domingo, 14 de octubre de 2012

""PAISAJE APOCALÍPTICO", DE LUDWIG MEIDNER





Paisaje apocalíptico
Ludwig Meidner
Óleo sobre lienzo
1913
81,3 x 115,5 cm
Museo Nacional de Westfalia, Münster (Alemania)


Se trata de uno de paisajes apocalípticos de los seis pintados por Ludwig Meidner y presentados en 1913, conservado en el Museo Nacional de Westfalia. La obra del alemán se inscribe en un extraño patetismo, obsesionado por dotar a los lienzos de una agitación visual para constatar el hundimiento de una era. Esa concepción novedosa, de quiebra de la historia como mero proceso cronológico, es compartida por otras corrientes del momento como el futurismo. Por eso no extraña que acudiesen a coartadas como el Apocalipsis, la decadencia social, los estragos de la peste o a referentes figurativos como el personaje de Jeremías.

Lo que Meidner denomina paisaje es en realidad la visión viva, a través del color y el contraste, del ataque aéreo a la zona baja de una ciudad, del que parecen librarse aún los barrios que se extienden sobre dos leves promontorios a izquierda y derecha. En el centro, casas que arden entre las calles, en las que pueden distinguirse las diminutas personas a las que, a base de minúsculos brochazos, se ha dotado de piernas para intentar huir de la barbarie. En el cielo, estallidos que rompen una noche que pretendía ser oscura, formidablemente representada por la quiebra de ese azul al que ya no dejarán ser morado. Para la caída de los artefactos administra con generosidad el amarillo, pero la introducción de rojos y verdes en ordenado desorden consagra una dinámica de gran atracción. Si el fuego es protagonista, la sencillez con la que el artista dota a las llamas sobre los tejados de feroz movimiento destructor es admirable.

Es llamativo que años antes del uso los bombardeos como mortífero medio de aniquilamiento de la población civil un pintor se decidiera a recoger una visión tan clara del horror venidero. Es inevitable clasificar este lienzo como un claro antecedente del Guernica, aunque desconocemos el grado de conocimiento que Picasso tuvo de la obra de Meidner. Pero en nuestra opinión, este “Paisaje apocalíptico” compite perfectamente con la obra del malagueño como visión estética del horror de los bombardeos aéreos.

Andrés Merino

Fuente: Revista de Arte