martes, 31 de mayo de 2011

PRESENTADO EN LA FERIA DEL LIBRO DE SEVILLA "LOS DÍAS DEL ARCOÍRIS", DE ANTONIO SKÁRMETA


SKÁRMETA NOVELA CÓMO CHILE DERROCÓ A PINOCHET

El escritor chileno Antonio Skármeta muestra en su última novela, Los días del arcoíris (Planeta), la "imaginación" y "pacifismo" con que los chilenos "desplazaron" la dictadura de Augusto Pinochet con la implantación de la democracia en el país a comienzos de 1990.

En un encuentro con los periodistas celebrado ayer en el Hotel Inglaterra de Sevilla, con motivo de la Feria del Libro , Skármeta, que posteriormente mantuvo otra reunión con los lectores en la cita literaria de la capital hispalense, manifestó que esta novela narra "la fuerza de la imaginación que ejercieron artistas y publicistas para producir cambios libertarios en una sociedad represiva" como era la existente durante el régimen dictatorial chileno.

En este sentido, señaló que este hecho fue posible en Chile en 1988, cuando Pinochet, "el dictador emblemático conocido universalmente como el prototipo del dictador indeseable, escenificó un plebiscito con la certeza de que lo iba a ganar", mientras que, en respuesta a esto, el pueblo hizo una campaña para que se votase "no al dictador", lo que consiguió "de una manera pacífica, creativa, llena de humor, de gracia, de esperanza de futuro y de ansia de libertad", seduciendo así a los chilenos y animándolos a ejercer la democracia.

Al hilo, Skármeta mencionó que en Los días del arcoíris hay una línea que cuenta "la exitosa campaña publicitaria que hicieron los artistas chilenos para convencer a quienes tenían miedo a la libertad, que trae progreso y no, como decía Pinochet, caos". Todo esto, porque en el plebiscito de 1988 había en el país chileno "unos pocos indecisos temerosos" a la hora de dar su voto para los que los publicistas tuvieron que emitir "un mensaje que los convenciera".

Uno de los protagonistas de la novela, Nico, un chico de 16 años, se da cuenta de lo que está pasando durante la represión y cómo sus profesores "confrontan al régimen con ingenio, ternura y solidaridad". Además, comentó Skármeta, "me gusta mucho trabajar con personajes jóvenes, e incluso, a veces le doy la voz narradora a un joven porque permite una versión menos ideologizada de los hechos".

El novelista chileno ha recordado la movilización estudiantes de 2006 en el país chileno, la llamada "marcha de los pingüinos", una marcha que "consiguió reformas" y cuyos integrantes "siempre estaban dispuestos a salir a la calle bajo un sentimiento de fraternidad", el mismo que existió en 1988.

Skármeta hizo hincapié en que "hay que profundizar en la democracia" y son los estudiantes de 16, 17 y 18 años, dijo, los que han llamado a esto, los que han llenado las calles en plena democracia y han conseguido reformas, agregando que "es la gente que está más alerta y es la más maravillosa", puesto que "no tienen nada de ese escepticismo y cinismo de la gente cuando se hace mayor".

El autor expresó que la democracia en Chile se ha conseguido gracias a los "héroes silenciosos", aquellos que "nadie sabe que son héroes porque tienen conductas dignas y nobles pero no se las cuentan a nadie". Y es que los chilenos "aguantaron el chaparrón apretando los dientes pero siguieron pensando y moviéndose con la idea de la libertad", aseguró.

Fuente: El Correo de Andalucía

No hay comentarios: