domingo, 11 de abril de 2021

"MONUMENTO A LA REVOLUCIÓN", DEL ARTISTA YUGOSLAVO ANDREJEVIC-KUN

Monumento a la Revolución
Đorđe Andrejević-Kun
Mosaico
10 x 4 m
1957 
Ivanjica, Serbia 

Situado en el extremo norte del parque de la ciudad de Ivanjica hay un gran muro de mosaico conmemorativo que se titula "Monumento a la Revolución". Con aproximadamente 10 m de ancho y 4 m de alto, a menudo se lo cita como el mosaico al aire libre más grande de Serbia y fue creado en 1957 por el notable artista de Belgrado Đorđe Andrejević-Kun.

La escena muestra a ocho combatientes partisanos armados cargando hacia adelante (con una combatiente vestida de rojo entre ellos), con varios de los combatientes llamando para animar a más personas a unirse a la lucha. Los combatientes frente a la carga ondean una gran bandera comunista yugoslava roja mientras un combatiente herido yace en el suelo en el medio del marco. 

Este mosaico está elaborado en un estilo parecido al realismo socialista. Todas las figuras son representaciones altamente idealizadas y convencionales de "revolucionarios glorificados" con poca o ninguna estilización artística, mientras que la acción es muy dinámica y típica de los arquetipos del realismo socialista de la época.

Se completaron importantes trabajos de restauración en este monumento tanto en 2008 como en 2015. Está protegido como bien cultural inamovible por el gobierno serbio.

sábado, 10 de abril de 2021

"LA CONDICIÓN HUMANA I: NO HAY AMOR MÁS GRANDE", PRIMERA PELICULA DE LA TRILOGÍA DE MASAKI KOBAYASHI

La Condición humana I: No hay amor más grande
Título original: Ningen no joken I (The Human Condition I: No Greater Love)
Año: 1959
Duración: 208 min.
País:  Japón
Dirección: Masaki Kobayashi 
Guión: Masaki Kobayashi, Zenzo Matsuyama (Novela: Jumpei Gomikawa) 
Música: Chuji Kinoshita 
Fotografía: Yoshio Miyajima (B&W)
Reparto: Tatsuya Nakadai, Michiyo Aratama, Ineko Arima, Chikage Awashima, Keiji Sada, Sô Yamamura, Akira Ishihama, Koji Nambara, Seiji Miyaguchi, Toru Abe, Masao Mishima, Eitarô Ozawa 
Sinopsis: Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Kaji, un japonés pacifista, trata de librarse del servicio militar aceptando un trabajo como supervisor laboral en las minas de la Manchuria ocupada. Kaji se dedica a mejorar las pésimas condiciones de vida de los prisioneros, pero sus esfuerzos son despreciados por el jefe del campo de concentración. Un día, el odio acumulado estalla y tiene terribles consecuencias.

Dirigida por Masaki Kobayashi,La condición humana (Ningen no joken)’ constituye uno de los films antibelicistas más valientes de la historia. Esta trilogía ambientada en los últimos años de la segunda guerra mundial nos cuenta la historia de Kaji, un joven socialista japonés que quiere escapar de los horrores de la guerra a toda costa. Su desprecio por el conflicto bélico le impulsa incluso a rechazar a su novia, quien está dispuesta a casarse aunque él tenga que partir a la guerra. Kaji se niega pues no comprende qué sentido tiene contraer matrimonio si luego tendrá que abandonar a su mujer para ir al frente de batalla.

Finalmente acepta un puesto como supervisor laboral en Manchuria, una de las colonias japonesas en China, en un acuerdo con el estado que le promete mantenerlo alejado de la guerra si aumenta la producción de las minas de carbón. Se casa y se muda allí. Desde su llegada al territorio chino se opone a la explotación de los trabajadores y aboga por una humanización del sistema laboral.

Pronto se ve inmerso en una red de intereses y poderes que ve en sus ideas una fórmula para aumentar la producción de las minas de carbón, pero que no comulga con sus ideales pacifistas. Las diversas luchas intestinas le conducen a doblegar sus propios principios y a ser cómplice del maltrato, la vejación y el asesinato. Sin quererlo tiene que hacer la vista gorda ante muchos acontecimientos que atentan contra la dignidad humana, transfigurando su personalidad y endureciendo su carácter, dejando atrás al joven e inocente socialista que fue un día.

Esta primera entrega del film, ‘No hay amor más grande‘, va perfilando tangencialmente los horrores de la guerra, de forma tal que ésta se convierte en una atmósfera capaz de sacar a la luz lo peor del ser humano.

Fuente: el cine en la sombra

VER PELICULA:

 

https://zoowoman.website/wp/movies/la-condicion-humana-i-no-hay-amor-mas-grande/

viernes, 9 de abril de 2021

COMIENZA LA CONSTRUCCIÓN DE 50.000 VIVIENDAS EN PYONGYANG, QUE SERÁN ENTREGADAS GRATUITAMENTE


DISCURSO DE KIM JONG UN EN LA CEREMONIA DE INAGURACIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN DE LAS PRIMERAS 10.000 VIVIENDAS EN PYONGYANG

Civiles y militares movilizados en la enorgullecedora obra de la construcción capitalina:

Hoy tenemos el honor de colocar otro hito significativo para la historia de la construcción de nuestra capital.

El VIII Congreso del Partido y el segundo pleno de su octavo Comité Central, efectuados a principios del año, resolvieron impulsar con vigor la construcción de viviendas en todo el país durante el Plan Quinquenal y a su vez levantar en este período viviendas para cincuenta mil núcleos familiares en la capital, es decir a razón de diez mil al año.

La más dignificante y gloriosa de todas las decisiones importantes y magnas del Congreso da hoy su comienzo espectacular.

Edificar viviendas modernas de tal envergadura en Pyongyang, capital de nuestro grandioso Estado, es un sueño que nuestro Partido viene acariciando y por el que ha hecho preparativos desde hace tiempo con la finalidad de procurarles a los capitalinos un ambiente de vida más estable y culta.

El Partido y el Gobierno averiguaron cuántos núcleos familiares sufren la falta de viviendas y estudiaron a fondo la manera de solucionar este problema, que constituye para ellos el quehacer de capital importancia.

Al aceptar de buena gana esta inmensa tarea como la más honrosa que debe cumplir infaliblemente, por muy adversas sean las condiciones y circunstancias, y pasara lo que pasara, el Comité Central del Partido ratificó su proyecto del desarrollo arquitectónico y política de construcción ateniéndose al principio de materializar a cabalidad la primacía de las masas populares.

Con una nueva definición del rumbo y orden de construcción, se dispuso invertir en la construcción de viviendas una parte importante del presupuesto total de la construcción nacional y, partiendo de una planificación y preparación para su puesta en práctica, el Congreso del Partido la reflejó en su política.

Esta gigante obra que proyectan el Partido y el Estado no persigue ningún lucro económico, sino que es una labor noble según la cual las riquezas del Estado y el trabajo creador de las masas laboriosas redundarán literalmente en beneficio de los mismos trabajadores.

Si a partir de hoy levantamos cada año viviendas para diez mil núcleos familiares y viviendas para cincuenta mil, hasta el 2025, en que se cumple el aniversario 80 de la fundación del Partido, se construirán viviendas para casi setenta mil núcleos familiares, incluidas las más de 16.000 actualmente en construcción, y el problema de viviendas de los capitalinos se resolverá satisfactoriamente.

Edificarlas en la capital en gran escala y envergadura adquiere una gran connotación también para hacer gala del irresistible espíritu de lucha de nuestro Estado y pueblo que avanzan con brío sobreponiéndose a múltiples dificultades.

Es consabido que ha sido harto difícil decidir la construcción de viviendas para diez mil núcleos familiares en la capital, en este año.

De hecho, la construcción de tal envergadura en la actual situación en que los desafíos y obstáculos son mayores que nunca antes, es algo desorbitado, que va más allá de toda la imaginación.

La construcción de este año se lleva a cabo en una circunstancia completamente diferente a la del comienzo de la construcción del reparto Ryomyong de hace cinco años. Es más: es una obra inmensa que exige trabajar varias veces más que en la anterior, en un período muy corto.

Con todo esto, el Partido decidió llevar a cabo incondicionalmente esta importante tarea política del primer año del Plan Quinquenal, vinculada directamente con la vida de los capitalinos y destinada a implementar cabalmente la resolución de su Congreso.

Sentimos un gran orgullo y coraje por emprender la más grande y magnífica obra en el momento más crucial. Además, tenemos la experiencia, los caudales y la confianza en que con toda seguridad podemos cumplir esta titánica tarea.

Los rascacielos y otros edificios altos y singulares, que por el momento aparecen solamente en los planos, llenarán a fines del año las zonas de Songsin y Songhwa, y esto volverá a manifestar plenamente las potencialidades del Estado y la creatividad del pueblo.

En este proceso. nuestra arquitectura autóctona dará otro gran salto y desarrollo. Y nosotros que construimos una nueva vida a nuestra manera, con nuestros propios recursos y manos, imprimiremos otro avance gigante en la construcción.

Se introducirán con audacia e innovación las modernas tecnologías y métodos como la arquitectura verde y la construcción en seco, se consolidarán las bases industriales de la producción de equipos y materiales de construcción, y los contingentes de construcción y sus integrantes se volverán más potentes y experimentados.

La magna construcción de hoy adquiere un significado monumental también para la historia de la construcción capitalina.

La que vamos a comenzar a partir de este momento será una obra histórica que consiste en zanjar avenidas grandes, modernas y nuevas ensanchando la capital en dirección al este, oeste y norte.

Si levantamos cada año, y de forma sucesiva, las viviendas para diez mil núcleos familiares y otros edificios públicos de forma singular en las zonas de Songsin, Songhwa, Sopho, Kumchon y la Avenida 9 de Septiembre, transformaremos nuestra capital con magnificencia y esto será un monumento significativo que representa el segundo decenio del siglo XXI, el más arduo y glorioso.

Los ciudadanos y nuestros descendientes que habitarán las nuevas avenidas que vamos a edificar recordarán por mucho tiempo, y como generación heroica, a los protagonistas de esta época, que va a formar grandes zonas arquitectónicas, dignas de la envidia del mundo, venciendo los mayores retos.

De hecho, la magna construcción de hoy es una obra grandiosa consagrada a registrar para la historia esta época gloriosa.

Camaradas:

La construcción es la suma del elevado espíritu alcanzado por los contemporáneos y del poderío estatal, así como un gigante paso de la civilización y desarrollo.

En la época actual en que avanzamos por el fortalecimiento y la prosperidad, enarbolando la consigna de la primacía de nuestro Estado, la obra de construcción de las viviendas capitalinas será el principal frente de ataque que represente la nueva era de ascenso y grandes cambios de la construcción socialista.

Con ella, rejuveneceremos una vez más la imagen de la capital y, además, abriremos una nueva época de avance y dinámica que asegure el desarrollo escalonado de la construcción socialista.

Mientras proyectaba la colosal obra, el Comité Central del Partido prestó atención primordial a formar como poderosas las unidades que desempeñarán el papel protagónico en ella.

A la hora de decidir la construcción capitalina, el Comité Central contó antes que nada -de esto no cabe la menor duda- con las fuerzas armadas revolucionarias, infinitamente fieles al Partido y al pueblo.

En el desempeño de sus funciones y responsabilidad como defensor de la patria y el pueblo, el Ejército Popular ha sido siempre muy eficiente como benefactor de la población.

Si el Ejército, que ha venido realizando proezas heroicas en innumerables obras de construcción y el resarcimiento de las calamidades naturales, se convierte en el grueso de la construcción capitalina, se asegura la victoria en toda ella.

Yo conozco al Ejército mejor que nadie.

Estoy convencido de que nuestros militares sabrán responder, con su cabal desempeño e infaliblemente, a la confianza del Partido y el pueblo, al demostrar, sin reserva, su combatividad en la construcción creativa.

También toman parte en la actual empresa, las principales unidades de construcción civiles como el Comité de Construcción Capitalina, la brigada de choque juvenil Batalla de Velocidad, la Dirección de Construcción de Lugares de Interés Histórico-Revolucionario y la Dirección de Construcción en el Extranjero.

El éxito en la obra depende de los directivos y los constructores militares y civiles que son sus encargados directos.

La política y la dirección sobre la construcción de nuestro Partido y Estado se concretan, en definitiva, por el entusiasmo y el esfuerzo de cada uno de los constructores. Y el Partido confía más que nada en su fervoroso patriotismo y talento.

La misión más importante la asume el sector de diseño.

En la actualidad la construcción, de por sí, es considerada como una labor altamente creativa, y los edificios son cada vez más plásticos, artísticos, multifuncionales e intelectuales, lo cual realza más la importancia del diseño.

El Partido exige que en el diseño cada raya y punto reflejen la ideología, el espíritu y el ímpetu palpitante de la época, así como un elevado ideal y civilización que sean de nivel mundial.

Los funcionarios del sector deben elaborar a la perfección todos los diseños de forma tal que materialicen perfectamente la estética arquitectónica del Partido, según el plan de configuración y diseño de repartos previamente confirmado y dado a conocer, y se los entregarán lo antes posible a la parte constructora.

Todas las entidades encargadas de la construcción comenzarán sin demora la obra y cumplirán sin falta el plan por día, semana y mes, para así terminar en lo fundamental el armazón de edificio en lo que va de este primer semestre.

Al asumir como tarea principal elevar la calidad de la obra, todas las unidades y entidades la asegurarán durante todo el proceso de la construcción.

Solo cuando todos los funcionarios y constructores se dispongan siempre a poner a prueba su fidelidad, patriotismo y conciencia ante el Partido, el Estado, el pueblo, la posteridad y la historia, todos los edificios serán al pie de la letra magníficas creaciones de nuestra época.

Es menester elevar el papel de la rama de supervisión de modo que se observen y garanticen estrictamente las políticas de construcción del Partido y el Estado, las exigencias e intereses del pueblo y la seguridad de la arquitectura.

Es preciso suministrar con prioridad y a tiempo los materiales y equipos necesarios a la construcción de viviendas para 10.000 núcleos familiares.

Las fábricas y empresas que se encargan de la producción de cemento, los materiales de hierro, acero y construcción y equipos de todo tipo, movilizarán al máximo el entusiasmo revolucionario y la creatividad de los obreros para cumplir satisfactoriamente y a tiempo sus tareas y de esta manera garantizarán el éxito de la construcción de viviendas en la capital.

También el sector del transporte, como el ferroviario, vigorizará la campaña para transportar con celeridad las cargas con destino a las grandes obras de construcción de la capital y las bases de producción de materiales de hierro, acero y de construcción.

Colocarán por encima de todo la labor política y la ofensiva ideológica, dirigidas a poner de pleno manifiesto la fidelidad, el patriotismo y la creatividad de los constructores civiles y militares, y lograrán que el ánimo redoblado se perciba en todo el lugar de construcción desde que esta comienza hasta que termina.

Así movilizarán enérgicamente a las masas a la dignificante construcción y convertirán todos los lugares de la construcción capitalina en zonas candentes y revolucionarias, y en una magnífica escuela que crean el nuevo espíritu de la época y forman a los audaces ejecutores y vigorosos trabajadores socialistas.

Además, atenderán al máximo la salud y la vida de los constructores militares y civiles.

Habilitarán puestos e instalaciones que respondan a la exigencia del sistema profiláctico de emergencia del Estado, exigirán la estricta observancia de las normas antiepidémicas y harán cuanto esté a su alcance para prevenir todo tipo de accidentes y daños y para que los constructores se dediquen a la construcción sin la menor incomodidad.

No encargarán el abastecimiento de los constructores sólo a las unidades correspondientes, sino reforzarán el sistema estatal de su aseguramiento y se esmerarán para que a cada constructor le toque la cuota que le corresponda.

Camaradas:

Hoy iniciamos la obra, pero unos meses después, en esta zona se levantará un nuevo reparto del pueblo, un gran magnifico complejo arquitectónico que enorgullezca a todos nosotros.

Nada es más digno, feliz y honroso que entregarse con sudor y pasión a la construcción de un reparto ideal cuyos moradores serían precisamente nuestro gran pueblo, el mejor del mundo.

Por el futuro de nuestra capital, que será más hermosa y magnifica, y por nuestros padres, hermanos e hijos que en ella crearán y disfrutarán a plenitud de la nueva civilización, esforcémonos todos para llevar a feliz término las resoluciones del VIII Congreso del Partido.

Civiles y militares movilizados en la enorgullecedora obra de la construcción capitalina:

Hoy tenemos el honor de colocar otro hito significativo para la historia de la construcción de nuestra capital.

El VIII Congreso del Partido y el segundo pleno de su octavo Comité Central, efectuados a principios del año, resolvieron impulsar con vigor la construcción de viviendas en todo el país durante el Plan Quinquenal y a su vez levantar en este período viviendas para cincuenta mil núcleos familiares en la capital, es decir a razón de diez mil al año.

La más dignificante y gloriosa de todas las decisiones importantes y magnas del Congreso da hoy su comienzo espectacular.

Edificar viviendas modernas de tal envergadura en Pyongyang, capital de nuestro grandioso Estado, es un sueño que nuestro Partido viene acariciando y por el que ha hecho preparativos desde hace tiempo con la finalidad de procurarles a los capitalinos un ambiente de vida más estable y culta.

El Partido y el Gobierno averiguaron cuántos núcleos familiares sufren la falta de viviendas y estudiaron a fondo la manera de solucionar este problema, que constituye para ellos el quehacer de capital importancia.

Al aceptar de buena gana esta inmensa tarea como la más honrosa que debe cumplir infaliblemente, por muy adversas sean las condiciones y circunstancias, y pasara lo que pasara, el Comité Central del Partido ratificó su proyecto del desarrollo arquitectónico y política de construcción ateniéndose al principio de materializar a cabalidad la primacía de las masas populares.

Con una nueva definición del rumbo y orden de construcción, se dispuso invertir en la construcción de viviendas una parte importante del presupuesto total de la construcción nacional y, partiendo de una planificación y preparación para su puesta en práctica, el Congreso del Partido la reflejó en su política.

Esta gigante obra que proyectan el Partido y el Estado no persigue ningún lucro económico, sino que es una labor noble según la cual las riquezas del Estado y el trabajo creador de las masas laboriosas redundarán literalmente en beneficio de los mismos trabajadores.

Si a partir de hoy levantamos cada año viviendas para diez mil núcleos familiares y viviendas para cincuenta mil, hasta el 2025, en que se cumple el aniversario 80 de la fundación del Partido, se construirán viviendas para casi setenta mil núcleos familiares, incluidas las más de 16.000 actualmente en construcción, y el problema de viviendas de los capitalinos se resolverá satisfactoriamente.

Edificarlas en la capital en gran escala y envergadura adquiere una gran connotación también para hacer gala del irresistible espíritu de lucha de nuestro Estado y pueblo que avanzan con brío sobreponiéndose a múltiples dificultades.

Es consabido que ha sido harto difícil decidir la construcción de viviendas para diez mil núcleos familiares en la capital, en este año.

De hecho, la construcción de tal envergadura en la actual situación en que los desafíos y obstáculos son mayores que nunca antes, es algo desorbitado, que va más allá de toda la imaginación.

La construcción de este año se lleva a cabo en una circunstancia completamente diferente a la del comienzo de la construcción del reparto Ryomyong de hace cinco años. Es más: es una obra inmensa que exige trabajar varias veces más que en la anterior, en un período muy corto.

Con todo esto, el Partido decidió llevar a cabo incondicionalmente esta importante tarea política del primer año del Plan Quinquenal, vinculada directamente con la vida de los capitalinos y destinada a implementar cabalmente la resolución de su Congreso.

Sentimos un gran orgullo y coraje por emprender la más grande y magnífica obra en el momento más crucial. Además, tenemos la experiencia, los caudales y la confianza en que con toda seguridad podemos cumplir esta titánica tarea.

Los rascacielos y otros edificios altos y singulares, que por el momento aparecen solamente en los planos, llenarán a fines del año las zonas de Songsin y Songhwa, y esto volverá a manifestar plenamente las potencialidades del Estado y la creatividad del pueblo.

En este proceso. nuestra arquitectura autóctona dará otro gran salto y desarrollo. Y nosotros que construimos una nueva vida a nuestra manera, con nuestros propios recursos y manos, imprimiremos otro avance gigante en la construcción.

Se introducirán con audacia e innovación las modernas tecnologías y métodos como la arquitectura verde y la construcción en seco, se consolidarán las bases industriales de la producción de equipos y materiales de construcción, y los contingentes de construcción y sus integrantes se volverán más potentes y experimentados.

La magna construcción de hoy adquiere un significado monumental también para la historia de la construcción capitalina.

La que vamos a comenzar a partir de este momento será una obra histórica que consiste en zanjar avenidas grandes, modernas y nuevas ensanchando la capital en dirección al este, oeste y norte.

Si levantamos cada año, y de forma sucesiva, las viviendas para diez mil núcleos familiares y otros edificios públicos de forma singular en las zonas de Songsin, Songhwa, Sopho, Kumchon y la Avenida 9 de Septiembre, transformaremos nuestra capital con magnificencia y esto será un monumento significativo que representa el segundo decenio del siglo XXI, el más arduo y glorioso.

Los ciudadanos y nuestros descendientes que habitarán las nuevas avenidas que vamos a edificar recordarán por mucho tiempo, y como generación heroica, a los protagonistas de esta época, que va a formar grandes zonas arquitectónicas, dignas de la envidia del mundo, venciendo los mayores retos.

De hecho, la magna construcción de hoy es una obra grandiosa consagrada a registrar para la historia esta época gloriosa.

Camaradas:

La construcción es la suma del elevado espíritu alcanzado por los contemporáneos y del poderío estatal, así como un gigante paso de la civilización y desarrollo.

En la época actual en que avanzamos por el fortalecimiento y la prosperidad, enarbolando la consigna de la primacía de nuestro Estado, la obra de construcción de las viviendas capitalinas será el principal frente de ataque que represente la nueva era de ascenso y grandes cambios de la construcción socialista.

Con ella, rejuveneceremos una vez más la imagen de la capital y, además, abriremos una nueva época de avance y dinámica que asegure el desarrollo escalonado de la construcción socialista.

Mientras proyectaba la colosal obra, el Comité Central del Partido prestó atención primordial a formar como poderosas las unidades que desempeñarán el papel protagónico en ella.

A la hora de decidir la construcción capitalina, el Comité Central contó antes que nada -de esto no cabe la menor duda- con las fuerzas armadas revolucionarias, infinitamente fieles al Partido y al pueblo.

En el desempeño de sus funciones y responsabilidad como defensor de la patria y el pueblo, el Ejército Popular ha sido siempre muy eficiente como benefactor de la población.

Si el Ejército, que ha venido realizando proezas heroicas en innumerables obras de construcción y el resarcimiento de las calamidades naturales, se convierte en el grueso de la construcción capitalina, se asegura la victoria en toda ella.

Yo conozco al Ejército mejor que nadie.

Estoy convencido de que nuestros militares sabrán responder, con su cabal desempeño e infaliblemente, a la confianza del Partido y el pueblo, al demostrar, sin reserva, su combatividad en la construcción creativa.

También toman parte en la actual empresa, las principales unidades de construcción civiles como el Comité de Construcción Capitalina, la brigada de choque juvenil Batalla de Velocidad, la Dirección de Construcción de Lugares de Interés Histórico-Revolucionario y la Dirección de Construcción en el Extranjero.

El éxito en la obra depende de los directivos y los constructores militares y civiles que son sus encargados directos.

La política y la dirección sobre la construcción de nuestro Partido y Estado se concretan, en definitiva, por el entusiasmo y el esfuerzo de cada uno de los constructores. Y el Partido confía más que nada en su fervoroso patriotismo y talento.

La misión más importante la asume el sector de diseño.

En la actualidad la construcción, de por sí, es considerada como una labor altamente creativa, y los edificios son cada vez más plásticos, artísticos, multifuncionales e intelectuales, lo cual realza más la importancia del diseño.

El Partido exige que en el diseño cada raya y punto reflejen la ideología, el espíritu y el ímpetu palpitante de la época, así como un elevado ideal y civilización que sean de nivel mundial.

Los funcionarios del sector deben elaborar a la perfección todos los diseños de forma tal que materialicen perfectamente la estética arquitectónica del Partido, según el plan de configuración y diseño de repartos previamente confirmado y dado a conocer, y se los entregarán lo antes posible a la parte constructora.

Todas las entidades encargadas de la construcción comenzarán sin demora la obra y cumplirán sin falta el plan por día, semana y mes, para así terminar en lo fundamental el armazón de edificio en lo que va de este primer semestre.

Al asumir como tarea principal elevar la calidad de la obra, todas las unidades y entidades la asegurarán durante todo el proceso de la construcción.

Solo cuando todos los funcionarios y constructores se dispongan siempre a poner a prueba su fidelidad, patriotismo y conciencia ante el Partido, el Estado, el pueblo, la posteridad y la historia, todos los edificios serán al pie de la letra magníficas creaciones de nuestra época.

Es menester elevar el papel de la rama de supervisión de modo que se observen y garanticen estrictamente las políticas de construcción del Partido y el Estado, las exigencias e intereses del pueblo y la seguridad de la arquitectura.

Es preciso suministrar con prioridad y a tiempo los materiales y equipos necesarios a la construcción de viviendas para 10.000 núcleos familiares.

Las fábricas y empresas que se encargan de la producción de cemento, los materiales de hierro, acero y construcción y equipos de todo tipo, movilizarán al máximo el entusiasmo revolucionario y la creatividad de los obreros para cumplir satisfactoriamente y a tiempo sus tareas y de esta manera garantizarán el éxito de la construcción de viviendas en la capital.

También el sector del transporte, como el ferroviario, vigorizará la campaña para transportar con celeridad las cargas con destino a las grandes obras de construcción de la capital y las bases de producción de materiales de hierro, acero y de construcción.

Colocarán por encima de todo la labor política y la ofensiva ideológica, dirigidas a poner de pleno manifiesto la fidelidad, el patriotismo y la creatividad de los constructores civiles y militares, y lograrán que el ánimo redoblado se perciba en todo el lugar de construcción desde que esta comienza hasta que termina.

Así movilizarán enérgicamente a las masas a la dignificante construcción y convertirán todos los lugares de la construcción capitalina en zonas candentes y revolucionarias, y en una magnífica escuela que crean el nuevo espíritu de la época y forman a los audaces ejecutores y vigorosos trabajadores socialistas.

Además, atenderán al máximo la salud y la vida de los constructores militares y civiles.

Habilitarán puestos e instalaciones que respondan a la exigencia del sistema profiláctico de emergencia del Estado, exigirán la estricta observancia de las normas antiepidémicas y harán cuanto esté a su alcance para prevenir todo tipo de accidentes y daños y para que los constructores se dediquen a la construcción sin la menor incomodidad.

No encargarán el abastecimiento de los constructores sólo a las unidades correspondientes, sino reforzarán el sistema estatal de su aseguramiento y se esmerarán para que a cada constructor le toque la cuota que le corresponda.

Camaradas:

Hoy iniciamos la obra, pero unos meses después, en esta zona se levantará un nuevo reparto del pueblo, un gran magnifico complejo arquitectónico que enorgullezca a todos nosotros.

Nada es más digno, feliz y honroso que entregarse con sudor y pasión a la construcción de un reparto ideal cuyos moradores serían precisamente nuestro gran pueblo, el mejor del mundo.

Por el futuro de nuestra capital, que será más hermosa y magnifica, y por nuestros padres, hermanos e hijos que en ella crearán y disfrutarán a plenitud de la nueva civilización, esforcémonos todos para llevar a feliz término las resoluciones del VIII Congreso del Partido.

Civiles y militares movilizados en la enorgullecedora obra de la construcción capitalina:

Hoy tenemos el honor de colocar otro hito significativo para la historia de la construcción de nuestra capital.

El VIII Congreso del Partido y el segundo pleno de su octavo Comité Central, efectuados a principios del año, resolvieron impulsar con vigor la construcción de viviendas en todo el país durante el Plan Quinquenal y a su vez levantar en este período viviendas para cincuenta mil núcleos familiares en la capital, es decir a razón de diez mil al año.

La más dignificante y gloriosa de todas las decisiones importantes y magnas del Congreso da hoy su comienzo espectacular.

Edificar viviendas modernas de tal envergadura en Pyongyang, capital de nuestro grandioso Estado, es un sueño que nuestro Partido viene acariciando y por el que ha hecho preparativos desde hace tiempo con la finalidad de procurarles a los capitalinos un ambiente de vida más estable y culta.

El Partido y el Gobierno averiguaron cuántos núcleos familiares sufren la falta de viviendas y estudiaron a fondo la manera de solucionar este problema, que constituye para ellos el quehacer de capital importancia.

 Fuente: KFA Euskal Herria

jueves, 8 de abril de 2021

SINFONÍA Nº16 DEL COMPOSITOR SOVIÉTICO NIKOLAI MIASKOVSKY, DEDICADA A LA AVIACIÓN SOVIÉTICA

I - Allegro vivace: 0:00

II - Andantino e semplice, quasi allegretto: 8:49

III - Sostenuto. Andante marciale ma sostenuto: 19:02

IV - Tempo precedente. Allegro ma non troppo: 33:17

La decimosexta sinfonía de Myaskovsky fue compuesta en 1935, y está dedicada a la Orquesta Sinfónica Filarmónica del Estado de Moscú, que la estrenó en el concierto de la temporada inaugural, el 24 de octubre de 1936 en Moscú, dirigida por la húngara Jenö Szenkár.

Estructurada en cuatro movimientos, esta sinfonía se conoce como la "Sinfonía de la aviación" por la razón que la inspiró: el 18 de mayo de 1935 un avión soviético llamado Maxim Gorky chocó con un pequeño avión de combate y se estrelló. Construido por la empresa Tupolev, era el orgullo de las autoridades soviéticas. Equipado con ocho motores de hélice fue el avión más grande construido, con un interior lujoso. Durante un vuelo de exhibición en Moscú estuvo rodeado por otros tres aviones más pequeños, para una demostración de su gran tamaño. Debido a una maniobra en falso de uno de sus compañeros, se produjo la colisión. En el accidente del Tupolev ANT-20 Maxim Gorky murieron 45 personas. Myaskovsky escribe su sinfonía inmediatamente después del desastre.

El primer movimiento está escrito en forma de sonata clásica. Un primer tema decidido y enérgico se opone a una segunda letra, de resignación meditativa al estilo ruso. El apartado de desarrollo ofrece un cierto dramatismo en el uso de los temas, hasta la reexposición del primer tema, que pronto da paso al tema lírico interpretado con mayor sentimiento. La coda comienza basándose en el tema inicial.

El segundo movimiento corresponde al movimiento lento, utilizando un tema de aire poético interpretado por el oboe. El tema es meditativo, aumentando su expresión al ir a las cuerdas. La parte central está ocupada por una melodía de carácter pastoral, interpretada por la madera. Luego se repite el tema inicial que conduce a una coda tranquila.

