domingo, 26 de septiembre de 2021

"EL COMITÉ ROJO", DE LUIS GRANER ARRUFI

El Comité Rojo 
Luis Graner Arrufi
1901.
Óleo sobre lienzo
104 x 160 cm.
Museo del Prado

La escena pictórica refleja la situación de un grupo de diez trabajadores que se reúnen en torno a una mesa para conocer y debatir las noticias de la prensa en un período de organización del movimiento obrero y de auge de la lucha social, del anarquismo y del marxismo. En esta representación plástica antepone la intención comunicativa a la estética. Las figuras están individualizadas pero predomina el comunitarismo. Con gran economía de medios, Graner organiza horizontalmente una escenografía de gran impacto visual en la que los tonos grises que definen el espacio, cortados verticalmente por una ancha franja roja que emerge a la derecha, agudizan la sugestión dramatica acorde con la tensa expectativa de los reunidos. La volumetría de las figuras dispuestas en círculo así como el tratamiento tenebrista de los colores acentúa el realismo social dándole un aura de misterio y conspiración, a la vez que romántico (Texto extractado de Ureña Portero, G. en: Arte y literatura en la edad de plata: la mirada del 98, Madrid: Ministerio de Educación y Cultura, 1998, pp. 125-126).

sábado, 25 de septiembre de 2021

"EL CUARTO PODER", DOCUMENTAL DEL COLECTIVO CINE DE CLASE

Título original: El cuarto poder (Haz tu prensa)
Dirección: Helena Lumbreras
Guión: Helena Lumbreras, Llorenç Soler (Historia: Helena Lumbreras, Llorenç Soler)
Fotografía: Llorenç Soler
Producción: Pier Paolo Pasolini
Productora: Colectivo Cine de Clase
País de producción: España
Año: 1970
Duración: 37 min 

La cineasta antifranquista Helena Lumbreras, tras realizar la producción italiana "España 68", se instala definitivamente en Barcelona donde, contando con la colaboración técnica del cineasta valenciano Llorenç Soler, realiza "El cuarto poder", una pieza en la que analiza el poder de los medios de comunicación del Estado y llama a la realización de publicaciones clandestinas. El documental se estructura en tres grandes segmentos, que ironizan acerca de la "prensa del movimiento", presentan un montaje vertiginoso que asocia recortes de prensa, fotografías y titulares de periódico, y muestran imágenes de la guerra de Vietnam con acusaciones antiamericanas, denuncias al imperialismo y propuestas de autogestión en la "nueva" prensa.

Fuente: Naranjas de Hirsohima

VER DOCUMENTAL:

 

viernes, 24 de septiembre de 2021

"DOZSA", SERIE DE XILOGRAFÍAS DEL ARTISTA COMUNISTA GYULA DERKOVITS

 Xilografías de la serie "Dózsa" (1928) del artista comunista húngaro Gyula Derkovits que representan la revuelta campesina de 1514 encabezada por György Dózsa contra los magnates transilvanos.

Gyula Derkovits fue un pintor y grafista húngaro (1894-1934), que experimentó con diferentes"-ismos", aunque sus mejores obras se pueden encuadrar en el expresionismo, y al final de su vida logró crear un estilo propio característico.

Sus primeros dibujos se publican desde 1917 en la revista Ma (creada por Lajos Kassák para difundir el arte y la literatura vanguardista en Hungría y transformar la sociedad). Desde 1918 hasta comienzos de los años treinta estuvo vinculado al movimiento comunista y es en esa época (1928) cuando crea su obra más conocida, por encargo del Partido Comunista: una colección de 12 grabados en madera sobre la revolución campesina de György Dózsa, en 1514 (uno de los símbolos de la historia húngara desde el punto de vista comunista, por eso es muy habitual que haya muchas calles con ese nombre, en la época comunista había también numerosas asociaciones deportivas que llevaban ese nombre, como el equipo de fútbol Újpest Dózsa). Posteriormente realizaría esta misma obra como grabados en aguafuerte.

Murió relativamente joven, enfermo y en la miseria.

Fuente: Crónicas húngaras













https://www.hung-art.hu/frames.html?/magyar/d/derkovit/muvek/dozsa/index.html

jueves, 23 de septiembre de 2021

ALIANZA PUBLICA "EL COMUNISMO INTERNACIONAL Y LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA", DE LA HISTORIADORA LISA A. KIRSCHENBAUM

Para muchos, la Guerra Civil española fue la primera gran batalla. El anuncio de lo que vendría después. El momento de politización en la juventud, la primera gran causa con la que comprometerse. Y muchos de ellos eran comunistas. Este es —simplificado— el punto de partida de la historiadora Lisa A. Kirschenbaum en El comunismo internacional y la Guerra Civil española, donde analiza no tanto las relaciones República-Unión Soviética, que han sido objeto de controversia, sino la manera en que el desarrollo del conflicto y la militancia comunista organizada en torno a la contienda marcaron el comunismo internacional, sobre todo a sus militantes. La editorial Alianza publica este título el 23 de septiembre (26 euros) como una de sus apuestas del otoño. Aquí recogemos un extracto de la introducción, donde Kirschenbaum profesora de Historia en la Universidad West Chester de Pensilvania, contextualiza su investigación. 

La Guerra Civil Española y la cultura del comunismo internacional

El conflicto que llegó a ser conocido como la Guerra Civil Española comenzó con un golpe de Estado militar el 17-18 de julio de 1936. Estaba fuertemente arraigado en la agitación social, económica y política que sacudió España a principios del siglo XX y que en 1931 dio lugar a la República española, y con él los insurgentes querían detener los cambios y anular las reformas republicanas que ponían en peligro la autoridad tradicional de grandes terratenientes, la Iglesia católica y el ejército. El golpe de Estado, que iniciaron soldados del Ejército de África español, triunfó rápidamente en el Protectorado de Marruecos. Sin embargo, en la Península los partidarios del gobierno del Frente Popular que había sido elegido en febrero de 1936 ofrecieron una fuerte resistencia, si bien no siempre bien coordinada. Así pues, «pese al apoyo de muchos oficiales, el levantamiento en España» fue «en buena medida un fracaso», y sólo consiguieron hacerse con alrededor de un tercio del país. En un principio la situación parecía estar del lado de la República.

Lo que transformó el intento de golpe de Estado en una guerra civil y en un hito internacional para la izquierda fue la llegada de ayuda militar alemana e italiana para los rebeldes. A finales de julio Benito Mussolini y Adolf Hitler ya estaban enviando armas, aviones y tropas a España. En agosto de 1936 aviones alemanes e italianos llevaron al general Francisco Franco y a unos catorce mil soldados españoles y marroquíes a España sobrevolando el Estrecho de Gibraltar. Una vez en la Península, el Ejército de África lanzó una campaña despiadada por Andalucía occidental y Extremadura en dirección a Madrid, empleando las tácticas que los oficiales coloniales habían desarrollado en respuesta a la guerra de guerrillas del Rif: «Ataques esporádicos y en constante movimiento, llevados a cabo en varios frentes», junto con «una limpieza étnica sistemática como forma de garantizar el orden». A la larga, Italia aportó más de setenta mil hombres, y tanto Alemania como Italia enviaron cientos de piezas de artillería, carros de combate, aviones y pilotos, entre ellos la Legión Cóndor alemana, de tan triste recuerdo, que fue responsable de la destrucción de Guernica en abril de 1937. En agosto de 1936 el gobierno francés, con tal de reducir la ayuda a los insurgentes, propuso prohibir toda intervención internacional en España. La propuesta obtuvo el apoyo de Gran Bretaña y de la Unión Soviética y también el de Italia y Alemania, pese a que estos dos países la estaban infringiendo. Así pues, mientras los sublevados se reforzaban, el acuerdo de no intervención negaba armas a la República. 

Tras ser transportado por aire por el Estrecho de Gibraltar, el Ejército de África, de una efectividad brutal, salvó a la insurgencia de la derrota, al tiempo que la llegada de bombarderos y carros de combate alemanes e italianos lo vinculaban firmemente con el nazismo y el fascismo, entre otros en los medios soviéticos. Menos de dos semanas después del inicio de la sublevación, el periódico Izvestiia ya informaba de la ayuda militar que alemanes e italianos proporcionaban a los rebeldes y, como era propio de la propaganda del Comintern, caracterizaba la lucha en España como un eslabón más en la cadena de agresiones fascistas internacionales. Una foto que publicó Pravda de un avión rebelde derribado que tenía una esvástica en la cola hacía inequívoca la relación entre el fascismo alemán y la guerra de España. En cambio, la prensa soviética subrayaba que la causa republicana era «la causa de toda la humanidad avanzada y progresista» (delo vsego peredogovo i progressivnogo chelovechestva), como manifestó Stalin en un telegrama que envió al dirigente comunista español José Díaz y que se publicó en el número de Pravda del 16 de octubre de 1936.

Desde el principio, esa imagen de que la Unión Soviética estaba comprometida con la defensa de la democracia contra el fascismo fue tan omnipresente como refutada. El antifascismo soviético cautivó a muchos voluntarios internacionales, mientras que para otros no era más que una mera cortina de humo. Entre los primeros críticos —y sin duda uno de los más conocidos— de la propaganda y las acciones soviéticas en España estuvo George Orwell, que en Homenaje a Cataluña documentó su servicio militar en España como miembro de una milicia afiliada al POUM (Partit Obrer d’Unificació Marxista), un partido marxista anti-estalinista. Para Orwell, ese antifascismo tan estridente de los soviéticos conseguía ocultar el hecho de que «todas las políticas del Comintern han pasado a estar subordinadas (lo cual no deja de ser excusable, habida cuenta de la situación mundial) a la defensa de la URSS». Según él, como a los soviéticos sólo les preocupaba garantizarse su propia seguridad por medio de la cooperación con Francia, estaban más interesados en sofocar la revolución española que en ganar la guerra. Por lo que respecta a los sublevados, para ellos los comunistas —la forma en que los franquistas se referían a todos los que apoyaban a la República— eran unos infieles irredentos y agentes extranjeros de Moscú contra los que era razonable y necesario usar las tropas marroquíes «nacionales» y las bombas alemanas.

La apertura de los archivos soviéticos a partir de 1991 no ha contribuido mucho a resolver o replantear sustancialmente el debate sobre la sinceridad del antifascismo soviético. Ronald Radosh, Mary R. Habeck y Grigory Sevostianov, a cargo de la edición del libro Spain Betrayed (España traicionada), una recopilación de documentos soviéticos tanto militares como del Comintern publicada en 2001, arguyen que los materiales a los que ya se puede tener acceso verifican las «maniobras arteras de la Unión Soviética con respecto a la República española». Especialmente polémica es su aseveración de que los archivos demuestran que la verdadera misión de los soviéticos no era salvar a la República ni combatir al fascismo, sino más bien «“sovietizar” España y transformarla en la que habría sido una de las primeras “Repúblicas Populares”, con una economía, ejército y estructura política al modo estalinista». Desde su perspectiva, los documentos echan irrefutablemente por tierra la «cautivadora leyenda» de que el esfuerzo de los soviéticos para detener al fascismo en España fue «una de las empresas más nobles y desinteresadas del movimiento comunista internacional». Así pues, plantean lo que el historiador Tony Judt llamó «la delicadísima cuestión» de si «las Brigadas Internacionales y sus partidarios fueron engañados». El propio Judt no tuvo reparos en afirmar que los voluntarios internacionales «fueron engañados», y descartó la retórica comunista con respecto al fascismo y la defensa de la democracia por considerarla un mero «cuento chino».

Para otros historiadores, sin embargo, la afirmación de que los archivos que se abrieron al público hace pocos años echan por tierra tan clara como incontrovertiblemente la supuesta «leyenda» sobre la Guerra Civil Española es de por sí un cuento chino. Peter Carroll, al que se conoce sobre todo por su trabajo sobre la Brigada Abraham Lincoln, argumenta que dos recientes recopilaciones de documentos de esos archivos, España traicionada incluida, hacen intencionadamente un uso erróneo de pruebas históricas para sustituir «la honorable leyenda de la Brigada Lincoln» por «el mito de los archivos de Moscú». Helen Graham, destacada historiadora británica de la Guerra Civil Española, califica España traicionada de ejemplo del «nuevo macartismo histórico». Graham no encuentra «nada» en los documentos presentados que sostenga la suposición de los responsables del libro de que «todas las acciones de los soviéticos en España estaban encaminadas a conseguir» —como de hecho consiguieron— «el control absoluto del gobierno y ejército republicanos». Según Graham, para dar más consistencia a su tesis los responsables del libro «prescindieron por completo del contexto más general de la España republicana en guerra». Los historiadores que se ocupan de ese «contexto histórico más general» a menudo consideran a los soviéticos unos antifascistas oportunistas, pero no necesariamente falsos, pues su ayuda militar a la República contribuyó a sus esfuerzos para evitar que «la agresión alemana se dirigiera hacia el este». El historiador Daniel Kowalsky observa que, por su parte, la República aceptó la ayuda soviética sólo «a regañadientes», por saber que «la participación y asistencia comunista, que les era imposible rechazar, tanto podía condenar al fracaso la causa republicana como salvarla» al «terminar de completar su distanciamiento de Occidente». También subraya que el control soviético de «lo que pasaba en España sobre el terreno siempre fue muy limitado». Desde esa perspectiva, la argumentación de que los soviéticos estaban trabajando con suma eficacia para transformar España en una «democracia popular» de acuerdo con el modelo de lo que después serían los países de Europa del Este parece cuando menos «cuestionable».

Aunque la guerra de España ya no sea, como afirmó Christopher Hitchens en 2001, «probablemente la única polémica ideológica del siglo xx que sigue viva», su historiografía continúa polarizada, como un asunto de gran importancia en el que sólo puede ganar uno. Así pues, conviene que destaquemos que este libro sitúa la Guerra Civil Española en el centro de la historia del comunismo internacional que relata para entender la importancia de España como punto de referencia personal y político para una serie de comunistas concretos, y no para argumentar que la República estaba dominada por los comunistas. No nos interesa tanto la alta política como comprender los significados y el atractivo político y emocional que tenía el comunismo para personas concretas. De hecho, este libro no toma directamente partido en la polémica sobre la supuesta manipulación o control de los soviéticos del gobierno del Frente Popular español y de los voluntarios internacionales. No evalúa los motivos de los soviéticos ni analiza el impacto de su intervención militar y política. Tampoco plantea la «delicada cuestión» de si los voluntarios fueron engañados.

El libro vincula el comunismo internacional con la Guerra Civil Española porque muchísimos comunistas afirmaron, entonces y después, que en España vivieron sus ideales de forma más intensa, apasionada y plena que en ningún otro sitio. Incluso para los que terminaron por dejar el partido, la Guerra Civil Española siguió siendo en muchos casos un momento definitorio de sus vidas y de sus relaciones personales, algo que con frecuencia separaban (o intentaban separar) del contexto estalinista más general. Así pues, nos centramos en España por ser un momento crucial, que no aislado, en la historia del comunismo internacional y en las vidas de los comunistas internacionales.

Fuente: infolibre

miércoles, 22 de septiembre de 2021

EDITORIAL HOJA DE LATA PUBLICA "PASIONARIA. LA VIDA INESPERADA DE DOLORES IBÁRRURI", DEL HISTORIADOR DIEGO DÍAZ Y PRÓLOGO DE ENRIC JULIANA

Pasionaria. La vida inesperada de Dolores Ibárruri
Diego Díaz
Editorial Hoja de Lata
19,90 €
304 paginas

¿Cómo una mujer nacida en 1895 en el seno de una familia minera, tradicionalista y católica de la Bizkaia profunda llegó a convertirse en Pasionaria, icono mundial del movimiento obrero y de la resistencia antisfascista? Este error en el sistema, este giro inesperado en la biografía de una muchacha religiosa de Gallarta, a la que su madre pronosticó una vida «parir, hilar y llorar», y cuyo sueño de ser maestra se vio truncado por el machismo familiar, es el hilo conductor de este ensayo del historiador y periodista Diego Díaz.

Con sus luces y sus sombras, la figura de Dolores Ibárruri resulta apasionante, testigo y protagonista de algunos de los principales hitos del siglo xx. Ibárruri pasó de fregar la sede de la agrupación socialista de Somorrostro a ser la secretaria general de uno de los principales partidos comunistas de Europa occidental, la única mujer miembro del buró de la Komintern, y una dirigente política que despachaba con Indalecio Prieto, Azaña, Negrín, Togliatti, Stalin, Mao, Jrushchov, Tito o Fidel Castro. La pionera de un cierto feminismo socialista en los años 30, la madre de la patria durante la Guerra Civil que antepuso la revolución a la maternidad, la mujer tradicional que se arriesgó a dejar a su marido y vivir una historia de amor con un camarada 14 años más joven que ella, la dirigente estalinista que purgó sin titubear a sus camaradas caídos en desgracia, la admiradora de la URSS que sin embargo condenó la invasión de Praga por el Pacto de Varsovia o la bolchevique de primera hora que se convirtió en la abuela de la Transición española. Hay muchas vidas posibles en la vida inesperada de Dolores Ibárruri.

LEER PRÓLOGO DE ENRIC JULIANA: https://www.hojadelata.net/wp-content/uploads/2021/09/JULIANA_prologo_Pasionaria_DDIAZ.pdf

 

martes, 21 de septiembre de 2021

FIESTA DEL CENTENARIO DEL PCE

Los líderes sindicales, la ministra de Trabajo y Silvio Rodríguez, clausurarán la Fiesta del Centenario del PCE

Los líderes sindicales de CCOO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez, participarán en el acto de cierre la Fiesta del Centenario del PCE, junto a la vicepresidenta segunda del gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el secretario general del partido, Enrique Santiago. El acto, que abrirá sus puertas a las 12.30h. el domingo 26, también contará con la intervención de la directora de la revista ‘Nuestra bandera’, Marga Sanz.

Será el último de los actos políticos de este encuentro anual que, en esta ocasión, conmemora la creación del Partido Comunista de España hace cien años. Como broche de oro a la clausura de la Fiesta del Centenario, Silvio Rodríguez ofrecerá un concierto solidario, al que se podrá asistir adquiriendo una entrada de dos euros, destinados íntegramente a proyectos de Medicuba, para el envío de medicamentos y material sanitario a hospitales cubanos.

La Fiesta del PCE se celebra este fin de semana en el auditorio Miguel Ríos de Rivas Vaciamadrid. Desde el viernes 24 al domingo 26, se sucederán múltiples actos políticos y culturales. Entre otros, el PCE reunirá en su Fiesta a los líderes de las cuatro fuerzas que componen el espacio Unidas Podemos. Alberto Garzón (IU), Ione Belarra (Podemos), Gerardo Pisarello (CeC) y Juantxo López de Uralde (Alianza Verde) se darán cita para abordar los retos y el futuro de la política de unidad popular.

Además de Díaz, Garzón y Belarra, también estará la ministra de Igualdad, Irene Montero, que encabezará un acto sobre el movimiento feminista junto a la directora del Instituto de la Mujer, Toni Morillas.

En otro acto, y también junto al secretario general del PCE, Enrique Santiago, participará el ex vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias. Será el primer acto público del que fuera líder de Unidas Podemos hasta su dimisión en el mes de mayo pasado. Reflexionarán sobre los límites entre gobierno y poder y junto a ellos, intervendrá la que fuera consejera de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía durante el pacto de gobierno entre IU y el PSOE, de 2012 a 2015, Elena Cortés. La también dirigente del Partido Comunista de Andalucía fue la impulsora del decreto-ley de función social de la vivienda, que permitía la expropiación temporal del uso ante desahucios cuando una familia se encontrara en situación de vulnerabilidad y que fue tumbado por el Tribunal Constitucional.

El PCE reúne así a un importante elenco de personalidades de la política española, entre otros muchos nombres propios de la música, las artes, la política, el periodismo y el pensamiento. Con todos ellos el PCE conmemora su fundación hace ahora cien años y que, tras 40 años en la clandestinidad y otros 40 de lucha democrática, el PCE hoy es un actor fundamental en la política del país.

De otro lado, el partido desplegará un protocolo anticovid que permita el desarrollo de su fiesta con normalidad. Habrá un aforo más reducido que en otras ocasiones, obligación de uso de mascarilla en todo momento y delimitación de espacios que garanticen la distancia de seguridad.

WEB FIESTA DEL PCE: https://fiesta.pce.es/2021/

lunes, 20 de septiembre de 2021

FALLECE EL DRAMATURGO COMUNISTA ALFONSO SASTRE

 Cena en La Habana, en casa del ministro de cultura con Fidel Castro, Mario Benedetti, Eva Forest y otros escritores

Alfonso Sastre, último bastión ideológico del teatro español del siglo XX

El diez de octubre de 1950 Alfonso Sastre, con 24 años, publicó el Manifiesto del TAS (Teatro de Agitación Social) junto con José María Quinto. Manifiesto que comenzaba diciendo: "Concebimos el teatro como un 'arte social', en dos sentidos. a) Porque el Teatro no se puede reducir a la contemplación estética de una minoría refinada. El Teatro lleva en su sangre la existencia de una gran proyección social. b) Porque esta proyección social del Teatro no puede ser ya meramente artística".

Comenzaba así un nuevo teatro que reclamaba su vinculación con el simbolismo y la experimentación de las vanguardias de principios de siglo y renegaba del teatro burgués y acomodaticio del franquismo. Un teatro de tintes simbolistas que pronto se volvería más realista, más político, más radical. Comenzaba así una de las carreras teatrales más relevantes del siglo pasado.

Los comienzos en los años cincuenta de Alfonso Sastre no fueron fáciles. Sus obras sufren una y otra vez la censura del franquismo. El estreno en 1953 de Escuadra hacia la muerte del Teatro Popular Universitario dirigido por Gustavo Pérez Puig fue un considerable éxito. Pero a la tercera representación la obra fue censurada, el teatro cerrado. Esta obra, una de las grandes del autor, sería representada numerosas veces en democracia.

Al año siguiente, en 1954, sus obras Prólogo patético y El pan de todos (que estrenaría tres años más tarde, en 1956, en el Teatro Windsor de Barcelona) también fueron censuradas. Duros años de franquismo que con el "aperturismo" de los sesenta apenas fueron dejando resquicios para poder estrenar. El arranque en el Windsor sería fundamental para el teatro de Sastre, la obra estaba dirigida por un joven director, Adolfo Marsillach. Director que conseguiría estrenar en el Teatro Lara de Madrid su obra La cornada en 1960 y abrir así el espacio de posibilidades capitalinas al autor. Al año siguiente, en el desaparecido Teatro de Recoletos de Madrid, estrenó bajo dirección de Juan Antonio Bardem la obra En la red. Su ideologización en esta época va fraguándose, ya en 1963 Sastre ingresaría en el Partido Comunista de España. Fueron los tiempos de enconadas polémicas con Buero Vallejo en las que mientras este defendía un teatro "posibilista" que pudiese entender el público y salvase el escollo de la censura, Sastre optaba por un arte escénico que rompiera con el franquismo, un teatro tanto artística como políticamente mucho más radical.

En el año 65, el grupo independiente Bululú de Antonio Malonda estrena una de sus grandes obras, Guillermo Tell tiene los ojos tristes. Esta relación con el teatro independiente sería vital para la obra de Sastre. Esta no será solo autoral: en 1968 Marsillach tendría uno de sus grandes éxitos con la adaptación que hizo Sastre de Marat Sade de Peter Weiss, demostrando así también el olfato y sabiduría de Sastre para representar el teatro épico europeo. Ya en 1977, después de que su mujer Eva Forest fuera detenida por haber colaborado en el atentado de la calle del Correo de ETA, y él mismo fuera detenido y encarcelado durante ocho meses, Juan Margallo, con su compañía El Búho, estrena La sangre y la ceniza, Miguel Servet, obra con la que giraron por toda Latinoamérica.

Ensayando le pilla a Juan Margallo, histórico actor y director de teatro, la noticia de la muerte de Sastre. Margallo, uno de los grandes artífices del teatro independiente español de los años setenta, pues estrena este sábado 18 de septiembre en la Sala Mirador de Madrid Hasta que el alzheimer me devore (basada en su libro Vivir del aire). Después de un exabrupto y una maldición al enterarse de la noticia, Margallo comenta a este diario: "No es broma, justo ahora me estaba acordando de Alfonso, la obra que estreno mañana son un poco mis memorias y ¡claro! hablo de él", explica este director extremeño que, al conocer la noticia, decidió que la primera función de su nuevo montaje estaría dedicada a Sastre. "Él fue el precursor y el antecedente del teatro independiente en España, antes que nosotros ya había montado con el teatro universitario o creado una cooperativa teatral en frente al Café Gijón. El teatro independiente era un teatro basado en tres presupuestos: su estructura era la cooperativa, debía ser independiente del poder y su teatro debía ser social. Sus textos eran perfectos para nuestro teatro", afirma Margallo. "En el año 77 montamos La sangre y la ceniza con un equipo maravilloso, Petra Martínez, Santiago Ramos, Gerardo Vera… y en el estreno en Barcelona, en La Villaroel, nos pusieron una bomba, una bomba que además explotó justo junto a los camerinos, yo había pasado por ahí dos minutos antes. De todos modos, hicimos la función", recuerda Margallo que dos años más tarde, en 1979, ya con la compañía El Gallo Vallecano, estrenó otra obra de Sastre: Ahola no es de leil.

Fueron estos años en los que Sastre se distancia del eurocomunismo del PCE de Santiago Carrillo, partido que abandona. Poco a poco, va afianzándose en posiciones del nacionalismo vasco abertzale. "En los ochenta presenté su obra El camarada oscuro al Centro Dramático Nacional, una obra dura sobre la izquierda comunista de este país, lógicamente la rechazaron", comenta Margallo señalando una deriva del teatro español para con la producción de Sastre: cada vez se le estrena menos, cada vez es más apartado. "La profesión teatral lo arrinconó, no valía para la democracia…", recuerda amargamente Guillermo Heras, Presidente de la Asociación de Directores de Teatros que también ha recordado cómo sus dos primeras incursiones como actor en un teatro amateur de barrio fueron con obras de Alfonso Sastre.

"Es una pena, seguramente mucha gente hoy no sepa quién es Alfonso Sastre porque vivimos en un país que quema su propia memoria. Dramaturgos como él o Francisco Nieva en cualquier otro país de Europa serían puro repertorio y estaríamos viendo montajes actuales sobre sus obras, montajes vivos y polémicos. Si es que hoy en día ya no hay ni debates como el de Buero y Sastre sobre el posibilismo, hoy solo existe el santo mercado", razona. "Ahora mucha pena, mucho lloro, pero quería hacer un llamamiento desde aquí para que los escenarios públicos y también privados se atrevan a levantar montajes de una de las dramaturgias más importantes de nuestro país, una dramaturgia complicada pero con mucha fuerza que hoy en día, con las nuevas posibilidades de la escena y con los nuevos lenguajes híbridos, podría renovarse, volver a estar viva y enseñarnos", razona Heras, director español también partícipe del teatro independiente desde Tábano, compañía en la que se relacionó estrechamente con Sastre.

Ante la pregunta sobre si Alfonso Sastre ha sido bien montado en España, Heras duda, manifiesta no haber visto los montajes de los años 50 y 60, pero afirma: "Creo que con Juan Margallo se entendía de maravilla, aquellos montajes estuvieron muy bien. Y ya en los noventa, en el 94, una compañía vasca, Eolo Teatro, hizo un muy interesante montaje sobre su obra ¿Dónde estás, Ulaume, dónde estás?".

Ya en su exilio guipuzcoano, Sastre siguió escribiendo obras de teatro y ensayo. "Lo que me parece más importante de Alfonso Sastre es su capacidad de transversalidad, es uno de los grandes teóricos del teatro, muy buen poeta y gran dramaturgo. Además, impulsó una editorial como Hiru que ahora que estoy mirando mi biblioteca veo que está llena de sus libros", afirma Heras sobre esta editorial vasca que introdujo en España los textos de Heiner Müller, Pier Paolo Pasolini, Georg Büchner, Thomas Bernhard o Peter Weiss.

"Acabo de recibir la noticia", afirma, visiblemente afectado, Ignacio Amestoy, conocido dramaturgo vizcaíno, "en los últimos años tuve relación estrecha con Alfonso, nos veíamos en el País Vasco y hablábamos de la situación del País Vasco, reflexionando sobre lo que ha pasado en los dos últimos decenios. En su último tramo se aisló, fue una pena pues era un hombre que tenía mucho que decir, en un momento de confusión como este Alfonso era la claridad. Además de un gran autor de teatro, fue el gran resistente en el teatro en España durante el franquismo, hemos perdido un hombre que una gran capacidad de análisis y reflexión". Margallo, a su vez, coincide: "Sus libros Drama y sociedad o Anatomía del realismo para mí son fundamentales. Es el gran teórico del teatro del siglo XX junto a Pepe Monleón. Pero realmente lo que más destacaría de él es su mantenimiento, la firmeza de su posición durante toda la vida tratando siempre de estar con el pueblo y la Revolución". 

Fuente: eldiario.es

domingo, 19 de septiembre de 2021

"LAS SIRGUERAS", ESCULTURA DE DORA SALAZAR QUE REIVINDICA EL TRABAJO DE LAS MUJERES


Las sirgueras
Dora Salazar
Escultura de cuatro figuras de más de 2 m de altura
2021
Paseo de Urbitarte de Bilbao

Como símbolo del trabajo duro, fuerte, sufrido, constante, y la mayoría de las veces poco o nada valorado, el grupo escultórico Las sirgueras de la artista navarra Dora Salazar reivindica, junto a la Ría de Bilbao, el reconocimiento de la importancia de la labor de las mujeres y de la necesidad de "continuar caminando hacia una igualdad aún no conseguida", según explican desde la Diputación de Bizkaia.

La institución foral ha impulsado y financiado este homenaje a la figura de las mujeres que remolcaban embarcaciones por la Ría de Bilbao "con la única ayuda de una sirga y su propia fuerza física". Las esculturas, compuestas por cuatro mujeres que tiran de una sirga, lucen en el Paseo de Uribitarte de la capital vizcaína.

El grupo escultórico fue inaugurado en abril de 2021.

Fuente: Noticias de Navarra

sábado, 18 de septiembre de 2021

DOCUMENTAL CUBANO "HOY LIBERÉ UNA MARIPOSA"

Título: Hoy liberé una mariposa
Realizadores: Rodolfo Romero Reyes y Pedro Enrique Moya
Año:2012
Duración: 27 minutos
País: Cuba
Sinopsis: No es un documental sobre el Che y los guerrilleros cubanos que cayeron en Bolivia. Se trata del testimonio de hijos e hijas que crecieron sin sus padres: hombres inmensos que hicieron lo que debían hacer en cumplimiento de un sueño revolucionario.

El audiovisual, estrenado en Cuba en junio de 2013 en el espacio de la Mesa Redonda, es una producción del Centro de Estudios Che Guevara que recoge el testimonio de hijas e hijos de los guerrilleros cubanos que cayeron junto al Che en Bolivia.

En palabras del periodista Raúl Medina, "resulta un documental sencillo --que no superficial-- y con él sus guionistas y directores hallaron otra manera de mirar a las luchas revolucionarias del siglo XX latinoamericano, concretamente la odisea trunca del Che. El lente aquí se enfoca en otra dirección: hacia el dorso de la historia oficial, hacia los hijos que dejaron él y muchos de los integrantes del destacamento que le acompañó en Bolivia. Por eso lo que todos conocemos, los preparativos preliminares, el despliegue sobre el terreno de combate y el desenlace de la misión, ocupan más o menos un cuarto de la película, resuelto con fotos y secuencias puntuales (incluidos documentos de extraordinario valor, como la grabación inédita de Tania la Guerrillera y José Martínez Tamayo)".

Fuente: Cubainformación

VER DOCUMENTAL:

viernes, 17 de septiembre de 2021

EXPOSICIÓN ANTOLÓGICA EN SEVILLA DE CRISTÓBAL AGUILAR, FUNDADOR DEL GRUPO "ESTAMPA POPULAR"

Cristóbal Aguilar: del grabado social a la poética del paisaje en una gran antológica en Sevilla

Hasta el 31 de octubre en la Casa de la Provincia de Sevilla

El nombre del artista sevillano Cristóbal Aguilar (1939-2019) es imprescindible para hablar del grupo sevillano de Estampa Popular, un grupo de creadores que desde varias ciudades españolas facturaron un arte en clara oposición al régimen dictatorial de Francisco Franco en los años 60 del pasado siglo.

En Sevilla, el grupo lo fundaron el mencionado artista sevillano, Paco Cuadrado y Paco Cortijo, todos vinculados al PCE, quienes realizaron obras figurativas con un estilo directo y popular, de ahí el uso de la técnica más asequible del grabado frente a la pintura, con intención de llegar a todas las clases en sus representaciones de la injusticia social, donde tenía un peso determinante una mirada crítica a la condición del jornalero en el campo andaluz.

