéjov, entre las que destaca su interpretación en La Gaviota (1898).

Cuatro años después abandonó el Teatro de Arte, en desacuerdo con los principios naturalistas defendidos por su director y contra las técnicas stanislavskianas de reproducción de los estados de ánimo en escena. A partir de entonces se centró en el desarrollo de su teoría interpretativa, que finalmente acuñó con el nombre de Biomecánica. Tras un viaje a Italia, organizó una temporada teatral en Tiflis en la que dio más importancia a la concepción plástica, lumínica y móvil del escenario que a la psicofísica del actor, pero no fue entendido por el público.

En 1905 fue llamado por Stanislavski para dirigir el Primer Teatro Estudio del Teatro de Arte, laboratorio de carácter experimental, donde produjo obras simbolistas en las que los actores se movían como personajes estilizados. De las relaciones de estos dos grandes directores, el propio Meyerhold dijo: "El problema fundamental del teatro contemporáneo es preservar el don de la improvisación que posee el actor, sin transgredir la forma precisa y complicada que el director ha de conferir al espectáculo. Stanislavski piensa igual que yo; ambos abordamos la solución de la tarea, como los constructores del túnel bajo los Alpes: cada uno avanza por su lado, pero en el medio nos encontraremos seguramente". Sin embargo, la fallida revolución de 1905 provocó el fracaso del Estudio, que no tuvo una proyección práctica.

Meyerhold pasó a colaborar como director en la compañía de la actriz Vera Komisarjévskaia, en su teatro de San Petersburgo, desde noviembre de 1906 con el estreno de Hedda Gabler, de Ibsen. La concepción del escenario como una construcción, una estructura de escaleras, plataformas y planos en los que se inserta el actor como un engranaje más, que permite una expresividad actoral más plástica que psicológica, fue considerada por Vera Komisarjévskaia como un desprecio a la labor del actor, y Meyerhold fue despedido. Para subsistir dirigió durante diez años los Teatros Imperiales bajo la promesa de no tratar de escandalizar al público con sus experimentos. Siguió con sus investigaciones bajo el nombre supuesto de Doctor Dapertutto, divulgando sus logros por medio de conferencias, luego publicadas.

Para Meyerhold, el teatro ha de ser diferente de la realidad cotidiana, ya que es un arte puramente convencional. Basa sus ideas en el adiestramiento del cuerpo del actor mediante una serie de ejercicios, encaminados a la traducción inmediata en movimientos, actitudes y gestos de los estados de ánimo y reacciones íntimas del personaje. Además, en sus montajes más destacados (El profesor Bubus, El inspector, de Gogol, La Chinche y El Baño, de Maiakowski) así como en los distintos escritos que publicó, sistematiza su idea de un teatro de convención consciente, caracterizado por que el espectador no olvida ni un instante que tiene delante a un actor que representa un personaje.

El teatro de la convención consciente se opone al procedimiento de la ilusión de verdad que acuña el Naturalismo, defensor de la reproducción en la escena de los ambientes y problemas de la vida cotidiana, con el objetivo de hacer de los personajes una repetición de tipos reales. Estaba en contra de la cuarta pared, dejaba encendidas las luces de la sala, suprimía el telón y permitía que los espectadores viesen las paredes de ladrillo del fondo del teatro para que no olvidasen que estaban asistiendo a una representación.

Su perfil político quedó definitivamente remarcado cuando, tras el estallido revolucionario de Octubre de 1917, se unió a Block y a Maiakowski respondiendo al llamamiento lanzado por el Primer Ministro Lunacharski sobre la nueva cultura. Meyerhold se adhirió al Partido Comunista y fue nombrado director de la sección teatral de la Comisaría de Instrucción Pública; se convirtió, así, en el artista más importante del nuevo teatro soviético. Reivindicó el papel del actor como trabajador.

Los teatros pasaron a formar parte de un nuevo organismo gubernamental conocido como T.E.O. y a Meyerhold se le encomendó dirigir el de Petrogrado, antigua San Petersburgo, en el que estrenó Misterio Bufo, de Maiakovski, para celebrar el primer aniversario de la Revolución Rusa (1918). Poco tiempo después las autoridades movilizaron a todos los trabajadores del teatro para luchar en los frentes, tras el estallido de la guerra civil. En el mes de junio de 1919, acosado por el hambre, partió hacia Yalta. En este viaje fue apresado por el bando de los mencheviques, que lo condenaron a muerte, aunque pudo salvarse poco tiempo antes de la victoria bolchevique.