El tercer movimiento consiste en una marcha fúnebre lenta. Está dedicado a las víctimas del accidente aéreo. Presentado de forma desoladora por los trombones, continúa sobre las cuerdas acompañado de golpes de tambor amortiguados. El ambiente adquiere un carácter más dramático, repitiendo solemnemente la marcha. En la parte central hay un tema lírico de naturaleza consoladora, que nos lleva a un breve clímax. La marcha inicial se repite, nuevamente alcanzando la forma solemne, realzada por la percusión, para luego terminar el movimiento en un trágico ambiente desolado.

El último movimiento utiliza el tema de una de las canciones del propio compositor, "Los aviones vuelan en el cielo". El inicio es lento, como si fuera un recuerdo del movimiento anterior. El tema principal tras su presentación se repite en forma de variaciones. El uso de formas de contrapunto es notable. La canción se desarrolla finalmente tomando la forma de un himno, tras un dramático silencio. Golpes dramáticos de percusión nos conducen a la coda, con la intervención de la trompeta como signo de oración.


miércoles, 7 de abril de 2021

MAPA INTERACTIVO DE LOS EDIFICIOS ARQUITECTÓNICOS DEL REALISMO SOCIALISTA EN RUMANÍA Y REPÚBLICA DE MOLDAVIA

Extraído de Un Vallekano en Rumanía

http://imbratisare.blogspot.com

Imprenta Nacional I.V. Stalin, Bucarest (1955)
El Mapa de la Arquitectura del Realismo Socialista de Rumanía y la República de Moldavia es una  pequeña parte de la investigación en profundidad realizada por la Asociación BACU en 2013-2020 en Rumanía y la República de Moldavia. Durante esos años, BACU documentó, identificó, monitoreó, protegió e inventarió las estructuras arquitectónicas realizadas bajo los criterios estético-sociales del Realismo Socialista, con la intención de incluir las más valiosas en la Lista de Monumentos Históricos Patrimoniales de ambos países.

La investigación ampliada, que forma parte del programa “Realismo socialista”, está disponible en línea o en los volúmenes ya publicados: la Guía de arquitectura “Arquitectura del Realismo Socialista - Bucarest”, edición 2020; la Guía de arquitectura “Arquitectura del Realismo Socialista - Chisinau”, edición 2020.

Las puertas de Chisinau, representativos bloques de
viviendas en la capital de República Moldova (1970)
El mapa del Realismo Socialista arquitectónico de Rumania y la República de Moldavia incluye algunos de los hitos principales de ambos países. En general, se trata de 121 estructuras, organizadas según su uso civil. Las estructuras seleccionadas van acompañadas de una breve información sobre autores y años de construcción. El objetivo del mapa es llamar la atención sobre la singularidad y el valor arquitectónico de los monumentos del Realismo Socialista y, por último, pero no menos importante, apoyar los esfuerzos realizados por BACU para incluirlos en la Lista de Monumentos Históricos y protegerlos. Incluso si algunos de los edificios están, en teoría, bajo la protección del estado, todavía están en un avanzado estado de deterioro o han sido restaurados de manera inadecuada.
 
Pulsando sobre la imagen se puede entrar en el mapa interactivo, ver imágenes de cada uno de los edificios y conocer un poco de su historia y estado actual:

martes, 6 de abril de 2021

REPORTAJE "EL CONVOY DE LOS 927" SOBRE LOS REFUGIADOS ESPAÑOLES QUE ACABARON EN MAUTHAUSEN

El convoy de los 927

El 24 de agosto de 1940, un tren con 927 refugiados españoles salía de la estación de Angulema, en la región francesa de Charente. Las tropas alemanas de Hitler acababan de partir Francia en dos, y los refugiados creían que los llevaban a zona no ocupada. Pero pronto se dieron cuenta de que enfilaban hacia el norte. Cuatro días más tarde llegaron al pueblo de Mauthausen. No les sonaba de nada el nombre de un campo de concentración que, al cabo de unos años, sería uno de los símbolos del holocausto y el exterminio.

lunes, 5 de abril de 2021

DOCUMENTAL "UN PALACIO PARA EL PUEBLO: PALACIO DE SERBIA"

"UN PALACIO PARA EL PUEBLO: PALACIO DE SERBIA"

La serie documental "Un palacio para el pueblo" trata de la historia de los edificios más emblemáticos de la Europa comunista, los más representativos de la época y testigos de las turbulencias de los países del Este durante la segunda mitad del siglo XX.

A través de imágenes inéditas la serie documental nos muestra, además de su construcción, cómo son los palacios hoy en día, aportando valiosos testimonios de sus trabajadores, funcionarios, arquitectos y directores.

La construcción del Palacio de la Federación, actualmente conocido como Palacio de Serbia, es uno de los ejemplos del llamado realismo socialista; con sus dimensiones épicas simboliza el sueño de un futuro mejor y un recomenzar. A cada República yugoslava se le concedió un espacio decorado por sus propios artistas y arquitectos locales.


domingo, 4 de abril de 2021

"LOS CEPILLADORES DEL PARQUÉ", DE GUSTAVE CALLEIBOTTE


Los cepilladores del parqué
Gustave Caillebotte
102 x 147 cm
Óleo sobre tela 
1875
Musée d´Orsay

Cuando Gustave Caillebotte se adhirió al círculo de los impresionistas corrían los primeros años de la década de 1870; había comenzado a pintar bajo la influencia de Monet y sus amigos, primero de forma autodidacta y después pasando por la École des Beaux-Arts para estudiar Arte. Contaba con los recursos económicos necesarios para dedicarse a la pintura y era una excepción, en ese sentido, entre los impresionistas: podía permitirse comprar obras a sus amigos para ayudarlos y la colección que logró atesorar de esa manera la donaría al Estado francés a condición de que las expusiera, en buena parte, al público.

Cuando murió, en 1894, Renoir, que era su albacea, tuvo bastantes dificultades a la hora de hacer entrega de esos fondos: a los responsables de la política cultural en Francia les parecía inadmisible que un museo albergara estos trabajos; en aquella época numeroso público aún rechazaba el impresionismo y solo pudo concederse parte, incluyendo una obra del propio Caillebotte, Los cepilladores del parqué (1875), ahora en Orsay.

Se trata de una estampa del mundo laboral: pertenece al mismo género que Las planchadoras de Degas, Las limpiadoras de Paul Signac o La lavadora de vajilla de Camille Pissarro. Los impresionistas incorporan sus visiones de la esfera urbana del trabajo a las estampas campesinas que ya habían representado los autores de la Escuela de Barbizon; que Caillebotte, miembro de una burguesía privilegiada que eligió una vida bohemia, optara por un motivo como este sorprendió a sus contemporáneos, y que trabajadores sencillos, como estos cepilladores de parqué, fuesen dignos de ser representados en una obra de grandes dimensiones era una novedad aún provocadora.

De ahí que el jurado del Salón desestimara la pieza: Caillebotte no participó en la exposición oficial de la Academia con esta obra, como se había previsto, sino que la llevaría en 1876 a la segunda muestra impresionista. Nos presenta aquí a tres operarios arrodillados, con el torso desnudo, acuchillando el parqué de una estancia vacía. Predominan los tonos beige, marrones y negros y la luz que entra por el balcón del fondo causa un extraordinario efecto de contraluz al caer sobre la espalda y los brazos de los trabajadores.

Las rayas del barniz oscuro sobre el suelo brillan a contraluz mientras las franjas de madera ya acuchilladas hacen aparecer la luminosidad derivada de la puerta y convierten la sombra de los trabajadores en un reflejo obtuso. Nos ofrece asimismo el artista estudios de movimientos rítmicos, comparables a los de Degas en sus bailarinas o en sus caballos de carreras.

Fuente: masdearte

sábado, 3 de abril de 2021

"VITORIA, 3 DE MARZO", EN EL 45 ANIVERSARIO DE LOS SUCESOS DE VITORIA

Título original: Vitoria, 3 de marzo
Año: 2018
Duración: 90 min.
País: España
Dirección: Victor Cabaco
Guión: Hector Amado, Juan Ibarrondo
Fotografía: Gaizka Bourgeaud
Reparto: Ruth Díaz, José Manuel Seda, Alberto Berzal, Mikel Iglesias, Amaia Aberasturi, Iñigo de la Iglesia, Iñaki Rikarte, Asier Macazaga, Oti Manzano, Pepe Penabade, Ane Pikaza
Sinopsis: Película sobre la masacre del 3 de Marzo de 1976 en Vitoria-Gasteiz. Cinco trabajadores murieron a manos de la policía durante el desalojo de una asamblea en la iglesia del barrio de Zaramaga, en el contexto de una larga huelga.

El 3 de marzo, tras varios meses de huelga en demanda de unas condiciones dignas de trabajo, las comisiones representativas de trabajadores en las empresas en lucha habían convocado una jornada de paro general en Vitoria, una ciudad donde se había creado un movimiento asambleario que preocupaba al Gobierno, temeroso de que pudiera extenderse al conjunto del Estado español.

En la iglesia de San Francisco del barrio obrero de Zaramaga, miles de trabajadores y trabajadoras abarrotaron el templo en asamblea. En el exterior se congregaron muchas personas más y, en medio, se situó un centenar de agentes de la Policía armada.

Durante los sucesos del 3 de Marzo de 1976 en Vitoria, cinco trabajadores resultaron muertos a manos de la Policía tras una larga huelga. Begoña, una joven de clase media, vivirá en primera persona aquellos hechos que sacudieron “una ciudad donde nunca pasa nada”. En un conflicto cada vez más enconado, tanto ella como su familia tendrán que elegir de qué lado colocarse. Finalmente, tras la masacre, Begoña, la ciudad, y el conjunto del país, no serán nunca más los mismos.

En 1976, estando muy reciente todavía la muerte de Franco, Vitoria era una tranquila capital de provincia. Una ciudad de “de curas y militares”. Pocos podían imaginar que, ese año, se iban a producir unos sucesos dramáticos, que cambiarían -de una vez y para siempre- la ciudad. Unos hechos que tuvieron también una importancia indudable en el devenir de la llamada transición española, especialmente en el País Vasco.

José Luis, periodista en una radio local, y acostumbrado a la rutina aburrida de la información en una pequeña ciudad, tampoco podía prever lo que se avecinaba. Sin embargo, los acontecimientos le envolverán en una situación que le afectará más de cerca de lo que hubiera podido imaginarse. Tan de cerca, que será su propia hija, Begoña, una de las protagonistas (y víctima) de aquellos días de marzo.

La ciudad estaba cambiando, miles de trabajadores planteaban mejoras salariales, pero también cambios sociales y políticos. Frente a ellos, una patronal y unas autoridades que no estaban dispuestos a permitirlos y que estaban dispuestos a todo. A todo.

Así las cosas, el conflicto estaba servido. También en una familia de clase media como la de José Luis se reproducirá un conflicto que terminará afectando a todos sus miembros. Begoña, la protagonista de esta historia -igual que tanta gente joven de aquella generación- crecerá como persona de forma paralela a su toma de conciencia social.

José Luis y Ana -su mujer y madre de Begoña- tampoco podrán permanecer al margen de una situación enconada, que acabará afectando a todos y cada uno de los habitantes de la ciudad, y deberán decidir de qué lado están.

El trágico resultado es conocido: el asesinato de cinco trabajadores a manos de la policía en el día 3 de Marzo. Un día que ha quedado grabado para siempre en la memoria colectiva de una ciudad que desde entonces no fue ya la misma.

VER PELICULA: https://www.rtve.es/alacarta/videos/somos-cine/vitoria-3-marzo/5821336/

viernes, 2 de abril de 2021

SE ESTRENA EN FILMIN "JOSEP", MEMORIA EXPRESIONISTA DEL EXILIO

Josep
Dirección: Aurel
Guion: Jean-Louis Milesi.  
Música y canciones: Silvia Pérez Cruz.
Animación
Francia-Bélgica-España
2020
81 min. 

En la pasada edición de los Goya, apenas una película (la mediocre La gallina Turuleca) competía contra sí misma por el premio cantado al mejor largo de animación, prueba de un mal año y frenazo en seco a la creciente industria del sector. Mientras tanto, los Cesar franceses y la EFA le daban sus premios de animación a esta cinta gala que bien pudiera o debiera haber sido española, ya que al fin y al cabo Josep trata precisamente sobre los españoles exiliados del final de la Guerra Civil que pasaron por los campos de concentración cuando intentaban llegar a Francia huyendo de Franco.

Una película de narrativa clara, trazo expresionista y paleta austera que apenas despega de su condición dibujada para articular, entre escenas que no eluden la violencia o la crueldad, esa sensación de desarraigo y extranjería que atenazó a aquellos que quedaron detenidos en un infame no-lugar de soledad, privación y miseria cuando huían precisamente de lo mismo.

La película se centra en el personaje real de Josep Bartolí (con la voz de Sergi López), dibujante, escenógrafo y escritor catalán que luego haría carrera artística entre México y Estados Unidos, y su amistad en el campo con un gendarme francés, personaje que narra la historia a su nieto desde el futuro en una estrategia tan trillada como efectiva en su afán didáctico.

No disimula Aurel la deuda de su animación limitada con el lenguaje gráfico o la propia obra de Bartolí, aunque bien es cierto que la película despega poco a poco de sus propias autolimitaciones para acercarse a lo onírico y lo simbólico, a las transiciones y fundidos significativos y, ya en su tramo final, a una apertura al color que, Frida Kahlo mediante o ya en el presente, actualiza de nuevo la memoria y el legado artístico y moral de aquellos que sufrieron las heridas del exilio, la humillación de sus propios vecinos (la Francia de 1939 no sale precisamente bien parada) y el olvido de la Historia. 

Manuel Lombardo

Fuente: Diario de Sevilla

jueves, 1 de abril de 2021

EL SONIDO DE LA RESISTENCIA REPUBLICANA EN EL 82 ANIVERSARIO DEL FIN DE LA II REPÚBLICA

El sonido de la resistencia republicana

Allí donde se quiere tener esclavos, 
hay necesidad de toda la música posible..

—Lev Nikolaevitch Tolstoï

Justo cuando el coro de la orquesta del Palau de la Música entonaba el famoso «Abrazaos, hombres, ahora!» del Oda a la Alegría de Schiller convertido en una de las composiciones más insignias de toda la historia de la música, la Sinfonía núm. 9, en Re menor, op. 125 de Beethoven, estallaba el levantamiento militar de los contrarios al gobierno legítimo de la república española. Era el ensayo general del acto inaugural de la Olimpiada Popular que debía celebrarse en Barcelona entre el 19 y el 26 de julio de 1936 y Pau Casals era su director. Como si se tratara de una intención perversa del destino, la interpretación de la pieza quedó truncada en este preciso momento. Llegaban las primeras noticias de un golpe de estado ideado por las fuerzas contrarias al gobierno legítimo de la Segunda República Española.

Banda musical marxando al frente, 1937.

Todo el transcurso del conflicto bélico fue acompañado de una sutil pero persistente banda sonora. De inicio a fin, los dos grandes bloques tuvieron sus melodías, canciones y obras enaltecedoras en momentos de escepticismo con la causa, de luto por la caída de amigos, familiares o compañeros de lucha y de esperanza en los momentos de desánimo generalizado. Como el antropólogo español Luis Díaz Viana asevera, —y por muy cruel que pueda parecer por la concepción mayoritaria de lo que es la música en Europa por su esencia fundacional del continente y la teorización filosófica que la rodea y la intenta definirse—, «todas las guerras y revoluciones se hacen al son de cánticos y músicas».

En este sentido, la lista de reproducción musical del bando republicano quedaría iniciada por una de las más célebres composiciones de la historia. Y aunque no tuviera la oportunidad de presentarse como tal himno merece, Casals se opuso a las órdenes de un oficial que se había presentado en el Palau para pedir la suspensión del ensayo porque, tal como se sabía, aquella «noche habría un alzamiento militar en toda España [y por tanto] el concierto y el Olímipada habían quedado suspendidos». Así, en lugar de acatar las órdenes de inmediato, el violonchelista catalán se dirigió a músicos e intérpretes con las siguientes palabras: «No sé cuando nos volveremos a reunir; os propongo que, antes de separarnos, todos juntos ejecutamos la sinfonía». Alzó la batuta y el ensayo se reanudó, con la consternación latente en el aire de aquel hecho insólito, pero resonaron las palabras últimas de Schiller: «ahora que un gran beso / inflama los cielos…».

Del «No pasarán» de aquel 39 en permanecieron pocas cosas intactas. La historia es siempre violenta y deshonesta, y se escribe con el trazo de los que ganan las batallas e imponen su visión. También fue eso lo que sucedió en el campo de la música. Si bien es cierto que gracias a la expedición clandestina que hicieron un grupo de siete jóvenes italianos en el verano de 1961 por recopilar cánticos y canciones antifranquistas —que culminaría en el disco Canti della Resistenza spagnola 1939-1961 (Italia Canta, 1961)—, conocemos al menos las melodías más reconocidas de los milicianos republicanos, en el campo de la clásica sigue habiendo un vacío importante de obras y compositores no sólo simpatizantes sino altamente comprometidos con los ideales de una España libre y antifascista, responsable con la vertiente humana de la vida en sociedad.

Entre ellas, algunas de las composiciones más destacables tienen su origen más remoto en otras revoluciones europeas. Este es el caso de la Canción del Frente Unido —originalmente, Einheitsfront—, compuesta por vienés Hanns Eisler, quien compuso la melodía para un poema de Bertolt Brecht. Discípulo directo de Arnold Schönberg y compositor sinfónico de obras notables como la Deutsche Sinfonie, Op. 50 y la que se convertiría en el himno nacional de la RFA a partir del 49, la Auferstanden aus Ruinen, Eisler formó parte del movimiento cultural de la Alemania de entreguerras llamado «November-gruppe», en el que el bullicio de un conflicto inacabado se mezclaba con la ilusión utópica y común de las revoluciones de este principio de siglo. Así pues, en cuanto a la composición que nos ocupa no era la primera vez que Eisler utilizaba los versos del famoso dramaturgo y poeta comunista alemán: los dos intelectuales se conocieron en 1925 y trabajaron juntos en este proyecto de un arte de vanguardia liderado por la izquierda, un arte funcional que aspiraba y representaba los anhelos de justicia y libertad.

Einheitsfront, interpretada por el coro de la Berliner Singakademie y dirigida por Dietrich Knothe.

Otro caso es el de la popularmente sabida como Canción de Bourg-Madame. Febrero de 1939, Madrid aún no ha caído pero es noticia que la resistencia republicana está débil y ha sufrido numerosas bajas y traiciones, también internacionales. Un grupo de milicianos de la Brigada Mixta Nº. 143 del Ejército Popular de la República enfila camino al exilio, después de su derrota oficialmente en enero del mismo año, cerca del río Gayá (Tarragona). Entre el mito y la historia, el nacimiento de esta música republicana se encuentra en una aldea inconcreto de la región occitana de Bourg-Madame, por donde pasaban los supervivientes con quimeras constantes y desesperación, a partes iguales. La leyenda dice, pues, que un profundo silencio invadía toda la ruta del exilio, pero que al darse cuenta de que un grupo de franquistas los miraban de lejos, se inventaron una letra completamente improvisada sobre la melodía de la KonarmieiskaiaLa armada a caballo, en español— del compositor, pianista y director de orquesta ruso Dimitri Pokrass.

Versión de la Canción de Bourg-Madame, por Pi de la Serra y Carme Canela.

Otro cántico olvidado es lo que los cerca de cinco mil brigadistas alemanes que vinieron al inicio de la guerra, llevaron desde el centro de Europa, junto con la determinación y la valentía de luchar por unos ideales comunes. Así pues, los integrantes del batallón Thälmann, enseñaron a sus compatriotas republicanos la famosa obra de Paul Dessau, violinista brillante, compositor de ópera desde muy joven y miembro del partido comunista alemán, Die Thaelmann Kolonne, ideada para la ocasión y pieza que rezuma a la perfección la fraternidad entre pueblos y el compromiso social y político que los voluntarios de todo el mundo adoptaron en este siglo revoltoso.

Die Thaelmann Kolonne interpretada pel cantante y director de orquestra alemán Ernst Busch.

El último ejemplo de esta índole es el del himno oficial de la CNT, el sindicato anarquista mayoritario desde su fundación en 1910. Conocida por el lema más repetido durante la vuelta como nombre, A las barricadas!, la canción popular es una versión de la Warszawianka polaca, la canción de las milicias socialistas anti-saristas de la revolución de 1905, creada por el compositor Józef Pławiński y con la letra del poeta Wacław Święcicki, ambos sindicalistas a favor de la recuperación del estado polaco bajo la tutela imperturbable del Imperio Ruso; un ejemplo que a pesar de no poderse clasificar estrictamente bajo la etiqueta de «música clásica», se ha convertido en uno de los más insignes símbolos musicales de este periodo.

Versión de la WarszawiankaA las barricadas!— del Orfeó Català, dirigido por Francesc Pujol. Barcelona, 1936.
 
Fuente: Barcelona clásica

miércoles, 31 de marzo de 2021

REVOLUCIÓN RURAL DE CHINA: LOS ARQUITECTOS RESCATAN A SUS PUEBLOS DEL OLVIDO

 

Después de 20 años de frenética construcción de ciudades, la China rústica se encuentra en una espiral de muerte. Ahora los arquitectos están ayudando a revertir el éxodo, con inspiradoras fábricas de tofu, destilerías de vino de arroz y plantas de té de loto.

En el remoto pueblo chino de Caizhai, una serie de pabellones de madera descienden por una pendiente junto a un arroyo rumoroso, y sus techos de tejas inclinadas hacen eco de los picos rocosos de las montañas que hay detrás. A través de grandes ventanales, los excursionistas miran el interior y observan cómo grandes barriles de soja hacen el viaje del frijol al tofu, pasando por diferentes salas para remojar, moler, prensar y freír, en un fascinante desfile de producción de tofu.

Caizhai siempre ha sido conocido como un centro de tofu. Pero, antes de que se construyera esta instalación en 2018, las familias producían pequeños lotes en los talleres de sus hogares. Lucharon para llegar a fin de mes, ya que las condiciones no cumplían con los estándares de seguridad alimentaria para que el tofu se vendiera en los supermercados, mientras que la generación más joven veía pocos incentivos para quedarse en el campo y unirse a negocios familiares en crisis.

Ahora, sin embargo, con una cooperativa de aldea recién formada que dirige esta fábrica especialmente diseñada, procesan 100 kg de soja al día, abastecen a las escuelas cercanas y comedores de trabajadores, y venden el producto mejorado, por casi el doble del precio anterior, a los minoristas de las ciudades. Alrededor de 30 aldeanos más jóvenes, que habían sido atraídos por la vida metropolitana, han regresado a Caizhai para unirse al equipo de producción, y los visitantes se han multiplicado por 20. Se sienten atraídos por una nostalgia cada vez más generalizada por el campo, por ver la elaboración tradicional de tofu en acción y probar la vida del pueblo, lo que genera una demanda de más cafés, casas de huéspedes y negocios relacionados cercanos.

En el paseo marítimo… Centro de ocio de Dushan.
En el paseo marítimo… Centro de ocio de Dushan. Fotografía: Wang Ziling

"Lo consideramos como una especie de estrategia de acupuntura arquitectónica", dice Xu Tiantian, fundador de DnA con sede en Beijing , la práctica de arquitectura detrás de la fábrica de tofu y varios otros proyectos similares en el condado rural de Songyang en la provincia oriental de Zhejiang de China. "En cada caso, hemos intentado hacer algo que restaure el orgullo de los aldeanos por su identidad local, además de atraer visitantes y crear una red económica local".

Durante los últimos siete años, ha estado trabajando con los líderes del condado para construir una constelación impresionante de nuevas instalaciones en la región., desde una fábrica de azúcar moreno y un taller de aceite de camelia, hasta una destilería de vino de arroz y una planta de producción de cerámica, además de centros comunitarios y museos. Los proyectos ahora se han reunido en un libro nuevo y atractivo, que se lee como el trabajo de varias prácticas durante varias décadas, tal es la velocidad vertiginosa del cambio en China.

Desde un anillo de árboles de bambú atados y tirados hacia adentro para crear un teatro abovedado al aire libre , hasta un museo de la cultura Hakka con forma de cueva hecho con paredes de piedra escarpadas., la elegante colección de estructuras están finamente adaptadas a su entorno. Los proyectos utilizan principalmente materiales locales simples y técnicas de construcción tradicionales, actualizadas para crear una lengua vernácula contemporánea, que rezuma una elegancia rústica seductora que ayuda a atraer a una creciente multitud de urbanitas cultos en busca de un restaurador rural. Pero fue una lucha cuesta arriba al principio.

Recuperando el orgullo de la tradición… el taller de aceite de camelia.
Recuperando el orgullo de la tradición… el taller de aceite de camelia. Fotografía: Wang Ziling

“Fue difícil persuadir a algunos aldeanos sobre el valor de usar métodos tradicionales, particularmente en las áreas más remotas”, dice Xu. “Todos querían algo moderno y elegante, como habían visto en las grandes ciudades. Ya nadie creía en las viejas casas de tierra apisonada o en las estructuras de bambú ".

Gradualmente, los convenció de que una reparación cuidadosa y una intervención discreta eran mejores que demoler y luego importar el brillo artificial de la ciudad. Uno de sus primeros proyectos fue restaurar un grupo de casas de tierra apisonada en la aldea de Pingtain, que había estado abandonada durante décadas, convirtiéndolas en un centro comunitario, con un taller de tinte índigo y un espacio de exhibición de equipos agrícolas.

Al ver los resultados, los aldeanos que antes eran escépticos se sintieron inspirados a renovar sus propios edificios de una manera similar, algunos estableciendo negocios de estadías en casas. La restauración de Xu de un antiguo puente de piedra entre dos pueblos incluyó la instalación de un dosel de madera simple y una arboleda plantada en el medio, transformando la ruta en un nuevo espacio social para mercados y eventos. Para una nueva destilería de vino de arroz en la aldea de Shantou, construyó un enigmático complejo de bóvedas de hormigón negro y paredes de ladrillo perforado, haciéndose eco de la forma de las bodegas históricas, una vez más dispuestas con una ruta de visitantes que se entrelaza entre los espacios de producción. Una próxima fábrica de cerámica producirá botellas para el vino, así como envases para otros productos de la región, lo que ayudará a construir una economía rural autosuficiente y de propiedad cooperativa en todo el condado.

“Songyang es un ejemplo de lo que se ha convertido en un fenómeno bastante extendido”, dice Aric Chen, crítico de diseño con sede en Shanghai, que actualmente investiga un libro sobre arquitectura rural moderna en China. “La última década ha sido testigo de una gran cantidad de proyectos centrados en el ecoturismo y el agroturismo. Antes se trataba de construir hoteles boutique, pero las estrategias se han vuelto mucho más sofisticadas ".

La “preservación” dirigida por el estado de aldeas históricas a menudo se utiliza para implicar la demolición y reconstrucción al por mayor. Los aldeanos fueron desplazados y sus hogares se transformaron en restaurantes y hoteles para atender a los turistas nacionales llenos de autocares, llegados desde las grandes ciudades para vislumbrar “el pasado”. Los pueblos y aldeas que figuran en la lista de la Unesco se convirtieron en cadáveres Disneyfied de lo que eran antes , sus muros de tierra "mejorados" con hormigón y acero.

El enfoque de Songyang es mucho más sutil. Las intervenciones provienen de industrias locales específicas en cada aldea, y los proyectos están dirigidos por sindicatos locales, con fondos provenientes de subsidios a nivel provincial y de condado, así como de los propios aldeanos. La acupuntura estratégica de Xu actúa como un catalizador para que las comunidades construyan un futuro en sus propios términos, al mismo tiempo que ayuda a cerrar la enorme brecha rural-urbana. "Estamos tratando de proporcionar un puente entre las aldeas y la ciudad", dice Xu. "Desde que comenzamos, más de 600 personas han regresado a Songyang para iniciar nuevos negocios, trayendo sus conocimientos de las ciudades".

El destino del campo chino ha sido el centro de atención en los últimos años, desde que el presidente Xi Jinping declaró la nueva prioridad nacional de "revitalización rural integral".. Las últimas dos décadas de frenética construcción de ciudades han llevado a un “vaciado rural”, con casi 200 pueblos borrados del mapa cada día desde 2000. Abuelos y bebés fueron abandonados por adultos en edad de trabajar que acudían en masa a las ciudades. La atención se centra ahora en crear incentivos para un retorno. Siempre dispuesto a seguir los pasos del presidente Mao, Xi también ha instado a todos, desde maestros hasta artistas y cineastas, a vivir entre las masas rurales para "formar una visión correcta". Mientras tanto, la Liga de la Juventud Comunista ha prometido enviar a más de 10 millones de estudiantes al campo para 2022, para "difundir la civilización".

Revitalización rural ... una instalación de agua.
Revitalización rural ... una instalación de agua. Fotografía: Wang Ziling

Paralelamente a las iniciativas patrocinadas por el estado, ha habido un creciente anhelo romántico por la patria rural, conocida como xiangchou , entre los habitantes de las ciudades que enfrentan las presiones de la vida urbana, con una creciente contaminación y preocupaciones por la seguridad alimentaria. Los turistas jóvenes generalmente prefieren los retiros rústicos a los grandes centros turísticos, mientras que la transmisión en vivo de idilios pastorales se ha convertido en un gran negocio. Li Ziqi, una influencer de 30 años de la provincia de Sichuan, ha ganado millones con su marca personal de alimentos, promocionada con videos de su búsqueda de hierbas silvestres y la búsqueda de artesanías tradicionales., como carpintería y teñido natural. Su canal de YouTube que ha acumulado más de 2 mil millones de visitas y no está sola. Desde mediados de 2019, más de 100,000 transmisores en vivo se han sintonizado desde granjas rurales para cambiar productos en Alibaba, el gigante mercado en línea.

Es una forma de cottagecore que también ha intoxicado el mundo de la arquitectura, con prácticas más jóvenes cada vez más deseosas de deshacerse de la ciudad por los campos. “Es una cuestión de oportunidad”, dice Chen. “Se están canalizando muchos recursos hacia el campo, y la menor escala de proyectos hace que sea más fácil de conseguir para los diseñadores más jóvenes”. Pero, más profundo que eso, cree que se alinea con preguntas de larga data sobre qué es la arquitectura china contemporánea, en un contexto donde no hubo prácticas privadas hasta la década de 1990.

“Después de una era en la que los arquitectos extranjeros usaban China como su patio de recreo”, dice, “estamos viendo una nueva generación de arquitectos chinos que definen su propio enfoque, a menudo utilizando técnicas vernáculas de una manera nueva , e inspirados por los principios procesionales de la tradición. Diseño de jardines chinos y pintura de paisajes, creando un 'pintoresco social' ”.

Con un gran proyecto de vivienda pública y un taller de cultivo de seda en marcha, el efecto Songyang mantiene a Xu y su equipo en alta demanda. “Hemos recibido propuestas de toda China”, dice. "Ahora estamos trabajando en una fábrica de té de loto en Guizhou y otra fábrica de vino de arroz en Shaanxi". Con alrededor de 940.000 aldeas en todo el país, todavía habrá mucho para mantener ocupados a los arquitectos por un tiempo.

Fuente: The Guardian