La obra de Cristóbal Aguilar, sin embargo, va más allá, pues además del grabado, donde se mostró como el de mayor aliento poético del grupo sevillano, cultivó el paisaje, tema al que dedicó buena parte de su producción artística en óleo y acuarela, que aborda con un particular lirismo que alterna con aproximaciones arquitectónicas al urbanismo, especialmente, de Ronda, la ciudad en la que se estableció desde mediados de los años sesenta a finales de los setenta. A Ronda, que lo nombró Hijo Adoptivo, volvería en 2000 tras su jubilación como profesor de instituto.

Estas dos facetas, la de grabador social y pintor paisajista, pueden disfrutarse en 'Cristóbal. Exposición antológica', la amplia muestra que le dedica la Casa de la Provincia y que se ha inaugurado este jueves, con presencia del coordinador de esta institución de la Diputación de Sevilla, Miguel Ángel Melero, y el propio hijo del artista, Luis Aguilar.

Este último ha sido el encargado de seleccionar los 55 grabados que junto a 64 óleos y acuarelas ofrecen una amplia visión sobre la trayectoria artística del artista sevillano, pues las obras incluidas están datadas entre 1959 y 2019, poco antes de su fallecimiento a consecuencia de una enfermedad. Como señaló en la presentación el poeta y amigo del arista Aurelio Alvea, «pintar era como respirar para Cristóbal Aguilar», quien concebía el arte, añadió, «cuanto más poético más verdadero».

La obra de este sevillano se encuentra en prestigiosas colecciones públicas, como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, el Museo de Arte Moderno de Barcelona y el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, entre otros.

Así, la exposición, que permanecerá abierta en la Casa de la Provincia hasta el próximo 31 de octubre, presenta una buena selección de grabados de Estampa Popular, algunos tan representativos de su obra como 'Campesino' y 'Conversación', de 1961, o el estupendo y apaisado 'La fábrica' del año siguiente.

En los grabados también hay referencias a las peticiones de amnistía que marcaron el final del franquismo y el inicio de la Transición, motivos populares como la taberna o sociales como la emigración, así como citas a escritores que estaban en el imaginario de la izquierda de aquellos años, como Antonio Machado, Federico García Lorca o Miguel Hernández.

Las salas de pintura se abren en cambio con un portentoso autorretrato fechado en 1955, tras el que se encuentra una estupenda serie de paisajes de Sevilla fechados a mediados de los años ochenta, que muestran una vista de Triana desde Chapina o de una aún no urbanizada Barqueta. Pero es Ronda la gran protagonista de los paisajes de Cristóbal Aguilar, que como señala su hijo «nunca abandonó el grabado», hasta el punto de que todas las navidades regalaba uno creado ex profeso a sus amigos.

«Su vocación más social se expresa en el grabado, mientras que su vertiente más lírica y poética, que también le distinguía en aquel formato, la desarrolló en sus óleos y acuarelas en torno al paisaje», explica su hijo, quien destaca, además, estaba fascinado por la luz en sus cuadros. Por ello, relata, era habitual verlo al amanecer en las calles de Ronda buscando precisamente esa primera luz.

Cristóbal Aguilar estuvo, además, muy vinculado al ecosistema cultural sevillano. En Estampa Popular, recuerda su hijo, eran habituales las colaboraciones con poetas, pues las carpetas de grabados solían incluir obras creadas para la ocasión por José Agustín Goytisolo, José Hierro o el propio Aurelio Alvea.

Además, este pintor siempre reconoció como maestros a Miguel Pérez Aguilera y Jesús Fernández Barrio, y fue amigo de artistas sevillanos como, entre otros, Teresa Duclós, José Luis Mauri y Carmen Laffón.

Fuente:ABC

Casa del Tajo. Ronda. Acuarela

Amnistía

Campesino. Xilografía 1960

III Festival Cante Grande. Diego del Gastor. Litografía. 1971

Che Guevara en su lecho de muerte. Xilografía 1967

Conversación. Xilografía 1960

La espera
Miguel Hernández. Xilografía. 1963. 

jueves, 16 de septiembre de 2021

FOTOS DE LA RETIRADA SOVIÉTICA DE AFGANISTÁN EN 1989

 La retirada final y completa de las fuerzas combatientes soviéticas de Afganistán comenzó el 15 de mayo de 1988 y terminó el 15 de febrero de 1989 bajo el liderazgo del coronel general Boris Gromov. La planificación para la retirada de la Unión Soviética (URSS) de la guerra de Afganistán comenzó poco después de que Mikhail Gorbachev se convirtiera en Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética. Bajo el liderazgo de Gorbachov, la Unión Soviética intentó consolidar el poder del PDPA en el país, primero en un esfuerzo genuino por estabilizar el país, y luego como una medida para salvar las apariencias mientras retiraba las tropas. Durante este período, las organizaciones militares y de inteligencia de la URSS trabajaron con el gobierno de Mohammad Najibullah para mejorar las relaciones entre el gobierno de Kabul y los líderes de las facciones rebeldes.

Fuente: Mendoza Antigua

lunes, 13 de septiembre de 2021

"EL IMPERIALISMO NORTEAMERICANO ES UN TIGRE DE PAPEL", DE MAO ZEDONG, EN EL 45 ANIVERSARIO DE SU MUERTE

 

EL IMPERIALISMO NORTEAMERICANO ES
  UN TIGRE DE PAPEL (*)

14 de julio de 1956

    Los Estados Unidos esgrimen por doquier la divisa de la lucha contra el comunismo con el objeto de agredir a otros países.

    Los Estados Unidos han contraído deudas por todas partes. Se han endeudado con los países de América Latina, de Asia y áfrica, así como de Europa y Oceanía. Todos los países del mundo, incluida Inglaterra, sienten aversión a los Estados Unidos. A las grandes masas populares no les gustan los Estados Unidos. El Japón tampoco los quiere, porque sufre su opresión. Ninguno de los países de Oriente ha quedado a salvo de la agresión norteamericana. Los Estados Unidos han invadido la provincia china de Taiwán. Japón, Corea, Filipinas, Viet Nam y Pakistán son todos víctimas de su agresión, y eso que algunos de ellos son sus aliados. Los pueblos están descontentos, y lo están también las autoridades de algunos países.

    Todas las naciones oprimidas quieren la independencia.

    Todo está sujeto a cambio. Las grandes fuerzas decadentes tendrán que ceder el lugar a las pequeñas fuerzas nacientes. Las fuerzas pequeñas se transformarán en grandes, porque la gran mayoría de la gente exige el cambio. La fuerza del imperialismo norteamericano, que es grande, pasará a ser pequeña, debido a que el pueblo norteamericano también está descontento con el gobierno de su país.

    A lo largo de mi vida, yo mismo he vivido cambios de ese tipo. Algunos de los aquí presentes nacieron bajo la dinastía Ching y otros en tiempos de la República de China.

    La dinastía Ching fue derrocada hace mucho. ¿Quiénes la derrocaron? El partido dirigido por el Dr. Sun Yat-sen y el pueblo. Como Sun Yat-sen disponía de una fuerza muy pequeña, los dignatarios de la dinastía Ching lo miraban por encima del hombro. Fracasó en numerosos levantamientos, pero a la postre logró echar abajo la dinastía Ching. Lo grande no tiene nada de temible. Será derribado por lo pequeño. Y lo pequeño se hará grande. Luego de derrocar la dinastía Ching, el Dr. Sun Yat-sen fracasó. Esto se debió a que no satisfizo las demandas del pueblo, tales como la reivindicación de la tierra y la exigencia de luchar contra el imperialismo. Tampoco comprendió la necesidad de reprimir a los contrarrevolucionarios, quienes andaban sueltos por todas partes. Fue derrotado a manos de Yuan Shi-kai, cabecilla de los caudillos militares del Norte. La fuerza de Yuan Shi-kai era mayor que la de Sun Yat-sen. Pero también aquí rigió esta ley: Fuerzas pequeñas pero vinculadas con el pueblo se hacen poderosas, mientras que fuerzas grandes que se oponen al pueblo se hacen débiles. Posteriormente, los revolucionarios demócratas burguesas encabezados por Sun Yat-sen, en colaboración con nosotros, los comunistas, echaron por tierra el régimen de los caudillos militares dejado por Yuan Shi-kai.

    La dominación de Chiang Kai-shek en China, reconocida por los gobiernos de todos los países del mundo, perduró veintidós años, representando la mayor fuerza del país. Nuestra fuerza era pequeña; aunque, en un tiempo, nuestro Partido llegó a tener unos cincuenta mil militantes, sólo le quedaron unos miles luego de la represión contrarrevolucionaria. El enemigo hacía estragos por todas partes. Pero también esta vez rigió la misma ley: Los poderosos fracasaron, pues se hallaban separados del pueblo, en tanto que los débiles salieron victoriosos, porque estaban vinculados con el pueblo y trabajaban por él. Este fue efectivamente el desenlace.

    En los tiempos de nuestra guerra contra el Japón, éste era muy poderoso, las tropas kuomintanistas se encontraban arrinconadas en regiones apartadas, y las fuerzas armadas dirigidas por el Partido Comunista sólo podían hacer la guerra de guerrillas en las zonas rurales detrás de las líneas enemigas. El Japón ocupó grandes ciudades como Pekín, Tientsín, Shanghai, Nankín, Wuján y Cantón. Sin embargo, igualmente en virtud de esta ley, el militarismo japonés, así como la Alemania hitleriana, se vino abajo al cabo de unos pocos años.

    Nosotros pasamos por numerosas dificultades: Fuimos expulsados del Sur y obligados a ir al Norte, y el número de nuestros efectivos se redujo de varios centenares de miles a unas decenas de miles. Al final de la Gran Marcha de veinticinco mil li, sólo nos quedaban veinticinco mil hombres.

    En la historia de nuestro Partido ha habido numerosos errores de línea, tanto de "izquierda" como de derecha. Los más graves fueron la desviación derechista de Chen Tu-siu y la "izquierdista" de Wang Ming. Se registraron, además, los casos de desviación derechista de Chang Kuo-tao, Kao Kang y otros.

    Cometer errores tiene su lado positivo, pues de ello se pueden extraer enseñanzas para el pueblo y para el Partido. Hemos tenido muchos maestros por lo negativo, como Japón, Estados Unidos, Chiang Kai-shek, Chen Tu-siu, Li Li-san, Wang Ming, Chang Kuo-tao y Kao Kang. Nos costó un precio muy alto aprender de estos maestros. En el pasado, Inglaterra desencadenó muchas guerras contra nosotros. A Inglaterra, Estados Unidos, Japón, Francia, Alemania, Italia, Rusia zarista y Holanda les gustaba mucho esta tierra nuestra. Ellos han sido nuestros maestros por lo negativo, y nosotros, sus alumnos.

    A través de la lucha contra el Japón en la Guerra de Resistencia, nuestro ejército creció hasta tener novecientos mil efectivos. Después vino la Guerra de Liberación. Nuestro armamento era inferior al del Kuomintang, y éste contaba entonces con un ejército de cuatro millones de efectivos; pero, en el curso de los tres años de guerra, le aniquilamos en total ocho millones. El Kuomintang, sustentado por el imperialismo norteamericano, no pudo derrotarnos. Los poderosos no pueden ganar, mientras que los débiles siempre logran la victoria.

    En la actualidad, el imperialismo norteamericano exhibe una gran fuerza, pero en realidad no la tiene. Políticamente es muy débil, porque está divorciado de las grandes masas populares y no agrada a nadie; tampoco agrada al pueblo norteamericano. Aparentemente es muy poderoso, pero en realidad no tiene nada de temible: Es un tigre de papel. Mirado por fuera parece un tigre, pero está hecho de papel y no aguanta un golpe de viento y lluvia. Pienso que Estados Unidos no es más que un tigre de papel.

    Toda la historia, la milenaria historia de la sociedad de clases de la humanidad, ha confirmado este punto: Lo poderoso tiene que ceder su lugar a lo débil. Esto también es así en América.

    Sólo podrá haber paz cuando haya sido eliminado el imperialismo. Llegará el día en que el tigre de papel será destrozado. Pero no desaparecerá por sí mismo; para ello hace falta el golpe del viento y la lluvia. Cuando afirmamos que el imperialismo norteamericano es un tigre de papel, estamos hablando en términos estratégicos. Visto como un todo, debemos despreciarlo; pero, en cuanto a cada una de sus partes, debemos tomarlo muy en serio. El posee garras y dientes. Para acabar con él hemos de hacerlo por partes. Si, por ejemplo, tiene diez dientes y en el primer golpe le arrancamos uno, le quedarán nueve; le arrancamos otro más y le quedarán ocho. Cuando le hayamos quitado todos los dientes, le quedarán todavía las garras. Siempre que procedamos paso a paso y de modo concienzudo, conseguiremos finalmente el éxito.

    Desde el punto de vista estratégico, se debe despreciar por completo al imperialismo norteamericano, mientras que en lo táctico hay que tomarlo muy en serio. En la lucha contra él, es necesario prestar atención a cada batalla y a cada caso. Actualmente, Estados Unidos es un país poderoso; pero, examinándolo con una óptica amplia, en su conjunto y en perspectiva, se hallará que este tigre morirá sin remedio, porque es impopular, aplica una política que no complace a nadie, y oprime y explota a los pueblos. Vistas así las cosas, no tiene nada de terrible y podemos despreciarlo. Sin embargo, Estados Unidos todavía cuenta con cierta fuerza, produce anualmente más de cien millones de toneladas de acero y atropella a la gente por todas partes. Se hace por eso necesario proseguir la lucha contra él, empeñar grandes esfuerzos en ello y arrebatarle posición por posición. Esto requiere tiempo.

    Todo parece indicar que los países de América, Asia y áfrica tendrán que seguir peleando con Estados Unidos hasta el fin, hasta que el viento y la lluvia destruyan este tigre de papel.

    En interés de la lucha contra el imperialismo norteamericano, los latinoamericanos de ascendencia europea deben unirse con la población indígena en los países donde la haya. Se puede, me parece, diferenciar a los blancos, de ascendencia europea, en dos partes: los dominantes y los dominados. Así, los blancos oprimidos podrán fácilmente acercarse a los indígenas, pues su situación es la misma.

    Nuestros amigos latinoamericanos, asiáticos y africanos y nosotros estamos todos en la misma posición y realizamos el mismo trabajo haciendo algo en favor de los pueblos para disminuir la opresión que sobre éstos ejerce el imperialismo. Si hacemos bien ese trabajo, podremos liquidar de raíz la opresión imperialista. En este sentido somos camaradas.

 En la lucha contra la opresión imperialista, ustedes y nosotros tenemos idéntica naturaleza; lo único que nos diferencia es la ubicación geográfica, la nacionalidad y el idioma. En cambio, somos diferentes por naturaleza de los imperialistas, y el solo verlos nos produce malestar.

    ¿Para qué se necesita el imperialismo? No lo necesita el pueblo chino, no lo necesitan los demás pueblos del mundo. No hay necesidad de que exista el imperialismo. 

    * Parte de una conversación sostenida por el camarada Mao Tsetung con dos personalidades de América Latina. 

Fuente: Obras Escogidas de Mao Tsetung

EDICIONES EN LENGUAS EXTRANJERAS
PEKIN Primera edición 1977

Tomo V, págs. 334-38.

Digitalizado y preparado para el internet: Por el Movimiento Popular Perú de Alemania, 1993.

Esta edición: Marxists Internet Archive, mayo de 2001.

domingo, 12 de septiembre de 2021

"TRABAJADOR LECTOR", ESCULTURA DEL ARTISTA DE LA RDA WERNER STÖTZER

 
Trabajador lector
Werner Stötzer
 220 x 87 x 81 cm
Escultura de bronce
1958-1961
Biblioteca Estatal de Berlin

La escultura fue creada en relación con el relieve de un poema de Bertolt Brecht "Preguntas de un trabajador que lee". El Dr. Martin Hollender, responsable de políticas de la Biblioteca Estatal de Berlín, describe su creación y efecto de la siguiente manera (extracto):

“El entonces escultor autónomo de casi 30 años Werner Stötzer tomó la iniciativa. A sugerencia suya, recibió la [...] orden del Kulturfonds der DDR de crear una figura y un relieve para el Brunnenhof. Detrás del borde este del patio, Stötzer colocó la estatua de 2,20 metros de alto de un trabajador lector; y quien quisiera dar la vuelta al patio desde el oeste pasaría por un relieve en formato retrato, también de 2,20 metros de altura y 1,50 metros de ancho. El texto del poema de Bertolt Brecht "Preguntas de un trabajador que lee", compuesto en 1936 en el exilio danés, fue reproducido íntegramente y "adornado" con representaciones de los protagonistas de la historia mundial que se olvidan fácilmente: trabajadores de la construcción, soldados, víctimas, torturados y privados de sus derechos. víctimas y afligidos que fueron quemados como "carne de cañón", el subordinado sin nombre, que ningún libro de historia registró jamás. El 21 de octubre de 1961, ambas obras de arte fueron inauguradas en vísperas de las celebraciones del aniversario de la biblioteca fundada en 1661 ".


PREGUNTAS DE UN OBRERO QUE LEE

(Bertolt Brecht)

¿Quién construyó Tebas,
la de las Siete Puertas?
En los libros figuran
sólo los nombres de reyes.
¿Acaso arrastraron ellos
bloques de piedra?
Y Babilonia, mil veces destruida,
¿quién la volvió a levantar otras tantas?
Quienes edificaron la dorada Lima,
¿en qué casas vivían?
¿Adónde fueron la noche
en que se terminó La Gran Muralla, sus albañiles?
Llena está de arcos triunfales
Roma la grande. Sus césares
¿sobre quienes triunfaron?
Bizancio tantas veces cantada,
para sus habitantes
¿sólo tenía palacios?
Hasta la legendaria
Atlantida, la noche en que el mar se la tragó,
los que se ahogaban
pedían, bramando, ayuda a sus esclavos.
El joven Alejandro conquistó la India.
¿El sólo?
César venció a los galos.
¿No llevaba siquiera a un cocinero?
Felipe II lloró al saber su flota hundida.
¿No lloró más que él?
Federico de Prusia
ganó la guerra de los Treinta Años.
¿Quién ganó también?
Un triunfo en cada página.
¿Quién preparaba los festines?
Un gran hombre cada diez años.
¿Quién pagaba los gastos?
A tantas historias,
tantas preguntas.  

sábado, 11 de septiembre de 2021

"PAISAJES DE RESISTENCIA", DOCUMENTAL "PARTISANO" DE MARTA POPIVODA

Título: Paisajes de resistencia

Realización: Marta Popivoda

País: Francia

Año: 2020

Duración; 93 minutos

Sinopsis: Sonja, una de las primeras mujeres partisanas de Serbia, lideró la resistencia en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. El relato de esta luchadora de 97 años inspira a toda una nueva generación antifascista.

Los documentales han demostrado recientemente su poder cinematográfico y su capacidad para desarrollarse formalmente y adaptarse más allá de las normas establecidas. La última edición del Festival Internacional de Cine de Rotterdam presentó una serie de documentos convincentes, incluidos los recuerdos de viaje ensayísticos de Marta Popivoda, Paisajes de Resistencia, que indaga historia, recuerdos y lugares.

Popivoda y su pareja Ana Vujanović, una extraña pareja y activistas de izquierda de Belgrado que se trasladaron a Berlín, han guardado recuerdos de la abuela de Vujanović, Sofija Sonja Vujanović, durante 10 años. Sonja Vujanović, una mujer de 97 años en la película, fue una de las primeras mujeres partisanas en Yugoslavia. Cuenta su pasado en una narrativa vívida y recuerda cómo se unió a organizaciones comunistas y antifascistas a fines de la década de 1930 y cómo se convirtió en una luchadora partidista en la Serbia ocupada por los alemanes.

Paisajes de Resistencia encuadra a Sonja Vujanović como tema principal. Popivoda muestra la existencia tranquila y sin complicaciones de la no agente en un pequeño apartamento en Belgrado que comparte con su esposo y un gato. La mayoría de las conversaciones de Vujanović son voces en off, y Popivoda evita la convención de los jefes que hablan. No es un diálogo que tiene lugar, Vujanović sigue siendo el canal principal de su propia historia de vida. Además de los videos caseros, las fotos personales de Vujanović muestran su educación y los tiempos en los que vivió.

Su existencia doméstica pronto se ve interrumpida por los turbulentos acontecimientos que presenció de primera mano como luchadora antifascista. Vujanović ofrece una narración en primera persona sobre eventos importantes del siglo XX, una perspectiva poco común de un individuo que no se ve atenuada por la vista de pájaro de la historia.

Al mismo tiempo, su «informe de testigos» ofrece una fuerte comparación con una forma de vida aséptica y relativamente cómoda completamente diferente en el siglo XXI. Lo que es más importante es la tesis subyacente de que la historia se repite al señalar las circunstancias y patrones que llevaron al surgimiento de atrocidades fascistas y nacionalsocialistas.

Y Popivoda y Vujanović aparecen en la documentación como un contrapunto al pasado, ya que ofrecen la perspectiva en primera persona del tiempo actual. Patrones y circunstancias similares que describe Sonja Vujanović surgen hoy, aunque de una forma ligeramente diferente, pero no menos misteriosa.

Mientras Paisajes de Resistencia no es un documental basado en diálogos en términos de mover encuestados y entrevistadores de un lado a otro. Se convierte en un diálogo intergeneracional en el que los acontecimientos del pasado se yuxtaponen con el tormentoso clima sociopolítico actual y las tensiones sociales que crecen rápidamente en todo el mundo.

La película de Popivoda ofrece varios niveles definidos por sus propósitos. Paisajes de Resistencia cumple el deber de preservar el relato de Vujanović, una historia viva preservada por testigos sobrevivientes. Actualmente, varios países están utilizando iniciativas oficiales para recopilar y preservar testimonios de personas que lograron sobrevivir a los eventos de la Segunda Guerra Mundial y la persecución de los regímenes totalitarios y dictatoriales con el fin de recolectar y preservar recuerdos. Las organizaciones creen que los testigos de hechos históricos deben poder contar sus historias de manera detallada y completa. Este es también el credo de la película de Popivoda.

Además, es una celebración del valor de Vujanović frente a eventos violentos y su servicio activo pionero para sofocar la opresión fascista. El aspecto de las memorias cinematográficas hace que la película sea un monumento cinematográfico a Sonja Vujanović, porque hizo cosas inimaginables para las mujeres en ese entonces y su trabajo pionero también se enfatiza desde un punto de vista específico de género.

En este sentido, Paisajes de Resistencia contiene una historia de vida emancipadora que rompe las convenciones de las mujeres como el sexo «suave». Vujanović participó activamente en la resistencia y, lo que es más importante, dirigió una unidad de combate cuando trató de escapar del infame campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, donde estuvo retenida y esperando la muerte.

El episodio de Auschwitz se vuelve aún más intenso cuando Popivoda visita las ruinas del campo nuevamente y deja que Vujanović revele los eventos con detalles impactantes. El resto de barracones, chimeneas y vallas son una reliquia del tiempo y un recuerdo indiscutible que Vujanović sitúa en un contexto histórico y detalles que vivió en su piel.

Además del híbrido ensayo-memoria Paisajes de Resistencia muestra las percepciones y observaciones personales de la nieta de Popivoda y Vujanović sobre la ideología de derecha latente y siempre nueva que refleja eventos pasados. Popivoda va más allá y llama a la película un manifiesto cinematográfico antifascista.

El año pasado salió una multitud de documentales, muchos de los cuales fueron filmados como relatos en primera persona durante una crisis migratoria o marchas antifascistas durante la última década. Estos documentales transmiten el mensaje explícito y demuestran que el fascismo está aumentando nuevamente, aunque ahora apenas se disfraza de nacionalismo bien intencionado. Como los cocreadores de la película repiten este punto, lo hacen en relación con la historia de su propia vida y el destino que los obligó a dejar Belgrado y buscar refugio en Berlín.

Otro aspecto crucial de la película es el pseudo-diario de viaje, una especie de evento en el que Popivoda revisita los lugares o locaciones de los encuentros y triunfos de Vujanović para adaptarlos a su narrativa. Aunque tranquilos y serenos, estos lugares comparten un pasado violento y empapado de sangre.

El enfoque de Popivoda sigue siendo contemplativo; representa la topografía de la historia tal como fue retomada a través de la resistencia contra el fascismo y el nacionalsocialismo. Paisajes de Resistencia es un diario de viaje que registra los lugares de la memoria en el espacio predominante, aunque, a diferencia del caso de Auschwitz-Birkenau, estos lugares no tienen necesariamente los vestigios obvios de la gran historia.

Sin embargo, los recuerdos de Vujanović devuelven un significado histórico cuando se revisa la historia personal junto con los espacios en los que originalmente se desarrolló. Paisajes de Resistencia es la topografía de la opresión, la resistencia y la historia común.

Paisajes de Resistencia lleva una historia de vida inspiradora y al mismo tiempo conserva un testimonio valioso de la historia vívida y vivida. Sofija Sonja Vujanović murió antes del estreno de la película, pero su legado seguirá vivo. Paisajes de Resistencia crea un extraño paralelo entre el pasado y el presente y, al mismo tiempo, desencadena una advertencia de un fascismo creciente.

Fuente: Series maniacos

VER DOCUMENTAL CON SUBTÍTULOS EN CASTELLANO:

viernes, 10 de septiembre de 2021

MUSEO DE LA SOLIDARIDAD SALVADOR ALLENDE

El Museo de la Solidaridad Salvador Allende (MSSA) es un museo de arte moderno y contemporáneo con una de las colecciones más importantes de América Latina: su acervo cuenta con más de 2.800 obras, cifra que se incrementa gracias a las nuevas donaciones de artistas contemporáneos de significación histórica.

Sus inicios se remontan a principios de 1971 en Santiago de Chile, cuando surge la idea de promover en los círculos artísticos de América y Europa la donación de obras de arte que permitieran al gobierno de la Unidad Popular crear un museo para el pueblo de Chile. La convicción y apoyo del Presidente Salvador Allende fue clave, ya que al comprender la dimensión histórica de esta iniciativa, posibilitó las condiciones institucionales para desarrollar este ambicioso y utópico proyecto, que se mantiene vigente hasta la actualidad.

La historia de Chile y las tensiones ideológicas que ha enfrentado el mundo han cruzado las distintas etapas del museo, que desde su creación ha adoptado tres nombres:

Museo de la Solidaridad (1971-1973), período que está conformado por donaciones de artistas internacionales para el pueblo de Chile.

Museo Internacional de la Resistencia Salvador Allende (MIRSA, 1975 – 1990), que tuvo su origen tras el Golpe de Estado de 1973 cuando el proyecto se rearmó con las donaciones de artistas internacionales y chilenos en el exilio como un gesto de resistencia.

Museo de la Solidaridad Salvador Allende (MSSA, 1991 – actualidad), nombre adquirido con el retorno de la democracia en Chile y que se mantiene hasta hoy. En esta última etapa la dirección del museo ha sido asumida por: Carmen Waugh (1991-2005), José Balmes (2005-2010), Ernesto Ottone (2010-2011), y Claudia Zaldívar desde abril de 2011 hasta la fecha.

En la actualidad los tres fondos son patrimonio del Estado de Chile, y por medio del Ministerio de Bienes Nacionales, se entregan en concesión gratuita a la Fundación Arte y Solidaridad (FAS), entidad legal del Museo de la Solidaridad Salvador Allende. La FAS está en proceso de renovación de las concesiones de los fondos, proceso que ya se completó con ‘Solidaridad’, y que continuará con ‘Resistencia’ y con ‘MSSA’ hasta el 2005.

IR A LA WEB DEL MUSEOhttps://www.mssa.cl/

miércoles, 8 de septiembre de 2021

DOCUMENTAL "RECUERDOS DEL SITIO DE LENINGRADO", EN EL 80 ANIVERSARIO DE SU INICIO

El 8 de septiembre empezó el episodio más sangriento de la Segunda Guerra Mundial: el cerco a Leningrado (hoy San Petersburgo) por parte de la Alemania nazi.

En medio de la ofensiva germánica contra la Unión Soviética, Leningrado era un objetivo estratégico y simbólico clave. Además de una ciudad importante, era la cuna de la Revolución de Octubre. Con un avance rápido, las tropas alemanas abrumaron a las defensas soviéticas para llegar a las afueras de la ciudad, mientras sus aliados finlandeses atacaron del norte. Leningrado quedó totalmente aislada.

martes, 7 de septiembre de 2021

AKAL PUBLICA "¡NO PASARÁN! BIOGRAFÍA DE DOLORES IBÁRRURI, PASIONARIA", DE MARIO AMORÓS

¡No pasarán!

Biografía de Dolores Ibárruri, Pasionaria 

Auor: Mario Amorós
ISBN 978-84-460-5110-7
Fecha publicación; 06-09-2021
Páginas 608
Editorial Akal
PVP: 25 €

«Todo el país vibra de indignación ante esos desalmados que quieren, por el fuego y el terror, sumir a la España democrática y popular en un infierno de terror. Pero no pasarán…» Aquel legendario llamamiento por radio del 19 de julio de 1936 convirtió a Dolores Ibárruri, a la sazón diputada del Frente Popular por Asturias, en el símbolo universal de la resistencia republicana frente al fascismo. Nacida en el corazón de la cuenca minera vizcaína y militante del Partido Comunista de España desde su fundación –ahora hace justo un siglo–, es en el crisol y la tragedia de la guerra civil cuando se forja el mito de Pasionaria.

Tras la amarga derrota de 1939 conocerá un largo exilio de cuatro décadas, principalmente en la Unión Soviética. Asume la secretaría general del PCE en plena guerra mundial, en la que su hijo Rubén, oficial del Ejército Rojo, muere en la batalla de Stalingrado. Retornada a España en 1977, la imagen de Dolores Ibárruri del brazo de Rafael Alberti, en el Congreso de los Diputados, constituye una de las estampas más icónicas de la Transición. Fallecida en Madrid el 12 de noviembre de 1989 –apenas tres días después de la caída del Muro de Berlín–, su vida es un hilo rojo que atraviesa todo el siglo XX.

A partir de una documentación excepcional y en buena parte inédita (como es el caso del archivo personal de Dolores Ibárruri), Mario Amorós ha escrito un relato biográfico riguroso y sobre todo necesario de una de las grandes figuras del movimiento obrero y comunista internacional, de una personalidad esencial para comprender la historia de la España contemporánea.

Contenidos

Presentación. Pasionaria en la Historia 

1. «Vasca desde la raíz...» 

2. Una maternidad trágica 

3. En el Madrid de la II República 

4. Diputada del Frente Popular 

5. El crisol de la guerra 

6. El corazón de la resistencia 

7. Derrota y exilio 

8. En defensa de la Unión Soviética 

9. Las trincheras de la Guerra Fría 

10. La sombra de Stalin 

11. El desafío de la reconciliación nacional 

12. Entre lo viejo y lo nuevo 

13. El anhelo del regreso 

14. La reconquista de la democracia 

Agradecimientos

Fuentes primarias y bibliografía

Índice onomástico

Índice de siglas

lunes, 6 de septiembre de 2021

"MENSAJE DE HO CHI MINH A LOS ARTISTAS", EN EL 52 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DEL LÍDER COMUNISTA VIETNAMITA

 

Mensaje enviado a los artistas en ocasión de la Exposición de Pintura de 1951

Queridos artistas,

Habiendo sido informado de su exposición, lamento que, debido a mi carga de trabajo, no pueda visitarla. Les envío un muy fraternal saludo y aprovecho la oportunidad para someter a su consideración algunos de mis puntos de vista sobre las bellas artes.

El arte y la literatura pertenecen a un mismo frente, del cual ustedes son combatientes.

Como otros combatientes, ustedes, en el campo del arte, tienen sus propias responsabilidades: servir a la Resistencia, a la Patria y al pueblo, primera y principalmente a los obreros, a los campesinos y a los soldados.

Para cumplir con esta tarea, deben poseer una firme postura de clase y una sólida ideología; en resumen, deben poner los intereses de la Resistencia, de la Patria y de la gente por encima de todo.

En lo que respecta a su trabajo creativo, es necesario que entiendan, que entren en contacto y que profundicen en la vida de la gente. Solo así serán capaces de trasmitir el heroísmo y la determinación de nuestros soldados, de nuestro pueblo en su conjunto, y contribuir al desarrollo y fortalecimiento de estas cualidades. Nuestra resistencia ha tenido grandes avances, nuestros soldados y nuestra gente han dado grandes zancadas hacia adelante. También lo harán ustedes, en el campo del arte, por medio de la crítica y la autocrítica.

Algunos de ustedes puede que piensen: El Presidente Ho intenta convertir el arte en un asunto político.

Están en lo cierto. El arte y la literatura, como todas las otras actividades humanas, no pueden separarse de la política y la economía sino que deben incluirse en ellas.

El futuro de nuestro pueblo será glorioso, y el porvenir de nuestro arte será brillante. Les deseo buena salud, que progresen y tengan éxito en su trabajo.

Un saludo de amistad

con la determinación para vencer.

10 de Diciembre, 1951

Fuente: Utopix