Pero fue en 1923, después de intensos estudios sobre la Biomecánica y tras mantener estrechos contactos con el recién aparecido Constructivismo, cuando la figura de Meyerhold cobró mayor relieve institucional. Con la edición de un libro homenaje a su labor, titulado Vsevolod Meyerhold, se inició una nueva etapa que quedó remarcada en el XI Congreso del Partido Comunista Ruso, que preconizó la realización de una literatura comunista que se opusiera, por sus tendencias, temas y forma, a la acción disgregadora de la literatura burguesa.

Poco después, el 2 de abril, se celebró en el Teatro Bolshoi de Moscú el quincuagésimo aniversario del director y el vigésimo quinto de su vida teatral; en dicho acto recibió el reconocimiento de "Artista del Pueblo". Coincidió esta etapa con la corriente denominada "estilo urbanístico", desarrollada por algunos directores de escena rusos, que presentaban la ciudad occidental como un conglomerado de perversidad y tentaciones. Destacó, dentro de esta tendencia, el espectáculo El lago de Ljul, de Alesksey Fajko.

Meyerhold trabajó con los artistas constructivistas y llenó sus espacios escénicos de plataformas móviles, escaleras y tarimas, sobre las que los actores ejecutaban movimientos precisos y mecánicos. La que se reconoce como su cima creativa llegó en 1926 con los montajes de El inspector, de Nikolai Gógol, una revisión radical del clásico ruso, y El cornudo magnífico, de Crommelynck. Esta obra trata de las relaciones entre un marido, una esposa y su amante; Meyerhold trasladó la expresión de las vivencias interiores a formas abstractas. Por ejemplo, el amante caía desde un tobogán en los brazos de la esposa, expresando su alegría por medio de saltos.

En 1925 había sido promulgada la que se conoce como "política del partido en el terreno de las Bellas Artes", en la que se produjo un encuentro entre los distintos grupos y asociaciones literarias: desde los Futuristas, al Frente de la Literatura de Izquierdas, los Grupos Proletarios o la Liga de los Poetas Campesinos. Los primeros años de la década de los treinta le llevaron de gira por Europa, principalmente a Berlín y a París, y alumbraron su obra La reconstrucción del teatro. Esto coincidió con una serie de medidas destinadas a conseguir que el teatro contribuyera más activamente a la construcción del socialismo.

La dama de las camelias, en 1934, le valió las más severas críticas de su carrera y constituyó el último éxito para la actriz y esposa de Meyerhold, Zinaida Rajch, en un momento en el que se proclamó el realismo socialista como conclusión máxima extraída del Primer Congreso Pan-Unionista de escritores, que había sido presidido por Gorki y que promulgó la aparición del denominado "héroe positivo". Al mismo tiempo, Stalin anunciaba la agudización de la lucha de clases. Meyerhold fue acusado de formalista y cayó en desgracia. Otros discípulos de Stanislavski, que seguían fieles al realismo psicológico, apoyado por las autoridades como medio de educación de masas, le ofrecieron la oportunidad de retractarse públicamente, a lo que se negó.

La primera imputación que se le hizo de "desvionismo" tuvo lugar en 1936 y Meyerhold se defendió con una conferencia en Leningrado titulada "Meyerhold contra el Meyerholdismo", que intentaba salir al paso de aquellos que se declaraban sus discípulos y no eran más que meros imitadores. El arranque del periodo más oscuro de su trayectoria artística y personal tuvo sus momentos más tensos en la asamblea de directores del mismo año, en la que se atacó duramente al Formalismo. Meyerhold mantuvo sus posiciones frente a la postura general.

Con la imposición de lo que se ha denominado "fotografismo burgués" como estilo oficial, Meyerhold sufrió los ataques de la prensa y la desvalorización de su obra de una manera oficial. Perdió su teatro y esto le llevó a aceptar el cargo de director de ensayos en el teatro de ópera que dirigía su amigo y antiguo maestro, Stanislavski, pero el fallecimiento del maestro le dejó sin apoyos.

El 15 de julio de 1939, su mujer, Zinaida Rajch, apareció degollada en su domicilio, lo que aumentó sus dificultades y sospechas, que le llevaron a enviar una carta al fiscal de la U.R.S.S., a finales del mismo año, denunciando las presiones físicas y psíquicas de las que estaba siendo objeto para conseguir una declaración. Así, el 1 de febrero de 1940, después de meses de prisión y tortura, un tribunal militar le condenó a a la pena capital y parece que fue fusilado el 2 de febrero. Su muerte fue silenciada. Su nombre estuvo prohibido en todas las publicaciones rusas hasta 1955, año en el que fue rehabilitado por la Comisión Militar de la Corte Suprema. Fue 1968 la fecha en que se publicó en su país la casi totalidad de su obra, que ha tenido una importante influencia en la escena soviética y europea.

Fuente: Biografías y Vidas