viernes, 31 de agosto de 2012

DESFILE DE GOBERNANTES BOCABAJO


El pasado 15 de agosto una extraña procesión de aspecto algo fúnebre pero con evidente voluntad de manifestación en contra de la política que parece haber llevado a España a la situación actual, desfiló a através de la Gran Vía madrileña. Eran siete lujosos vehículos negros, como los coches oficiales, que portaban sobre el techo retratos pintados (parecían fotos) del Rey, Adolfo Suárez, Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. Todos bocabajo. Los transeúntes se mostraron sorprendidos y aparecieron en las redes sociales algunos videos de aficionados dando cuenta de lo que consideraban una inexplicable protesta. Entre los círculos artísticos también se hacían quinielas, aunque pronto salió a relucir el nombre de uno de los más provocadores, Santiago Sierra, que además lleva algunos años realizando una acción titulada No Global Tour, que consiste en llevar por todo el mundo un gran letrero con la palabra NO sobre un camión y situarlo en lugares públicos y visibles.

Consultado Santiago Sierra sobre su participación en la acción en Gran Vía, titulada Los encargados, admitió su autoría compartida con el pintor Jorge Galindo. Sierra responde desde Italia a la consulta con un mensaje breve y contundente. "Jorge y yo odiamos a la basura que ha llevado a mi país de ser un protectorado a ser una colonia, es un acto claro de desafecto al régimen fascista encabezado por el militar franquista que caza elefantes. Nosotros no somos unan organización, solo somos antifascistas", dice.

Santiago Sierra, madrileño con una larga residencia en México, obtuvo el Premio Nacional de Artes Plásticas en 2010, al que renunció con una carta en la que decía que el Estado utilizaba estas distinciones en su provecho. "El arte me ha otorgado una libertad a la que no estoy dispuesto a renunciar. Consecuentemente, mi sentido común me obliga a rechazar este premio", decía. Es la única ocasión en veinte años en la que un premiado ha rechazado el galardón.

Por su lado, Galindo, que también se encuentra de viaje, dio también una sucinta explicación a vuelapluma. "Los retratos que van encima de los coches, no son fotos, son pinturas. Son 7 cuadros de 3,00 x 2,60 metros", apunta. "La obra  son los cuadros, fotos y un video, que se presentarán en una exposicion conjunta en la galería Helga de Alvear. Los encargados empiezan por el golfo golpista heredero y coronado de Franco".

Todo arte es político. Esta exposición es, además, un claro manifiesto.

Fuente: Sin Título

No hay comentarios: